Viernes 26 de abril 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 22 de enero 2019

Bolivia tiene motivaciones comerciales para exportarnos gas

Por: César Gutiérrez (*)
Bolivia tiene motivaciones comerciales para exportarnos gas
Foto: Difusion


César Gutiérrez, autor de estas líneas

En Bolivia se vive una situación muy particular en las operaciones de gas natural (GN). Por un lado, este año culmina el contrato de exportación a Brasil, que se tenía desde 1999, y ya es público que habrá un recorte de la demanda del orden del 50 %. De otro lado, las ventas hacia Argentina, con contrato hasta el 2026, se suspenderán al cierre del 2020, porque el país de La Plata ya dispondrá de abastecimiento suficiente.

El recorte de la demanda de los dos contratos es del orden de los mil millones de pies cúbicos por día, cantidad que supera casi en 25 % la demanda total del mercado peruano.

Por estas razones, la búsqueda de mercados por Bolivia es una necesidad imperiosa y el Perú es una oportunidad. Podría iniciarse con gas natural licuado (LNG) transportado en camiones mientras puedan ir estructurando una operación con transporte por ductos. Experiencia tienen, operan cerca 1,300 km de ductos en su territorio.

En los medios de comunicación, la crítica a la exportación de GN boliviano hacia el Perú se ha multiplicado. El mensaje viene desde dos ámbitos: desde la afectación al concesionario de distribución de las regiones de Arequipa, Moquegua y Tacna: la empresa Gas Natural Fenosa Perú SA, y desde el proceso en cartera de Proinversión para otorgar la concesión de distribución en las regiones de Ayacucho, Pucallpa, Junín, Apurímac, Huancavelica, Cusco y Puno.

En ambos casos, el suministro del energético -por lo menos en los próximos cinco años- tendrá que hacerse con gas natural licuado (LNG). Es allí donde la venta desde Bolivia toma relevancia y se constituye en una competencia a la producción de los lotes 88 y 57, donde los operadores se han sentido a sus anchas más de una década.

Para los comercializadores, que existen y son agresivos en la captura de mercado, representa una oportunidad para competir por los clientes industriales. Las condiciones en que se otorgó la concesión a los distribuidores existentes lo permiten.

Pero no solo eso. El hecho abre una ventana de posibilidades para nuevas alianzas en las concesiones de distribución y para poder disputar el proceso en Proinversión en un mercado dominado por dos grupos colombianos: la municipal Empresa Energía de Bogotá y la privada Promigás.

(*) Publicado en el diario Expreso (22/enero/2019)

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |