Lunes 27 de mayo 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Sábado 23 de febrero 2019

Río muy revuelto

Por: María del Pilar Tello
Río muy revuelto
Foto: Difusión

 

El acuerdo con Odebrecht funciona a pesar de sus muchos detractores. Ha generado un sismo de proporciones que se hará progresivamente más fuerte con más revelaciones. Y aunque las confesiones premiadas están limitadas a cuatro casos, en los que los brasileños han aceptado culpabilidad, las puertas están abiertas para abordar otros casos que ya están a la puerta.

La lucha contra el fujimorismo y contra la corrupción rindió frutos políticos a Martín Vizcarra pero su popularidad ha comenzado a decrecer. Su negación o su voluntad de ocultar relaciones empresariales y comerciales con Odebrecht le han mermado puntos. Sus posibles nexos con el Club de la Construcción han generado cuestionamientos que lo obligan a replantear estrategias y a dar respuestas políticas eficientes a fin de consolidar su liderazgo en riesgo.

La ciudadanía está cansada de confrontación y preocupada por los desastres naturales que obligan al gobierno a responder con acciones concretas. Como promesas fallidas esperan la reconstrucción del norte y la inseguridad ciudadana que se agrava.

Martín Vizcarra debe sostener su aprobación y desterrar la desconfianza que ha determinado la pérdida de ocho puntos en pocas semanas. Cumplirá dentro de un mes su primer año y las buenas voluntades reflejadas en buenas frases no bastan.

A lo que se agrega la situación de Peruanos por el Kambio, el partido que llevó a PPK, Martín Vizcarra y Mercedes Araoz al poder, sostenidos por una bancada legislativa con algunas personalidades. Hoy no hay armonía en la otrora plancha presidencial ni entre los parlamentarios que no pudieron mantener su unidad. El liderazgo se esfumó, se impusieron las ambiciones personales y los resentimientos por exclusiones, el desbande se ha producido. Una manzana de la discordia parece ser Mercedes Araoz y otra el propio Vizcarra que administra el poder que le tocó en suerte proyectándose para mantenerse en él sin solicitar ni aceptar apoyos de los iiiiiiinintegrantes del partido presuntamente oficialistaEl resultado es una presidencia sostenida solo por la aprobación popular, sin partido ni bancada y un Congreso fraccionado e ingobernable donde grupos parlamentarios insisten en el transfuguismo o en el cálculo político para rescatar proyectos personales que ya no pasan por la reelección. Según el Tribunal Constitucional las renuncias no están prohibidas y son aceptables por razones de conciencia que previsiblemente podrían aumentar por la contaminación multiforme del caso Lava Jato.

Este Febrero 2019 quema por el calor y por las muchas dudas, sospechas, preocupaciones y temores desde las sombras. Investigaciones y revelaciones llenan de incertidumbre el escenario. Continúa el protagonismo de la corrupción y proliferan las luchas defensivas y de poder. Se incrementan los desastres, no solo naturales, las altas temperaturas mandan, ponen en problemas a la democracia y de seguro dejarán a muchos fuera de juego.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |