Martes 17 de septiembre 2019   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Miércoles 13 de marzo 2019

Reino Unido a un paso del Brexit sin acuerdo

Los diputados del Reino Unido votaron una vez más contra el acuerdo del Brexit sometido a consideración por la primera ministra Theresa May (391 a 242 votos).
Reino Unido a un paso del Brexit sin acuerdo
Foto: www.semana.com

 

Por una diferencia de 149 votos, el día de ayer martes 12 de marzo, la Cámara de los Comunes rechazó una vez más el acuerdo del Brexit que la primera ministra Theresa May sometió a su consideración: 391 de los diputados votaron en contra y tan solo 242 votos a favor. Un resultado que, a decir verdad, no sorprendió a nadie. A nadie, puesto que horas antes de la trascendental votación, el ministro de Justicia, Geoffrey Cox, a cargo asimismo de la negociación con Bruselas, había emitido un informe de tres páginas en el que reconocía que “el riesgo legal de que el Reino Unido permanezca atrapado indefinidamente en la unión aduanera, a expensas de la voluntad de la UE, permanece igual, y el país no dispondría de medios legales reconocidos internacionalmente para salir de ella”. Los diputados, señalaba en su nota, tenían que tomar una “decisión de naturaleza política”.

De nada le valió a la primera ministra que un bloque de brexiters –anunció a lo largo de la jornada de ayer martes 12 de marzo que votarían a favor del compromiso, por imperfecto que fuera, dejando claro que la derrota de Theresa May no sería tan aplastante como la primera vez: 230 votos de diferencia. Liberales, Verdes y nacionalistas escoceses y galeses se mantuvieron firmes en su oposición al pacto, y el líder de la oposición laborista Jeremy Corbyn dio instrucciones a sus diputados de votar contra el plan.

Los diputados norirlandeses del El DUP y el bloque de euroescépticos encabezados por Jacob Rees-Mogg enseguida hicieron saber que no podían apoyar el modificado acuerdo de Retirada negociado por Theresa May. Desde su perspectiva es inaceptable que el Reino Unido no pueda abandonar la llamada “salvaguarda irlandesa”. Es decir la pertenencia a la unión aduanera con miras a evitar una frontera dura en el Ulster y el control de mercancías hasta el momento que se suscriba un acuerdo comercial o aparezcan tecnologías alternativas) de manera unilateral o en una fecha predeterminada. Ello de acuerdo a los opositores al Plan de Theresa May constituía una renuncia a la soberanía y una relación vertical con la Unión Europea.

“La alternativa –sostuvo la primera ministra Theresa May ante los diputados - es el peligro de que no haya al final Brexit, o que el 29 de marzo nos vayamos sin un acuerdo. En cualquiera de esos escenarios no cabría atribuir la responsabilidad a Bruselas, sería de este Parlamento. La decisión de irse o no irse de la Unión Europea no corresponde a esta Cámara ni a este Gobierno sino al pueblo británico, que ya la tomó hace tres años, a nosotros sólo nos compete implementarla, y anteponer la voluntad democrática a consideraciones de partido, facción o ambición personal, este es el momento y el lugar de que se cumpla el deseo del pueblo”.

El resultado coloca al Reino Unido ante el escenario de un futuro incierto, dada la precariedad de la situación política de la primera ministra, quien en la maratónica sesión de ayer martes 12 de marzo apenas podía expresarse en público como consecuencia de la ronquera que la afectaba. Los números señalan que en el seno de la Cámara de los Comunes la mayoría no se inclina por la salida desordenada, el camino optado por los brexiters más duros con miras a ganarle el pulso a la Unión Europea y lograr sustantivas concesiones por parte del bloque europeo.  No obstante, no debe descartarse el escenario en el que esta singular semana finalice con un triple rechazo al acuerdo de Theresa May, a la salida dando un portazo y al aplazamiento.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |