Banner Tuvivienda
Miércoles 23 de octubre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 01 de julio 2019

Hasta 40% aumentan las emergencias pediátricas por infecciones respiratorias agudas en otoño e invierno

Bajas temperaturas ocasionan rinofaringitis aguda, faringoamigdalitis, rinosinusitis e incluso neumonías.
Hasta 40% aumentan las emergencias pediátricas por infecciones respiratorias agudas en otoño e invierno
Foto: minsa.gob.pe

 

Las bajas temperaturas del otoño e invierno incrementan hasta en 40% las atenciones pediátricas por infecciones respiratorias agudas (IRAS) en las áreas de emergencia de los establecimientos de salud de Lima, pero las cifras son mayores en las zonas altoandinas donde se producen las heladas.

Así lo dio a conocer, Diego Mendoza Mendoza quien es pediatra del Hospital Nacional Arzobispo Loayza del Ministerio de Salud (Minsa), tras explicar que las IRAS afectan las vías respiratorias altas ocasionando rinofaringitis aguda (resfriado común), faringoamigdalitis y rinosinusitis. Cuando no son curadas a tiempo puede ocasionar neumonía bacteriana, la misma que si no es detectada o tratada rápidamente puede conllevar a la muerte.

El galeno alertó que tanto los niños y adultos mayores son los más vulnerables a padecer de infección respiratoria, especialmente, aquellos con malnutrición, los nacidos prematuramente, quienes no han sido vacunados, así como aquellos con bajo peso al nacer, los que viven en zonas húmedas o en ambientes donde se cocina con leña.

Para lograr que un menor de edad sea inmunocompetente, es decir, esté protegido de las infecciones respiratorias agudas, Mendoza Mendoza recomendó a la población en general seguir las siguientes recomendaciones:

Consumir bebidas calientes y brindar abrigo adecuado a los niños y adultos mayores.

Lavarse las manos periódicamente, en especial antes de preparar o ingerir los alimentos, después de ir al baño, al cambiar pañales y al estar en contacto con animales o personas con problemas de salud.

Garantizar la lactancia materna exclusiva, hasta los 6 meses de edad, dar a los hijos alimentos nutritivos ricos en hierro después de los seis meses de vida y continuar la lactancia hasta los dos años de edad.

Vacunar contra la Influenza, sarampión, rubeola y paperas (SRP) en niños menores de 5 años y contra el neumococo en adultos mayores.

Consumir alimentos ricos en hierro para evitar la anemia y evitar la exposición a los contaminantes del aire ambiental (humo de leña y kerosene dentro de los hogares) y ventilar la casa.

El galeno alertó que si un niño presenta tos intensa, dificultad para respirar y fiebre, debe ser llevado de inmediato al establecimiento médico más cercano. La atención será cubierta por el Seguro Integral de Salud (SIS) cuando el menor está afiliado.

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |