Sábado 17 de agosto 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 02 de julio 2019

Fraudes

Por: Dante Ramos de Rosas
Fraudes
Foto: Difusión


Dante Ramos de Rosas, autor de estas líneas

La independencia americana costó mucho dinero. Bolívar invirtió su patrimonio en ello pero al atravesar los páramos y llanos venecos ya no tenía ni un cobre. Al llegar a Santa Fe de Bogotá en Colombia estaban agotadas las arcas libertarias pero Colombia era libre.

Un tal Saldarriaga era el funcionario encargado del tesoro real de la Casa Real de la Moneda en Bogotá. Al principio casi lo matan pero luego Bolívar lo perdona y mantiene vivo. El General Santander , vicepresidente de la Gran Colombia, lo nombra de nuevo en su puesto y este le dice de donde proviene la recaudación y quien es quien en el espacio tributario. Salva la vida por tanta información en su poder.

Para financiar la campaña de liberación de Quito y Lima, Bolívar necesita mucho dinero. Envía sendas cartas a Santander pidiéndole envío de caballos, armas y soldados. Este demora demasiado. Mientras gana tiempo con una misión protocolar a Inglaterra que es un fiasco pues el enviado negocia mal y endeuda al país por más de 25 años. Santander no se entera por vía gubernamental del hecho sino por un diario financiero. Nada ha cambiado desde ayer a hoy 

Enterado Santander tiene solo dos alternativas. Una es la de pedir prestado a los hacendados colombianos. Que no son bebes de pecho negociando y se deben en gran parte a negocios con España. Dudoso no le queda más que consultarle a Saldarriaga quien le enseña las arcas y le dice que hay que acuñar monedas. Este le dice que una moneda tiene doce partes de oro y dos de plata. A veces se le coloca estaño para darle cierto peso equivalente a la pureza de otras monedas con los metales citados.

 Santander no está de acuerdo en mentirle de esa forma a todos así que suspende sus decisiones. Un emisario de Bolívar desesperado llega a ver a Santander. Sí o sí deben soltar las arcas para financiar la expedición militar hacia Lima. Santander días previos vio en las calles de Bogotá a muchos ex soldados vagando y pidiendo limosna. Uno de ellos le pidió trabajo gritando. Entonces se decide. Llama a Saldarriaga y deciden acuñar monedas bajo el formato fraudulento de Saldarriaga. Santander le da el toque legalista a la maroma. Cada moneda tendrá debajo la cifra de 1821 que es el año en que se acuñan.

Con este episodio nace el estado corrupto sudamericano. Fruto de la mala negociación y angustia por llegar hasta el límite bolivariano de sueños que matan.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |