Miércoles 23 de abril 2014   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 24 de octubre 2010

Cain Velásquez destrozó al gigante Brock Lesnar en el UFC 121

El mexicano ganó el cinturón peso pesado UFC y escribió su nombre en la historia del deporte de las MMA.
La lucha central del cartel UFC 121 quedará en los anales de las Artes Marciales Mixtas. Brock Lesnar cayó destrozado ante la contundecia de Cain Velásquez. El azteca rompió los esquemas de lo predecible y selló su nombre como el primer Latinoamericano en conquistar el campeonato pesado que hasta ayer perteneció al gigante blanco. Con esto, su record aumentó 9 a 0 y va por más.

La noche del 23 de octubre -en el estadio principal de California- no volverá a repetirse. Primero, por el mal planteamiento de un campeón de 265 libras, que en sus cinco peleas como profesional jamás había salido tan agresivo y derrochando, sobre todo, incensatez. Segundo, por creer desde el arranque la inferioridad de su rival. En síntesis: se equivocó, pagó un codiciado cinturón y 500 mil dólares en premios al actual monarca.

Lesnar, quien llegaba con el rótulo de superior y quizás considerado el más completo para Dana White (presidente de la UFC), fue pura especulación ante el despliegue de Velásquez, que aprovechó los "enormes" espacios para golpear en el momento justo y llevar el tren de pelea a su antojo, con equivocaciones infantiles de su oponente que le permitieron derribarlo en dos oportunidades. Una fue clave.

Lesnar no soportó un round

Ni bien sonó el primer round Brock Lesnar pisó el acelerador contra el buen enquiste de Cain Velásquez, que no se alocó ante la ferocidad y amarró en el octágono al campeón. Lo tuvo por unos intensos segundos hasta soportar rodillazos resueltos por sus brazos. El público se enfureció sin entender la agresividad de Lesnar y empezó a aplaudir -en buena parte mexicanos- el buen juego de puños del retador.
 
El ex Wrestling World Champions (WWE) seguía fajándose con el azteca con la única convicción de tenderlo súbitamente en la lona, pero, a contracorriente, recibió un duro golpe que le abrió el pómulo izquierdo de unos 4 a 5 cm. Quizás su orgullo lo hizo seguir hasta resbalarse, retroceder y caer tontamente dos veces. Lo que fue aprovechado por Cain.

En ese trayecto, con la sangre recorriendo su dignidad, a juicio de su gran "bocota" en la víspera, Cain lo derribó imitando la posición de  la victoria de Lesnar contra Mir (UFC 100). Paradójicamente, el réferi intento dejarse llevar por la recordada defensa de Lesnar ante Carwin, pero a causa de la profusa herida decidió finalizar y decretar el nocaut.
Por Fidel Ríos Gonzáles.

 





Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |