Banner Tuvivienda
Martes 18 de enero 2022   |   Contáctenos
Viernes 26 de junio 2009

CAMBIO Y DESARROLLO ECONÓMICO Y POLÍTICO COMO RESULTADO DEL CAPITAL DEMOCRÁTICO

Los regímenes políticos dan forma al desarrollo económico. Sobre este punto, los resultados de las investigaciones empíricas se dividen: Por un lado quienes concluyeron que no hay efectos robustos de la democracia sobre el crecimiento económico, y aquellos que encontraron resultados que apoyan un promedio positivo de los efectos de la democracia sobre los resultados económicos, aunque con heterogeneidad relevante en los episodios de democratización. En los países donde el desarrollo político es volátil, se viven períodos intermitentes de democracia y autocracia. La inestabilidad política de una autocracia daña el crecimiento económico, sobretodo cuando se predicen cambio de régimen. El cambio político democrático establece compromisos que instrumenta la solución de conflictos.
Viernes 26 de junio 2009
CAMBIO Y DESARROLLO ECONÓMICO Y POLÍTICO COMO RESULTADO DEL CAPITAL DEMOCRÁTICO

José Guadalupe Vargas Hernández - Ph. D.

 

Cambio y desarrollo político

 

El desarrollo político o de gobierno ocurre en todas las instancias del sistema político y orienta los cambios con fundamentos en la democracia liberal. Los regímenes políticos dan forma al desarrollo económico. Sobre este punto, los resultados de las investigaciones empíricas se dividen. Por un lado quienes concluyeron que no hay efectos robustos de la democracia sobre el crecimiento económico (Londregan and Poole, 1990; Przeworski and Limongi, 1993; Helliwell, 1994 and Mulligan and Sala-I-Martin, 2004), y aquellos que encontraron resultados que apoyan un promedio positivo de los efectos de la democracia sobre los resultados económicos, aunque con heterogeneidad relevante en los episodios de democratización (ROLL and TALBOT, 2003; PAPAIOANNOU and SIOUROUNIS, 2004; JONES and OLKEN, 2005; GIAVAZZI and TABELLINI, 2005 and RODRIK and WACZIARG, 2005).

 

La historia democrática de un país tiene efectos en el desempeño económico (Gerrind, Bond, Barndt and Moreno, 2005). La democracia como sistema político influencia el desarrollo económico de los pueblos.

 

Algunos estudios concluyen que la democracia acelera el crecimiento económico, aunque no existen muchas evidencias, otros estudios concluyen que no existe una conexión fuerte entre las dos variables. En las democracias estables, se acelera el crecimiento económico, lo cual a su vez, contribuye a aumentar la estabilidad democrática en una espiral de un círculo virtuoso. La estabilidad democrática es un factor importante para alcanzar más rápidamente el desarrollo económico.

 

Persson y Tabellini (2005) elaboraron un modelo teórico de cambio económico y político para demostrar que el régimen político actual y esperado influencia el crecimiento económico. La probabilidad del cambio de régimen depende del capital democrático nacional, el cual influencia la voluntad de los ciudadanos para luchar por la democracia. La identificación se consigue por una restricción de exclusión que consiste en que el capital democrático no tiene efectos directos en el crecimiento.

 

De acuerdo con Persson and Tabellini (2006), la estabilidad democrática está determinada por una larga tradición de gobiernos democráticos y cuando se está rodeado de democracias que funcionan bien.

 

Un crecimiento más acelerado se asocia con democracias más estables y los efectos estimados de la democracia actual son más fuertes cuando la probabilidad de cambio de regímenes es constante (PERSSON and TABELLINI, 2006). Las expectativas sobre los cambios de regímenes políticos juegan un papel importante en el desarrollo económico. Así, las expectativas de estabilidad que generan las democracias contribuyen al crecimiento económico más que las expectativas de los regímenes autocráticos. El riesgo de que se abandone una democracia daña el crecimiento económico

 

Si se considera el orden político como una condición necesaria para el desarrollo económico, se reconoce que el sistema político garantiza los derechos de la ciudadanía que sirven de fundamento al modelo de crecimiento económico. Por lo tanto, el crecimiento económico requiere de un orden político que puede ser establecido en forma consensual, en forma autoritaria e incluso mediante procesos de desorden.

 

La sociedad autoritaria limita el alcance de un orden político basado en la cooperación social y desarrolla un sistema de intercambio político donde se otorgan derechos y privilegios por lealtad y apoyo. Las autocracias que se convierten en democracias continúan siendo inestables y vulnerables e imposibilitan el crecimiento económico. Sin embargo, Londregan y Poole (1990), no encontraron evidencia de los efectos de la inestabilidad política causada por los levantamientos políticos en el crecimiento económico.

 

La democracia no está interesada en la participación popular para el establecimiento de la agenda de desarrollo económico, político y social, sino más bien en buscar la legitimación del proyecto económico puesto en boga por los políticos. Esta situación ha dado lugar a la degradación de sistemas democráticos, tipificados como democracias delegativas, las cuales se han implantado en muchos países, comparado con los ya establecidos en las democracias europeas.

 

Las democracias delegativas, según O'Donnell (1994) simulan tener las características de una democracia liberal pero con instituciones políticas débiles que son aprovechadas por los políticos que ejercen el poder con flagrante violación de los derechos humanos.

 

El clima político internacional impacta la estabilidad democrática por lo que la inestabilidad democrática tiene implicaciones en las transiciones de los regímenes políticos. La nueva gobernabilidad supranacional que se ejerce en las estructuras de poder internacionalizadas implica un orden basado en acuerdos negociados para la coordinación de políticas normativas y estrategias de desarrollo económico, social y político conjunto que supere el impulso cautivador de los grandes intereses que buscan sus ventajas y beneficios.

 

Los procesos de democratización representan un paso significativo para la resolución de problemas del desarrollo económico, social, político y la consolidación de la gobernabilidad mediante cambios profundos que implican la definición de los límites entre los sectores público y privado, principios y procesos de las funciones del Estado.

 

De acuerdo a Weaver y Rockman (1993), las respuestas que los países recientemente democratizados tengan ante los retos y desafíos que les plantea el desarrollo económico y la integración política y social de sus pueblos, dependerán en medida importante de la opción de diseño institucional que adopten.

 

La promoción de los procesos de democratización debe considerar las condiciones locales y asegurar su cumplimiento con actividades que benefician a los ciudadanos. Las funciones del Estado deben complementar los mercados mediante una coordinación de las interacciones de intercambio y movilizar los agentes de desarrollo económico de una sociedad. La estrategia de crecimiento económico se orienta hacia la descentralización de funciones del Estado, la participación y democratización. Sin embargo, los resultados de la implementación de estas reformas son decepcionantes: se incrementaron los niveles de inequidad y dualización social e incremento de la inestabilidad económica, política y social.

 

En los países donde el desarrollo político es volátil, se viven períodos intermitentes de democracia y autocracia. La inestabilidad política de una autocracia daña el crecimiento económico, sobre todo cuando se predicen cambio de régimen (PRZEWORSKI et al 2000). El cambio político democrático establece compromisos que instrumenta la solución de conflictos.

 

La teoría de la autoridad cultura de Eckstein (1996) sostiene el papel dinámico de la cultura en los procesos de cambio político.

 

Para atender las diferencias locales, bajo un enfoque de federalismo, el Estado debe formular e implementar políticas diferenciales que consideren sistemas de incentivos a los comportamientos de los actores sociales y políticos que operen como articuladores del desarrollo económico social local para desactivar la relación perversa existente entre la clase política y el clientelismo.

 

José Guadalupe Vargas Hernández - Ph. D.

Instituto Tecnológico de Cd. Guzmán

México

 

Compilado, por Eco. Gilberto Ojeda

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
RADIO G
Programa: Radio música
Radio - Generaccion.com
Ver más
+
MÚSICA
Género musical
Lady Gaga
Taylor Swift
Selena Gómez
Justin Bieber
Miley Cyrus
Daddy Yankee
Linkin Park
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan