Banner Tuvivienda
Domingo 15 de diciembre 2019   |   Contáctenos
Martes 03 de noviembre 2009

Alan García, discurso de inauguración de la Casa De La Literatura Peruana

Del 20 de Octubre de octubre en la Estación de Desamparados
Martes 03 de noviembre 2009
Alan García, discurso de inauguración de la Casa De La Literatura Peruana

PALABRAS DEL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, ALAN GARCÍA, AL INAUGURAR LA CASA DE LA LITERATURA PERUANA

Estación de Desamparados,20 de Octubre de 2009 Señor presidente de la Academia peruana de la LenguaSeñores ministrosParlamentariosDiplomáticos y embajadoresRectores, periodistas, creadores, intelectualesAmigas y amigos

Hoy cumplo un viejo sueño que desde mi primera aventura presidencial estuvo siempre presente en mi voluntad, crear una Casa de la Literatura Peruana, que no fuera un museo, porque la palabra estuvo al comienzo, dice el evangelio, estará siempre con nosotros recreándose momento a momento. Esta Casa de la Literatura es un hecho vivo por la fuerza de sus creadores recordados allí, pero también por la fuerza de los personajes emblemáticos creados por ellos. Es un hecho vivo porque está abierta su puerta a todos los peruanos, especialmente a los más jóvenes, como una invitación a continuar creando.  Aquí podrán venir los poetas a sus aulas a recitar, los más conocidos y los aún no conocidos. Aquí podrán venir los que quieran expresarse al Corredor de los Oradores, aquí podrán venir los lectores, aquí podrán venir los alumnos a recorrer prontamente como un recuerdo, todo el camino de nuestra palabra a lo largo del tiempo. Nos empeñamos en que la educación transforme el espíritu, mejore nuestra calidad, pero no es solo la educación escolarizada, es también la educación en todas sus formas y en todas sus oportunidades. Y esta es una cátedra cuyos rectores son nuestros creadores y donde en cuyas paredes están escritas sus palabras, donde se ven sus fotos, donde pueden escucharse muchas veces sus poemas, los párrafos de sus obras y donde quien entre, al salir tendrá una visión general de lo que han querido hacer los que han escrito y creado en nuestra Patria. Por eso es un hecho vivo y por eso creo con toda solemnidad, ilusión. Hoy procedemos a entregar esta Casa de la Literatura, que estoy seguro será enriquecida por nuevos creadores, pro también será enriquecida por los detalles distintos y las nuevas formas de los que hoy comienzan en esta nave que parte como pasajeros a recordar en el tiempo. E invito a sus familiares, a sus nietos o bisnietos o tataranietos a que hagamos de esta casa un hecho vivo trayendo aquí sus recuerdos Que la vieja máquina de escribir Under Wood con la que tal vez Martin Adan escribió sus poemas, Under Wood puede estar aquí, que la pipa de López Albújar o su recordado Capello esté también con nosotros, y entonces los que pasen vean un detalle material, significativo de lo que fueron esos grandes creadores. Aquí se ha dicho, recordando a muchos que este es un coro de voces donde el que venga, y especialmente el más joven encontrará nombres, poemas, rezagos, pero fundamentalmente a los personajes. Aquí sonará tonante nuevamente la voz asombrada de Jerez o de Miguel Estete, o de los primeros cronistas ante esta geografía nueva y el encuentro de esa voz y ese idioma con la geografía… Es el comienzo de la nueva literatura de nuestra tierra. Aquí se escuchará, cómo no, la voz de Garcilaso de la Vega. Para seguir el hilo de lo dicho, él continúa esa frase, que es la primera página del primer capítulo hablando de antigualias y pasados reyes que quiero recordar, dice, “…mi primer deber es decir que hay un solo mundo, que no hay viejo mundo y nuevo mundo”.  Es el segundo párrafo de esa página, y desde entonces Garcilaso lanza la puesta de su interpretación providencial agustiniana de la historia, y desde entonces Garcilaso nos compromete con un nuevo mundo o con un viejo mundo del que hemos querido desasirnos por la creación auténtica desde aquí. A Garcilaso van a seguir muchos que son parte de la literatura peruana, algunos poco recordados. “El Lunarejo” Espinoza y Medrano, defendiendo desde el Cusco a Luis de Góngora y Argote con gran celebridad en Madrid, pero también Juan de Cavieres, mojando con su tinta ácida los defectos del tiempo, y más adelante todos los que acercándose a la independencia alzaron su voz creativa uniendo creación oral con la creación de  un nuevo mundo. El que entre a esta casa escuchará de pronto, tal vez en el tañir del aire la palabra Silvia recordando a Melgar o podrá recordar, como aquí se ha dicho, al ave en moribundo vuelo llamándonos a recordar o a ser recordados.  En cada uno de esos autores extraordinarios estaremos en un rincón Ña Catita, en un rincón recordándonos lo que somos íntimamente y la tradición de Ricardo Palma para hablar de la más cercana, la de “Santiago el Volador” que ofreció volar desde las cumbres del San Cristóbal hasta la Plaza de Armas. Todo estará para que sea recordado por nuestros jóvenes y para que los impulse a crear, para tener la vocación de la invención y reinvención del mundo, de la reconstrucción social a través de los símbolos, las imágenes y la cultura. Rendimos aquí homenaje a todos los que han escrito y las que han escrito porque reivindicamos nuestras “Aves sin Nido” de Clorinda Matto de Turner, porque tenemos un espacio también para Mercedes Cabello, porque reconocemos que Flora Tristán estuvo al comienzo de todo eso y tenemos espacios de narración geográfica y el “Lazarillo de Ciegos Caminantes” de Concoloncorvo tiene también un punto de recuerdo. Con todo eso se acerca esta procesión creativa, hasta casi entrar a nuestro siglo XX, donde están naturalmente los que conocemos más porque la tentación del ser humano es conocer lo más cercano y lo contemporáneo, y entonces resuena súbita y tremenda la voz altiva, la voz soberbia de Chocano lanzando a los vientos los pescuezos finos, los cascos musicales y la ancas relucientes o convocándonos a ser el Cantor de América todavía no venido o resuena también más silente la voz de Vallejo o la lectura que de él se hace hablando del dolor humano porque desgraciadamente crece día a día y trayéndonos todo lo mucho que él nos trajo en el recuerdo de la España Republicana como suma creativa. Y está también, cómo no, nuestra novela, nuestra enorme novela ante la que he rendido siempre el homenaje de pensar y querer sentir como Rosendo Maqui, El Mundo es Ancho y Ajeno. En algún lugar y en algún momento podremos poner una imagen de Rosendo Maqui, como algún día podrá estar también una efigie del Caballero Carmelo recordándonos a Valdelomar, el imperio cultural que surgió sobre la generación de la reforma universitaria. Todo eso está aquí para impulsar nuestra emoción, para desatar los talentos, para desamordazar las voces, para convertir a nuestros niños en poetas en creadores en novelistas, porque al lado de Ciro y más adelante está naturalmente Arguedas y se escuchará en algún rincón el sonido de llanto del Sumbayllo de Los Ríos Profundos y más allá podremos ver naturalmente al gran Scorza o al inmortal y al más universal de todos, Vargas Llosa. Estamos aquí en esta continuidad que avanza, que no se detiene, porque a todo lo dicho hay que sumar a los nuevos, algunos de los cuales están aquí y mucho más cerca, habría que sumar su creación poética, recordar que pasando el tiempo, por ejemplo, “…los pies maduran y crecen y el hombre se mira en los espejos sin verse…” Westphalen o recordar, porqué no voy saltando más adelante. El Guardián del Hielo de Watanabe y sus ojos cansados y fatigados mirando esa descripción extraordinaria de la mantis religiosa aparente pero vacía por el amor… Recordar a los modernos y saber y saber que continuamos y que cada niño que entre seguramente saldrá transformado. Esa es la ilusión que pusimos y quiero agradecerle al ejecutor, al que me entendió debida y adecuadamente, que comenzó este trabajo sin recursos públicos, pidiendo a unos y a otros, a los que agradezco, y que supo impulsar a pesar de todos los impulsos que intenté dar y a veces las impaciencias y las malas palabras, poco poéticas, esta obra extraordinaria que de ahora en adelante está abierta para todos ustedes y para los más jóvenes. Este es un camino que no acaba. En el principio fue la palabra, esta es una historia sin final señor Nuncio, seguirá para siempre. Nos falta el gran intérprete. Chocano es simplemente un desafío. Nos falta el que haga sonar los vientos del mar de Grau, el que haga sonar las cuerdas de los estrechos cordilleranos y el que haga sonar los timbales de las lluvias y los truenos amazónicos. Nos falta quien escriba la sinfonía del Perú. Vamos camino a eso y somos parte aún incompleta de este proyecto. Para que algún día sea verdad, aquí está por los años de los siglos o tal vez por los siglos de los siglos, esta Casa de la Literatura Peruana, monumento vivo a la creación de los que vengan después. Muchas gracias

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
RADIO G
Programa: Radio música
Radio - Generaccion.com
Ver más
+
MÚSICA
Género musical
Lady Gaga
Taylor Swift
Selena Gómez
Justin Bieber
Miley Cyrus
Daddy Yankee
Linkin Park
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |