Banner Tuvivienda
Sábado 20 de julio 2024   |   Contáctenos
Lunes 30 de mayo 2011

El debate: Entre la arrogancia y las convicciones

Unas líneas de Eduardo Bueno León en torno al debate presidencial entre Ollanta Humala y Keiko Fujimori
Lunes 30 de mayo 2011
El debate: Entre la arrogancia y las convicciones

Unas líneas de Eduardo Bueno León en torno al debate presidencial entre Ollanta Humala y Keiko Fujimori

EL DEBATE : ENTRE LA ARROGANCIA Y LAS CONVICCIONES

Por Eduardo Bueno LeónEl formato del debate no me pareció bueno. Luego del "cara a cara" entre Sarkozy y Segolene Royal por la Presidencia de Francia, hace cinco años, los debates entre candidatos presidenciales que no se ajusten a ese formato directo, son muy superficiales  y sobre actuados. Además en la transmisión de CNN, aparecía a cada rato el logo del Hotel Marriot, cuando debió destacarse la bandera del Perú.  Desde un punto de vista puramente mediático y técnico, Keiko Fujimori tuvo un mejor desempeño que Ollanta Humala. Supo hacer uso de recursos técnicos de imagen, vocalización, luces, movimientos corporales, miradas directas y estructuró un mensaje en varios niveles, tanto en el planteamiento central como en sus preguntas.  Atacó los lados débiles de Ollanta, fue incisiva, y cuando notó que Ollanta no daría batalla, se creció, se desbordó y comenzó a exhibir su verdadera personalidad política. Fue arrogante, le "resbaló" todo,  y fue "cachazienta"  con la sonrisita cínica tomada de su padre en sus peores momentos como gobernante, cuando se burlaba de sus adversarios y trasmitía la idea que quien mandaba era él, que todo le valía y punto. keiko no pudo contenerse en su soberbia, apoyada en las tècnicas de debate e imagen norteamericanos,  ha exhibido su verdadero talante heredado de su padre. Es "conchuda", avasalladora, no tiene ideas propias ni una visión del Perú que pueda trasmitir con sinceridad, pudo haber vencido en el debate, pero no convenció. Su modelo político es el gobierno de Alberto Fujimori, al cual reivindica sin ningún tapujo al hablar de los años de crecimiento económico. Keiko dijo verdades a medias, calculò las respuestas de Ollanta y trató de desacreditar sus argumentos apelando no a la verdad, al perdón, al mea culpa, o tan solo al derecho a ser diferente a su padre. Para ella la economía va bien (aunque la sociedad vaya mal) y es cosa de pequeños ajustes.  La derecha ha logrado en esta segunda vuelta nuclearse y pulir una candidatura que es un auténtico riesgo para las instituciones, y que ha levantado con el apoyo descarado de una guerra sucia antidemocrática. Kei ko ha logrado solo concertar a los poderes fácticos y politicos fracasados.   Keiko es un riesgo para la democracia, detrás de esa imagen maternal e hija leal, hay una personalidad encorajinada que se ha formado politicamente con el estilo dictatorial de su padre, y que no se detendrá en formalidades democráticas o éticas si de gobernar se trata. Ella representa el autoritarismo económico y político, y el gobierno de los poderes fácticos, no la expresión de la voluntad popular, es decir, representa todo lo malo que tuvo el Fujimorato. Ollanta Humala fue sencillo  en su formato, austero, sin recursos retóricos, emocionales o de imagen. Fue firme en lo que tenía que defender: la lucha contra la corrupción y la inclusión social. Nervioso, a veces inseguro, se mostró como es, sin técnicas de imagen, sin impostaciones  ni artilugios.Descalificó politicamente a Keiko, no como persona, pese a que tuvo los argumentos para aplastarla, pero los militares son así, a las mujeres no se les toca ni se las ofende. Fue genérico y no preciso. Pudo haber sido un error, el domingo próximo lo sabremos. La formación militar inhibe en la expresión de sus sentimientos a los oficiales del ejército. Pero ello es  muy distinto a no tener sentimientos o vivirlos. No trasmitir esa emocionalidad, presenta a Ollanta como un dirigente político de "carisma situacional" que expresa las identificaciones sociales en momentos de crisis, pero sin la fuerza de la oratoria, del arrastre, del mensaje preciso, de la convocatoria ciudadana. Se orienta con ideas fuerza, no con programas definidos, es la misma evolución de Lula en el Brasil, el paso de la ideología a la idea fuerza, pero la diferencia es que Lula es un  líder de gran carisma que rapidamente se convirtió en un símbolo brasileño  y en un estadista. Ollanta suple esa deficiencia carismática de masas, con su terquedad, su constancia, es corredor de fondo, no se agota, no se rinde, y en esta campaña ha demostrado con su dinámica concertacionista hacia el centro político que es más estadista que keiko. Y tiene un arma poderosa, su esposa Nadine Heredia, que en esta campaña ha tenido un perfil más bajo que en la anterior. Si gana la Presidencia, con ella constituirán la pareja presidencial, como los Clinton o como los Kirchner. Son varios dilemas, pero de forma muy sencilla, la segunda vuelta se decidirá entre el continuismo arrogante y el cambio con convicciones.  Esta polarización solo confirma lo dividida que está la sociedad peruana con dos proyectos de nación distintos. Urge la síntesis nacional, reconstruirnos como sociedad nacional. Cualquiera que sea ganador tendrá que construir ese tejido sobre la base de un centro progresista sin corrupción y con instituciones no subordinadas a élites ni oligarquías antidemocráticas.  Tengo la impresión, que Ollanta Humala y la amplia coalición de fuerzas sociales y políticas que lo apoyan está en mejores condiciones  para hacerlo o impulsarlo. Es lo que percibí en el debate. 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
1 comentarios
OLLANTA GANO Y PUNTO........
31 de mayo 2011
RADIO G
Programa: Radio música
Radio - Generaccion.com
Ver más
+
MÚSICA
Género musical
Lady Gaga
Taylor Swift
Selena Gómez
Justin Bieber
Miley Cyrus
Daddy Yankee
Linkin Park
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan