Banner Tuvivienda
Sábado 27 de febrero 2021   |   Contáctenos
REVISTA

Predicciones del Pulpo Paul

En el Mundial Sudáfrica 2010
El pulpo Paul acertó todos los pronósticos que realizó en el Mundial Sudáfrica 2010 y se convirtió en el único invicto del campeonato. El simpático animal acaparó la atención de todo el mundo gracias a sus infalibles predicciones. ¿Cuál será su destino?
(0)
Predicciones del Pulpo Paul

Aunque estrellas de la talla de Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Kaká o Wayne Rooney, parecieron eclipsarse en el Mundial; y a pesar de que otras brillaron con fuerza, como Diego Forlán, Xavi Hernández o Wesley Sneijder, la figura más relevante de Sudáfrica 2010 parece haber sido el pulpo Paul, inglés de nacimiento pero alemán por adopción.

Esto después de que Paul acertara en todas sus predicciones y se convirtiera en el único de los competidores que se retiró invicto del torneo, ya que incluso el campeón España perdió en su partido inicial 1-0 contra Suiza.

En la primera ronda, el molusco pronosticó el triunfo de Alemania contra Australia, la derrota contra Serbia y la victoria frente a Ghana. En octavos de final, vaticinó que los germanos derrotarían a los ingleses y en cuartos, que saldrían airosos frente a Argentina. Los alemanes parecían felices con el pulpo adivino.

Sin embargo, las complicaciones para los teutones vendrían en semifinales. Previamente al partido definitivo frente a España, el pulpo Paul, sumergido en su acuario del Sea Life de Oberhausen, se inclinó por el mejillón que reposaba en el fondo de la urna que tenía los colores de la bandera española. Y acertó: los ibéricos derrotaron a los bávaros por 1-0.

Algunos comentaristas hablaron luego del encuentro de una posible influencia en el ánimo de los jugadores alemanes tras este vaticinio, después de que el cefalópodo acertase con las anteriores predicciones.

Quién sabe si, efectivamente, los dirigidos por Joachim Löw entraran en la cancha sintiéndose derrotados. Lo cierto es que, por una razón u otra, no jugaron como en los dos anteriores encuentros, cuando golearon a potencias mundiales como Inglaterra y Argentina. Frente a los peninsulares se les vio timoratos, inseguros.

PAUL CONTINÚA CON LA RACHA

Paul no fue requerido para la otra semifinal, que enfrentaba a holandeses y uruguayos, en la que resultaron vencedores los naranjas por un ajustado 3–2, sellando de esta manera su pase al partido final. 

Pero el viernes 9 de julio, un día antes del partido por el tercer puesto entre Alemania y Uruguay y dos días antes del encuentro definitorio entre España y Holanda, los lentes de las cámaras de todas las cadenas noticiosas del mundo volvieron a enfocar la pecera de Paul, que tuvo doble ración de mejillones.

Primero acondicionaron dos urnas con sus respectivos alimentos para definir el ganador del choque entre germanos y celestes, y Paul se inclinó por el mejillón en la urna de Alemania. Como era de esperarse, Paul atinó: los alemanes se impusieron.

Después de unos minutos de digestión, un nuevo par de urnas fue sumergido en su acuario con otro par de mejillones con las banderas de Holanda y España. Era la primera vez que Paul debía elegir entre dos banderas sin que ninguna fuera alemana. Eligió la urna española en tres minutos, cuando en anteriores ocasiones había tardado una hora antes de decidirse por una u otra.

Tras la derrota alemana frente a España en semifinales, la gente no dejaba de preguntarse cómo saldría a jugar Holanda después de que el pulpo anunciase una victoria española. Holanda saltó a la cancha decidido a correr, a apretar y a poner la pierna más que fuerte, dejando de lado el buen juego que había exhibido en anteriores encuentros.

Pero ni siquiera así consiguieron torcer el vaticinio de Paul. Luego de 120 minutos de patadas, dientes apretados y una decena de tarjetas amarillas, los españoles consiguieron liberar ese grito que había atenazado sus gargantas por décadas. España 1 – Holanda 0. El pulpo Paul había acertado una vez más.

¿CUÁL SERÁ EL DESTINO DE PAUL?

A pesar de que predijo la derrota de su selección frente a España, los seguidores alemanes han dejado traslucir sus deseos de que Paul continúe pronosticando los partidos de su representativo y los encuentros de la Bundesliga.

Sin embargo, los directivos del acuario de Oberhausen han declarado que no piensan explotar ni económicamente ni comercialmente ni de ninguna otra manera la fama de su oráculo.

"Paul ha disfrutado mucho con la atención", dijo a los medios de comunicación la portavoz del acuario, Tanja Munzig. "Pero ahora va a volver a su rutina de siempre, es decir, entusiasmar a los visitantes y hacer sonreír a los niños. Creo que eso es lo más le gusta".

Por otro lado, la gente del acuario duda que Paul, que cuenta ya con dos años y medio de edad, llegue con vida al Mundial de Brasil 2014. Pero han resaltado que está en la edad indicada para tener descendencia. Sus seguidores tendrán entonces que rezar para que sus hijos hereden el gen psíquico que parece tener Paul y que los deleitó en el mundial de Sudáfrica.

CUANDO PAUL SE EQUIVOCÓ

Un dato que pocos de sus hinchas conocen es que Paul no se inició como adivinador en el campeonato mundial y que sí ha cometido errores.

El pulpo inició su carrera en la Eurocopa del 2008, siempre pronosticando los partidos de Alemania. En ese torneo, vaticinó correctamente la victoria inicial de la selección teutona frente a Polonia, pero erró en el segundo encuentro frente a Croacia, cuando predijo que Alemania vencería y sin embargo perdió por 1-2.

Luego se reivindicaría en los partidos que Alemania venció: a Austria, Portugal y Turquía. Sin embargo, en el partido final frente a España profetizó un triunfo alemán que finalmente no se dio ya que los ibéricos ganaron 1-0, coronándose de esta manera campeones de Europa.

Como se ve, hasta el pulpo Paul ha cometido errores alguna vez.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan