Jueves 31 de julio 2014   |   Contáctenos
REVISTA

La verdadera estrofa

Himno Nacional tiene que ser nuevamente memorizado por todos los peruanos
¿Quién no ha cantado el Himno Nacional en el colegio? ¿Quién no lo ha escuchado por estos días en que celebramos un año más de nuestra independencia? Pero, ¿sabíamos lo que cantábamos? ¿Sabíamos el significado de esa estrofa que empieza hablando de un peruano oprimido?
(2)
La verdadera estrofa

En setiembre del año pasado por el aniversario de las Fuerzas Armadas se entonó por primera vez en una ceremonia oficial la sexta estrofa en lugar de la primera estrofa, conocida como la “estrofa apócrifa” porque no se sabe quién fue el creador de ese verso.

El ministro de Defensa, Rafael Rey, mediante una resolución ministerial, acabó con la estrofa anónima y decidió cambiarla por la última estrofa de nuestro Himno Nacional original. Según Rey, el mensaje del verso era negativo y derrotista con lo cual deformaba el espíritu nacional.

Este era el orden del Himno Nacional que se mantuvo por más de un siglo:

Coro

Somos libres, seámoslo siempre
y antes niegue sus luces el sol,
que faltemos al voto solemne
que la patria al Eterno elevó.

Estrofa anónima

Largo tiempo el peruano oprimido
la ominosa cadena arrastró;
condenado a una cruel servidumbre
largo tiempo en silencio gimió.

Mas apenas el grito sagrado
¡Libertad! En sus costas se oyó,
la indolencia de esclavo sacude,
la humillada cerviz levantó.

ESTROFA MALDITA

Por ejemplo, en la primera línea de la estrofa la palabra oprimido quiere decir esclavo; luego, en el segundo renglón, el término ominosa significa abominable; la tercera línea nos condena a someternos y la cuarta a callarnos.

Para el ex rector de la Universidad Federico Villarreal y uno de los más enérgicos críticos, Santiago Agurto Calvo, este es un verso que nos pinta como indolentes, oprimidos, condenados a una cruel servidumbre y a gemir en silencio, y por esas razones él la ha denominado como la “estrofa maldita”.

Agurto señala que esa letra falta a la verdad histórica y ofende a nuestros antepasados haciéndoles cargos de indolencia y cobardía. “Lo inaudito es que seamos nosotros mismos, los peruanos, los que nos auto incriminemos ofendiéndonos sin razón alguna y atentando contra la dignidad nacional”.

Él sostiene que cuando se redactó el texto de la ley que reconocía como Himno Nacional la letra y música compuesta por José de la Torre Ugarte y José Bernardo Alcedo respectivamente, la primera estrofa cambió indebidamente de la composición original por el verso de una canción popular que se refería a las guerras de la independencia.

Hoy en día, esa estrofa ya no forma parte de nuestro Himno Nacional. Ahora la letra que debemos aprender es la siguiente:

Estrofa VI

En su cima los Andes sostengan
la bandera o pendón bicolor,
que a los siglos anuncie el esfuerzo
que ser libres, por siempre nos dio.

A su sombra vivamos tranquilos,
y al nacer por sus cumbres el sol,
renovemos el gran juramento
que rendimos al Dios de Jacob.

ESTROFA APÓCRIFA

En junio del 2005, el Tribunal Constitucional en su sentencia señaló que la primera estrofa del Himno Nacional corresponde a un autor anónimo, pero que fue incorporada por voluntad del pueblo peruano a través de la Ley 1801, la cual fue promulgada el 26 de febrero de 1913.

La historia lo confirma. El general José de San Martín luego de proclamar la independencia de nuestro país convocó a un concurso para elegir el Himno Nacional, en ese entonces denominado Marcha Nacional. De las siete ejecuciones que realizaron diversos músicos de la época, la que ganó el certamen fue la de José de la Torre Ugarte, con el acompañamiento musical de José Bernardo Alcedo.

Apenas el maestro Alcedo terminó su ejecución, San Martín no dudó ni un segundo en seleccionarla como la ganadora. “Sin disputa, este es el himno nacional del Perú”, sentenció. Rosa Merino fue la primera en entonar nuestro Himno con las estrofas originales.

José Bernardo Alcedo en su libro Teoría Elemental de la Música menciona que aparecen el coro y seis estrofas que habían experimentado algunas modificaciones pero que no figuraba la estrofa que todos cantamos.

De igual manera en 1853, el poeta Manuel Corpancho publicó el coro y tres estrofas del himno nacional en su libro Lira Patriótica del Perú, y tampoco se encuentra la estrofa apócrifa. Entonces, algún desconocido introdujo la estrofa apócrifa y nos mantuvo engañados por más de 100 años.

Participa:
COMENTARIOS
2 comentarios      
Sòlo por discrepar me permito el comentario, ya que todo escrito guarda en si la interpretaciòn del lector...:

Cuando se dice: esta mencionando lo sucedido es pura historia, sino recordemos cuantos años durò la Coloniay no se diga que no ha sido ominosa esa etapa negra de la historia del Perù ; sigue narrando lo ocurrido, otra vez historia...sino hay que leer lo que decìan los frailes que defendìan al frente al abuso español y asi lo reclamaban al rey de España, hasta que aparece Tùpac Amaru. De los otros movimientos no se habla porque los cronistas e historiadores educados en España soslayaron dichos movimientos pretendiendo justificar los hechos;
07 de septiembre 2010
Explica que al grito libertario de San Martìn el pueblo se energiza otra vez y se apresta para la lucha, tal como lo demuestran las batallas de Junìn y Ayacucho y se reafirma en el famoso Combate del 2 de Mayo cuando nuevamente España pretende asentarse en el Perù y tratarlo como colonia. Como se ve, es pura historia y sea original o apòcrifa esta estrofa, no lesiona el orgullo nacional, sino explica al mundo entero lo que ocurriò con la famosa conquista traicionera y la colonia abusiva de los españoles.
Me he permitido opinar en contra de las opiniones de los distinguidos personajes mencionados en el artìculo porque como quiera que fuera señor Ministro Rey, los peruanos estamos orgullosos de nuestra historia y la contamos tal como ha sido, de manera que a nuestras juventudes les quede el recuerdo de los momentos traicioneros de Pizarro contra Atahualpa y el gobierno abusivo de los virreyes, sin que esto quo se quiera decir que fuimos o somos un pueblo indolente y cobarde, repito los hechos contra el yugo español no se mencionan porque los curas encargados de la educaciòn formò historiadores a quienes jamàs se les mencionò la repulsa del pueblo incaico frente a la depredaciòn española, eso es lo que hay que enseñar a nuestras juventudes y que deben vivir orgullosos de su pasado y sus ancestros, al margen de los escritos en la letra de la canciòn nacional, sobretodo considerando la interpretaciòn que quiera dàrsele.
07 de septiembre 2010
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |