Banner Tuvivienda
Sábado 27 de febrero 2021   |   Contáctenos
REVISTA

Kirchner, líder en tiempo de crisis

Análisis del legado del ex mandatario argentino
Extinto ex presidente sacó al país de la peor crisis en su historia y buscó poner fin a la impunidad de los crímenes de la dictadura.
(2)
Kirchner, líder en tiempo de crisis

Enterrado el muerto, secadas las lágrimas y calmados los ánimos es buen momento para hacer un análisis con cabeza fría sobre el legado del extinto ex presidente argentino Néstor Kirchner, quien murió días atrás víctima de un paro cardiorrespiratorio a los 60 años de edad.

He elegido hacerlo en dos entregas pues la obra del “Pingüino”, como le llamaban, es bastante amplia y merece dedicársele tiempo y espacio al que, sin dudas y pese a quien le pese, fue el político más influyente de la historia argentina en los últimos 30 años.

En esta columna hablaré sobre lo bueno de Kirchner, aquello que lo hizo tan querido para millones de personas, entre viejos nostálgicos y jóvenes soñadores. Todos unidos bajo un líder que surgió de la nada dentro del Partido Justicialista y que hasta hace ocho años solo era un mero político segundón.

Cuando en el 2003 ganó las elecciones presidenciales con apenas el 20% de los votos –Menem se corrió de la segunda vuelta–, muchos se preguntaron qué podía ofrecer a un país en ruinas un líder provincial y campechano sin las mañas de la vieja partidocracia. “La terminará de cagar”, era la frase favorita en los bares y calles de las ciudades gauchas.

Pero Kirchner no la… fregó, por decirlo suavemente. Desde un comienzo dejó en claro que no era un blandengue que bailaba al compás de la música que le tocaban los dinosaurios del peronismo, todavía dominados por miembros cercanos al menemismo.

“No he venido a dejar mis convicciones en la Casa Rosada”, advirtió de entrada Kirchner en su discurso de asunción de la Presidencia.”Conmigo las cosas no marchan con medias tintas”, agregó en una clara amenaza a sus opositores, fuera como dentro del Partido Justicialista.

Kirchner entendió que la crisis provocada por la debacle económica y el corralito financiero era una oportunidad de oro para romper con ciertos paradigmas y moldes que, ciertamente, llevaron a la Argentina a su mayor crisis política y económica en su historia.

Haciendo a un lado viejas amistades y lealtades depuró al peronismo del menemismo que solo trajo corrupción en el sistema político. En el 2001, la mayoría de los argentinos indignados por el caos del país clamaban en las calles “que se vayan todos”.

Kirchner llegó y dijo: “No, todavía quedamos quienes queremos que las cosas anden bien”. El ex presidente transmitió la fuerza y el convencimiento de que no todo estaba podrido y evitó que el peronismo se hundiera en los confines de la historia.

Con su ya mítica hiperactividad, Kirchner recuperó también el respeto por la autoridad presidencial, en un país ya de por sí harto de sus líderes, y rescató el sentido de la militancia política y la gobernabilidad. De pronto, ser político no era sinónimo de ineficacia.

MEDIDAS POLÉMICAS

En ese afán rupturista con un pasado que lo avergonzaba decidió aplicar medidas polémicas como el fin del modelo neoliberal que guió el país durante las últimas décadas del siglo XX, se alejó del manto protector de Estados Unidos y reorientó la política exterior argentina hacia Latinoamérica.   

Hay quienes creen que Kichner se sometió al proyecto chavista venezolano, pero habría que aclarar que tanto Argentina como Venezuela tienen una realidad sociopolítica muy distintas. “Lo que conviene a uno, no necesariamente conviene al otro”, dijo una vez el ex mandatario quien nunca plegó a su país al ALBA y tampoco se consideraba un “socialista”. “Soy un peronista, antes que nada”, decía en cada reunión con Hugo Chávez.  

Su afán de autosuficiencia se lo contagió al país y por ello no sorprendió cuando se distanció del monetarismo económico y le pagó, de un solo golpe, toda la deuda del Fondo Monetario Internacional, haciendo uso de las reservas internacionales. Simplemente no quería saber nada de recetas económicas externas, él pondría ahora las reglas.

A través de un régimen populista y nacionalista –que muchos critican y entre los que me encuentro yo– fortaleció el mercado interno y el modelo productivo que, según palabras del embajador argentino en el Perú, Darío Alessandro, dio al país un periodo de  “recuperación económica y social muy pocas veces visto”.

Con Kirchner en la Casa Rosada y Roberto Lavagna en el Ministerio de Economía, Argentina aumentó sus reservas internacionales de US$ 8,000 millones a US$ 54,000 millones, la economía creció en un 40% en los últimos años y la pobreza disminuyó más de un 50%. El índice de desempleo bajó también del 24% a poco más de 8%.

“El 10 de diciembre del 2007, cuando termine mi mandato, espero decirle al pueblo que salimos del infierno y estamos entrando al purgatorio”, dijo hace cuatro años en un discurso el extinto mandatario. El “Pingüino”, desde el cielo o el infierno, puede decir que logró. 

El modelo argentino, si bien no es viable a largo plazo, causó el asombro de millones de personas en el mundo que vieron con asombro como el gobierno gaucho capeó con eficiencia la mega crisis económica que tuvo como epicentro Estados Unidos. Era irónico, incluso, que sea esta Argentina, ruinosa y lastimera años atrás, la que le dijera a Washington lo que había hecho mal.

VERDAD Y JUSTICIA

Pero el aporte más grande del régimen kirchnerista fue la búsqueda de la justicia y el fin de la impunidad en torno a las violaciones de derechos humanos durante la última dictadura militar a fines de la década de los setenta.

Kirchner dijo una vez: “Va haber justicia porque hay una decisión del gobierno y de un presidente que no tiene miedo”. Y así lo hizo. Se echó abajo las leyes de impunidad y los viejos represores, escondidos en la tranquilidad de sus casas, fueron saliendo uno a otro como ratas que salen de las alcantarillas.

Pese a que no había una demanda social insatisfecha, como en el caso chileno, Kirchner devolvió el protagonismo a las organizaciones de derechos humanos y las convirtió en el sable que necesitaba para impartir justicia.

“Todos somos hijos de la Madres de Plaza de Mayo”, dijo una vez, en medio del aplauso de las activistas que encontraron, por fin, alguien en quien confiar en la Casa Rosada. Otros, en cambio, alertaron un ejercicio vengativo o un revisionismo histórico que más que ayudar al país, dividía a la nación y no dejaba cerrar las heridas del pasado.

Tiendo a pensar, que Kirchner hizo bien. La paz nacional jamás podrá llegar sin justicia. Nunca.

Participa:
COMENTARIOS
2 comentarios      
Fue de los politicos conocidos, el que mejor interpretó el Argentinazo del 2001. Tuvo la fortuna, que todas las medidas antipopulares ya estaban realizadas y una situación internacional, esepcionalmente faborables para el país que nos permitió crecer a tasas chinas durante muchos años. Si nos preguntamos donde esta o donde fue esa inconmensurable riqueza generada, prodremas saber, cuales fueron o son, los verdaderos intereses que defendió.
15 de noviembre 2010
AUNQUE SEA DIFICIL DE CREERLO, LO HICE POR HACERLO Y PEDI ALGO QUE CREIA CASI IMPOSIBLE DE LOGRAR, PERO SE ME CUMPLIO?.YO, PALOMA, LES DIGO QUE ESTO ME HA RESULTADO, DE VERDAD, ALGO QUE JAMAS PENSE SE CUMPLIO Y AHORA LO REENVIO PORQUE NO ES CUENTO. * Para ti mismo di el nombre de la unica persona del sexo opuesto con quien quieras estar (tres veces...)... * Piensa en algo que quieras lograr dentro de la proxima semana y repitelo para ti mismo(a) (seis veces)... * Piensa en algo que quieras que pase entre tu y la persona especial (que dijiste en el no. 1) y dilo a ti mismo/a (doce veces)... * Ahora haz un ultimo y final deseo acerca del deseo que escogiste. * Despues de leer esto tienes 1 hora para mandarlo a 15 temas y lo que pediste se te hara realidad en 1 semana. A la mayor cantidad de gente a quien lo mandes mas fuerte se hara tu deseo. Si tu escoges ignorar esta carta lo contrario del deseo te sucedera, o esto no sucedera jamas.............. Que tus días estén llenos de logros y tus noches de sueños copia y pega esto en 15 o + temas
24 de noviembre 2010
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan