Banner Tuvivienda
Sábado 28 de mayo 2022   |   Contáctenos
REVISTA

MIRADA A UN FABULOSO PASADO

Milenaria historia de la moneda peruana
Contra lo que comúnmente afirman los historiadores económicos, el Perú precolombino sí habría conocido el uso de la moneda. Existen pruebas documentales que así lo confirmarían. He aquí una versión y otras cosas más ligadas al pasado de nuestra moneda.
(1)
MIRADA A UN FABULOSO PASADO
Sí, como así suena, el Perú precolombino habría conocido el uso de la moneda. Las pruebas al canto. Desde la época de la cultura Chavín, habría habido una intensa vida comercial, libre de los inconvenientes que en Europa existían en el siglo XVI, a la llegada de los españoles al Perú. La inmensa producción del mundo andino era comercializada por mercaderes de las naciones que conformaron el Tahuantinsuyo, que hacían uso de la moneda.
En el contexto de un comercio por vías terrestre y marítima, estos comercializadores se desplazaban colocando los productos que eran atractivos para otras regiones. Los cronistas españoles dicen que entre estos descollaron los de la nación Chincha, confederación de mercaderes que ya entonces contaba con una gran flota de balsas que llegaban hasta las costas de los hoy Ecuador, Colombia y quizá Panamá en el norte y de Antofagasta por el sur.
 En la “Relación Anónima de Chincha”, un texto documental escrito en 1577, que obra en los Archivos del Palacio Real de Madrid, se lee que “Era la gente de Chincha de mucha razón y atrevida, porque podíamos decir que solo ellos en estos reinos trataban con moneda porque entre ellos compraban y vendían con cobre lo que habían de comer y vestir y tenían puesto lo que valía un marco de cobre”. He ahí una prueba fehaciente de la existencia de moneda.
LOS FENICIOS DE AMÉRICA
Ya en los primeros diccionarios Quechua-Español, editados a fines del siglo XVI en el Perú, se registran términos económicos y comerciales preexistentes al inicio de la dominación española, que evidencian que en el incanato se conocía ya la terminología que obedece a la existencia de una compleja estructura comercial. Así palabras como ahorro, interés, dote, al igual que deuda, acreencia e impuesto evidencian la presencia de la moneda, pues sin ella estos términos no hubiesen podido existir.
Eran pequeñas hachas, elaboradas con cobre de gran pureza. Las Hachas Moneda, llamadas Anta Huarco. De bajo valor intrínsico, muy fáciles de elaborar y transportar, eran aceptadas como forma de pago universal por los pueblos precolombinos. Con ellas se habrían adquirido mercancías de todo valor. Tumbas norteñas en Lambayeque y Piura, donde se hallaron enormes cantidades de Hachas Moneda corroboran lo que después los diccionarios ilustrarían.
Esto no debería sorprender. Se sabe que con el florecimiento de las culturas Chincha, Ishma, Chimú, Lambayeque, Tumbes y Huancavilcas, se generó un intenso y funcional comercio que iba desde la actual Chincha hasta el Ecuador, llegando incluso a Colombia. Las Antas Huarco de cobre, tal como se ha demostrado documental y arqueológicamente, facilitaban los intercambios entre estas culturas, al igual que el comercio con el Altiplano y Antofagasta.
Abundando en esta dirección, podemos decir -citando a los cronistas- que en la balsa que halló el piloto Ruiz en 1526, en altamar a la altura de la costa ecuatoriana, poco antes de la conquista del Perú, este descubrió al abordarla, además de oro y plata, Hachas Moneda de cobre provenientes, a decir de los balseros, de tierras del sur. Probablemente de Chincha, en la Ica de nuestros días, lo que demostraría el uso de moneda como medio de intercambio.
LA DUDA SE DISIPA
¡No solo esto! Las Hachas Moneda, parece ser, se utilizaban como medio de pago que circularon por todo el mundo precolombino. Desde el Perú hasta México Y Chile. Estas piezas de cobre han sido también halladas en la costa del Pacifico mexicano y en las de Guatemala. Incluso en Ciudad de México, la antigua Tenochtitlan, se hallaron algunas de ellas cuando se realizaron excavaciones.
Parece ser pues que la duda con respecto a la inexistencia de moneda en el Perú Precolombino se disipa. La existencia de las Hachas Moneda permitiría superar la controversia generada por la hipótesis de que solo existió una modalidad de intercambio económico basado en el uso una concha marina que se importaba de la zona ecuatorial, el Muyu.
Participa:
COMENTARIOS
1 comentarios      
¿Còmo se explica que hasta 1996 en la feria de Tinta sòlo sòlo fuese vàlido el trueque como forma de comercio? ¿A què se debe el que en las excavaciones arqueològicas realizadas por distintos e insignes arqueòlogos no se haya encontrado vestigios de dichas monedas? Creo que lo expresado en la noticia reclama una investigaciòn profunda y minuciosa en torno al modo de comercio. Lo probable es que un error de interpretaciòn de los cronistas de la època basada en traducciones de naturales que masticaban el español y la afanosa pretensiòn de interpretar la historia de Amèrica de acuerdo a las costumbres europeas puedan haber confundido las ofrendas como monedas.
Por otro lado, las costumbres ancestrales prevalentes en la zona andina no mencionan dote para las hijas casaderas, caso contrario no prevaleciera el servinacuy.
07 de septiembre 2010
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan