Domingo 15 de julio 2018   |   Contáctenos
REVISTA

Candidatos 2.0 y las redes sociales

Análisis de la experta Maite Vizcarra
Estas elecciones están marcadas, entre otras cosas, por la inclusión y presencia de los candidatos en las redes sociales. Para analizar este boom, buscamos a Maite Vizcarra, economista, comunicadora y especialista en tecnología para las comunicaciones, a propósito del libro El poder en Internet que acaba de publicar, junto a David de Ugarte y Jordi Segarra.
(1)
Candidatos 2.0 y las redes sociales

Maite Vizcarra es optimista y entusiasta activista a favor de las redes sociales y el uso positivo que se puede dar a las tecnologías para mejorar la calidad de vida en general de todos, ciudadanos, gobernantes y el Estado. Nos comparte sus ideas y principios sobre este tema en un análisis global de la implicancia de las redes en nuestra vida y el hecho de ser ciudadanos digitales.

Convertidos por momentos en una especie de cyborgs, modificados gracias a los teléfonos inteligentes, que son casi una extensión de nuestra mano, el handsfree acoplado a la oreja, redefiniendo físicamente y lógicamente nuestra forma de vida.

El libro pretende ser un manual dirigido a políticos sean formales o informales, ya que todo lo expuesto en El poder en Internet, publicado por el Fondo Editorial de la Universidad San Martín de Porres, es aplicable a cualquiera.

-¿Cómo era la vida antes de Facebook y Twitter?

Ha habido precedentes a las redes sociales, los foros y los chat que teníamos en los correos eran formas de estar vinculado con la gente que tenías más relación. El beeper fue la primera forma de comunicación leída y establecía una forma de comunicación vía mensajes. Lo interesante de esto es que tenías un nivel de comunidad limitado, más pequeño; el elemento de valor que tienen ahora estas redes, Facebook, Twitter, MySpace, es que se ha expandido incrementalmente la posibilidad de vincularte con otro.

-¿Llegando a ser una masa?

Porque la lógica de vincularte con otro se extrapola mucho más porque tienes a un amigo que conoce a otro y a otro, tienes una influencia incalculable.

-Antes era un tú a tú...

Era un escenario cerrado. Acá se potencia la lógica de la red, la de un escenario abierto, y formas una comunidad de miles.

-¿En qué medida en esa comunidad nos encontramos? ¿En qué medida somos reales? ¿Cuán honesta puede ser la comunicación?

Depende. Lo que sí queda claro es que la manera en la que te relacionas en estos espacios es distinta, tiene peculiaridades distintas a la del mundo real. Hay hasta cierto punto algunas formas tácitas, un elemento es el espacio de poder, tú controlas tu cuenta de Facebook, y si publicas algo en tu muro, tú decides quién lo ve, tienes un gran control sobre lo que los demás hacen de ti. Tienes poder, manejo, es un gran estímulo, eres una especie de rey de la comarca, y tienes gente que te sigue.

Hay otro principio interesante por rescatar que es que hasta cierto punto como el espacio es tan abierto, parte de nuestra intimidad también se diluye, estás reportando tu vida, eso lo hacías antes con los amigos más cercanos, ahora lo haces con más gente.

-Es como vivir con un público pendiente de ti...

La lógica sigue siendo la misma, lo que ha crecido es el grupo que recibe tu información, que a su vez tiene más amigos conectados, y es infinito. La intimidad es un poco la moneda de cambio, y eso es parte de tu libertad, tú decides a quién haces ingresar.

-La crítica siempre ha sido que las tecnologías deshumanizan, pierdes el contacto físico, pero sigue siendo voluntario, nadie obliga a nadie...

Lo que hemos hecho es ampliar los espacios de comunicación: antes te encontrabas en un café, hoy te encuentras en Facebook. Es un lugar. Cualquiera puede tener control en las redes, antes no se daba.

-Además es algo totalmente democrático... Esa es una revolución...

Partiendo desde que si las usas bien puedes ser una persona de poder.

-Ahora vemos el salto de la web a la realidad con los bloggers, que comentan en la televisión, publican libros que nacieron en la web... De la virtualidad a la realidad...

Un blogger se ha convertido en un líder de opinión.

-¿Dónde está realmente el poder de Internet: en la capacidad de interactuar o en la capacidad de manejar a un grupo?

Tradicionalmente vemos que hay un poder formal y otro informal, pero en ambos casos son limitados, siempre está vinculado a un grupo muy particular, a una casta. El poder formal sigue siendo limitado, sea el político o el económico, está asociado al Estado, las empresas, la burocracia. Respecto a este poder formal hemos tenido al otro lado una cantidad de gente que se definía como ciudadanos o consumidores. Y la percepción siempre ha sido eso, que estás abajo. Lo que te permite hoy la tecnología con la lógica de las redes es que esa masa amorfa que era desinteligente hoy día se vuelva inteligente. Eventualmente la gente se puede encontrar por sus intereses, sus aficiones, y actuar de manera coordinada.

-Lo inteligente está ahora en el poder de asociación que tenemos...

Así es. Porque el poder de asociación en el mundo virtual se fortalece, en el mundo real es difícil asociarse por todo lo que implica. Ahora sí se ve la inteligencia de la masa que antes dependía de esa casta de poder. Los bloggers son una señal, un fenómeno como WikiLeaks es eso, un Assange que se asoció con otros locos, y lograron que el poder formal, los grandes diarios, les digan pásame tu nota. El poder está en ese grupo que antes era no reconocido y hoy tiene la capacidad de emitir una opinión e influir. Eso es real. Lo que tendrán que hacer los medios formales es evolucionar a este modelo, y eso implicaría convivir y ser tolerantes, abrir espacios. Hoy día gracias a Internet, a los celulares, al iPad, cada uno de nosotros es alguien que comunica información.

-Antes el político simplemente daba un discurso y si no quería responder, con decir: “no voy a dar declaraciones” bastaba. Ahora en Twitter lo destruyen a preguntas si quieren. ¿Cuántos estarán listos para exponerse a esa capacidad de replica constante?

Depende de la actitud. Lo que vivimos es una redefinición de lo que es el poder, es inevitable. El libro es una llamada de atención por eso, para entender qué esta pasando.

-Esto propone otro político: los 2.0. ¿En estas elecciones cómo estamos al respecto?

Lo interesante es que en estas elecciones todos han entendido que la tecnología es útil para acercarse al que está al otro lado, hay un intento. Sin embargo, todos se han quedado en la fase de informar, nadie ha hecho la tarea todavía, en gran medida porque probablemente no entienden la lógica, o no la quieren admitir que es otro tema. Mucha gente soslaya a la gente que vive en las redes, aduciendo que son muchachitos, pero ellos van a crecer y ya vienen con ese chip. Ellos no se van a dejar engañar, van a pedir que sean transparentes.

-¿No basta con pegar el plan de gobierno en la web oficial?

No, pero es un avance. Antes ni eso había, era impensable que un político exponga sus ideas, por eso los mítines eran tan concurridos, te enamoraban con la palabra y no había más. Hoy día se ha vuelto más racional porque tenemos la posibilidad de informarnos. Teniendo una herramienta como Google nada se dificulta.

-El caso de PPK es interesante porque se atribuye en parte su subida en las encuestas a su acercamiento a los jóvenes en las redes, y curiosamente es el candidato con más edad, es el número uno en Internet...

Creo que lo interesante de PPK es que ha logrado convocar a sus productores de información, a muchachos que le hacen “bulla” en Twitter y Facebook, y hasta cierto punto los ha afiliado, generando adhesión al mensaje. Ha efectuado la estrategia de la red, eso se ha visto claramente en el Twitter, cuando se llevó a cabo el primer debate, era otro mundo el que se vivía en Twitter: tú veías a sus preceptores hablando de él, comentando, por eso se dijo que PPK ganó el debate en Internet, pero fue por ese porcentaje de gente activa que como locos hicieron la bulla.

-¿Ha observado ese manejo en otros candidatos?

No. Básicamente él, y esa es la razón por la que ha tenido tanto éxito. La gente que ha logrado convocar en las redes lo defiende, son un ejército que a la primera crítica en Twitter o Facebook responden.

-Y no son pagados...

Obviamente. Caso contrario el de Hugo Chávez, que lo que hizo fue contratar a un grupo de muchachos a los que les pagaba para que todo el día hablen bien de él, lo que definimos como la portátil digital.

Tiene que ser algo voluntario. Si no puedes convencer a un cinco por ciento, mejor cambia. Lo que pasa es que mucha gente no entiende ese enfoque y cree que es mejor tener los miles de seguidores que me están leyendo pero que no se han adherido a mi mensaje, ese es el error de Castañeda, e incluso del mismo Toledo.

-Saliendo de Perú, en el tema de Mockus en Colombia, ¿qué pasó? Tuvo un buen manejo de redes, pero mal resultado...

Pasó lo que posiblemente pase acá. Con todo lo buena que es la estrategia de PPK, ya llegó al techo del 15% ó 20% de población que está vinculada a redes sociales, es un tema real. No es el 100% de gente, ahora lo que tienen que hacer es entrar al mundo off line. Es infantil creer que solamente con el 15% ó 20% vas a ganar la elección.

-Es inútil creer que si ganas en Internet, ya ganaste...

Más aún en países como el nuestro y Colombia que tenemos población rural, en donde no hay Internet. Es una elección nacional.

-El tema del acceso a Internet no es necesariamente la traba...

Incluso si tuviésemos todo el Perú cubierto con acceso a Internet, no sería ese el tema, sino cuánta gente usa la tecnología. Probablemente en Perú, como en Colombia, ha crecido la gente con acceso a Internet, pero la pregunta es: ¿cuántos usan con valor las tecnologías? Muy poca, porque allí hay una agenda pendiente del gobierno, de superar lo que se conoce como el analfabetismo digital. ¿Para qué tenemos tanto Internet si la gente lo usa básicamente para tontear? Allí surge otro de los puntos interesantes de nuestro trabajo, difundir la idea de que la tecnología te puede ayudar a mejorar tus niveles de gestión publica, en lo que se conoce como gobierno abierto o simplemente el gobierno electrónico.

-Explícanos eso...

Partiendo de la lógica que hoy día la tecnología es una herramienta que acerca a la gente, que genera influencia y que puede permitir adhesión, se puede aplicar para los gobernantes y los ciudadanos. La gran pregunta es, gano por candidato usando las redes sociales y ¿qué hará después con ellas?, ¿cerrarán sus cuentas? El uso de la tecnología mejora el nivel de democracia porque estás permitiendo una mayor participación ciudadana, un mejor nivel de rendición de cuentas, la transparencia obliga a que yo no haga las cosas por mi cuenta.

Participa:
COMENTARIOS
1 comentarios      
Muy buen análisis , gracias por el aporte . Actualmente me encuentro haciendo mi plan de tesis sobre políticos 2.0 , Agradecería sus aportes.
yhancarlos@gmail.com
29 de marzo 2011
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |