Banner Tuvivienda
Viernes 04 de diciembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

FMI entre un mexicano y una francesa

Organismo financiero internacional en lucha decisiva por su liderazgo
El Fondo Monetario Internacional (FMI) es, con seguridad, el organismo financiero más importante del mundo y un actor fundamental estos días para la recuperación económica mundial por lo que la elección de su nuevo jefe no es una tarea fácil.
(1)
FMI entre un mexicano y una francesa

 

Dominique Strauss-Kahn, quien tuvo que salir por la puerta falsa tras una grave acusación de violencia sexual contra una mucama de un hotel de Nueva York, habrá tenido todos los defectos pero era un funcionario de primera –excelente preparación, sensibilidad más no sentimentalismo, y un pragmatismo a prueba de balas–.

Lo que se busca ahora es eso, alguien que lo iguale o lo supere. Muchos nombres fueron propuestos pero solo dos lograron el visto bueno de la exigente Junta Ejecutiva del FMI: la ministra de Economía francesa Christine Lagarde y el gobernador del Banco Central mexicano Agustín Carstens.

Pero, ¿cuáles son sus antecedes?, ¿qué proponen?, ¿qué apoyos tienen?, ¿cuáles son sus estrategias para ganar? y ¿qué posibilidades tienen de hacerlo en las actual coyuntura internacional?, son algunas de las preguntas que se hacen los analistas financieros en los últimos días.

Aquí algunas claves:

AGUSTIN CARTENS, APUESTA POR EL CAMBIO

Su principal propuesta: Llevar la voz de los países en vías de desarrollo a una institución que trabaja básicamente con ellos y que han tenido excelentes resultados a la hora de manejar sus finanzas internas, esquivando los efectos de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos y los déficits presupuestarios de la Unión Europea.

El gran obstáculo: Tiene que vencer el pacto de caballeros hecho a fines de la Segunda Guerra Mundial de que el FMI siempre estaría a manos de un europeo y el Banco Mundial (BM) de un estadounidense. Carstens cree que ha llegado la hora de un “cambio responsable”, pero ni Washington ni Bruselas se muestran entusiasmados por cambiar la histórica ecuación.

Coyuntura internacional: Su ortodoxia económica puede causarle problemas con algunos países de la Unión Europea como España, Irlanda, Portugal y Grecia, que quieren poner en azul sus cuentas públicas pero temen que “apretar demasiado” pueda tener un alto costo social. Lo curioso del asunto es que los europeos no quieren afrontar las dificultades que exigieron a varios países latinoamericanos en la década de los noventa, entre ellos el Perú, y que hizo del FMI una institución tan impopular.

Su estrategia: Tratará de destacar sus mayores conocimientos y experiencias en comparación de la francesa. Él asegura que un triunfo suyo le daría legitimidad y aumentaría el prestigio de una institución muchas veces vapuleada y asociada a los grandes intereses estadounidenses y europeos.

Para que gane es indispensable que se asegure los votos en bloque de los países latinoamericanos y otras potencias regionales. Hasta el momento, ni Argentina ni Brasil, ni los principales países del BRICS como Rusia, China y la India, han dicho nada de apoyar al mexicano.

CHRISTINE LAGARDE, LA FAVORITA

Su obra: Como ministra de Economía, Lagarde ayudó a Francia a salir de la peor depresión desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y fue una franca defensora del sistema financiero lo que provocó el respeto de la gente en el bloque europeo.

Principal propuesta: Mantener el rumbo de las reformas que tan bien realizó Strauss-Kahn de dar mayor peso a la voz de los países emergentes y ponerlos en puestos claves en el consejo a partir del 2012. Amiga personal del ex líder del FMI, Lagarde conoce cuál era la visión que tenía el político y economista socialista para la institución.

Lagarde también es de la idea de que el organismo aumente la cooperación internacional para evitar las excesivas fluctuaciones de las monedas.

La estrategia: Lagarde sabe que tiene el apoyo de la Unión Europea y Estados Unidos por lo que se concentrará en obtener el respaldo de los otros pesos pesados de la institución. Por ejemplo, ya viajó a Brasil, que es la mayor economía de América Latina, y prometió que dará más voz a los países emergentes.

Coyuntura internacional: Tiene el apoyo del todo el bloque europeo que supone el 37% de los votos del FMI, además de 17% de Estados Unidos. Eso ya le da cierto alivio aunque las cosas podrían cambiar de un momento a otro ante un error inesperado.

Aunque algunos señalan la importancia de que un europeo maneje el FMI en momentos en que el Viejo Continente pasa por su peor crisis en más de medio siglo, otros creen que existiría un choque de intereses si elijen a la francesa.

Ni China ni India ni Rusia han dicho que vayan apoyar la candidatura de la ministra francesa y esperan ver qué les puede ofrecer a cambio de su voto. Lo cierto es que los tres países quieren un FMI más democrático y acorde a la nueva realidad del siglo XXI, pero todavía tienen fuertes intereses económicos en Washington y Bruselas.

Por su parte, los países desarrollados quieren que las naciones emergentes tengan más responsabilidades en el FMI, pero ello no necesariamente significa perder sus privilegios.

Gran obstáculo: A pesar de un historial académico impecable hay quienes consideran que Lagarde puede ver minada sus aspiraciones ante la posibilidad de ser juzgada por su rol en un acuerdo legal que involucró el pago de 285 millones de euros a un empresario aliado del presidente francés Nicolás Sarkozy.

Participa:
COMENTARIOS
1 comentarios      
Simplemente mi paisano Carterns No va a llegar!
Los dados estan cargados a favor de Cristine la dama de fierro!
29 de junio 2011
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |