Banner Tuvivienda
Martes 22 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

Michele Bachmann rumbo a la Presidencia de Estados Unidos

Nada con Sarah Palin
Una mujer enarbola los principios conservadores para salvar a Estados Unidos del desastre progresista de Barack Obama, ¿lo logrará?
(1)
Michele Bachmann rumbo a la Presidencia de Estados Unidos

 

Con una economía que no ha despegado y, por el contrario, parece entrar otra vez hacia una recesión; con miles de trabajos perdiéndose, un seguro de salud imposible de ser financiado y una deuda interna que terminarán pagando los nietos de los adolescentes de hoy, Estados Unidos parece estar muy lejos del paraíso que pintó Barack Obama en la campaña del 2008.

En aquel entonces, el senador de Illinois, joven, exitoso, negro, bien hablado y sobre todo, preparado, parecía ser la respuesta que el país necesitaba para superar los ocho años del conservadurismo compasivo y guerrerista de George W. Bush.

Obama, con ese estilo a lo John F. Kennedy, auguró un país más próspero. Ahora, a poco de cumplir su mandato aspira ir a la reelección. Eso, siempre y cuando la oposición republicana se lo permita.

Fortalecido con la gran victoria de las legislativas de medio tiempo en el 2010 en la que recuperó el control de la Cámara de Representantes, el Partido Republicano reagrupa a las fuerzas conservadoras de todo el país para decir “nunca más” a Obama y su discurso progresista.

Aunque algunos nombres ya se han dado a conocer como el del ex gobernador Mitt Romney o el ex legislador Newt Gingrich, esta semana ha surgido con toda fuerza la postulación de la congresista Michele Bachmann.

Conocida por su alta preparación en temas nacionales, Bachmann aprovechó un discurso en Waterloo (Iowa) para anunciar su postulación como pre candidata presidencial republicana.

“Si queremos asegurarnos el futuro, tenemos que recuperar la visión que tuvieron nuestros padres fundadores de contar con un gobierno constitucionalmente conservador”, declaró Bachmann, quien es una reconocida líder del movimiento del Tea Party que puso contra la cuerdas a los demócratas y su discurso intervencionista e izquierdista.

“El gran pueblo de esta nación clama por un presidente que escuche a la ciudadanía, que conduzca desde la primera fila. Y eso es lo que haré yo”, agregó la legisladora que enarbola también el regreso de los valores cristianos en una sociedad americana sumida en una “crisis moral”.

Aunque todavía es muy temprano augurar su victoria en las primarias republicanas, Bachmann es vista con interés por algunos sectores que consideran que Estados Unidos está listo para escoger a una mujer tras el portazo en la cara que recibió Hillary Clinton en el 2008.

En la campaña pasada, los republicanos apostaron por la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin como candidata a la vicepresidencia en la fórmula con John McCain, pero su desempeño dejó mucho que desear.

Y es que pese a su discurso de madre abnegada y funcionaria ejemplar, Palin fue la burla de los demócratas que le achacaban cada vez que podían su pobre preparación en temas de política exterior.

Todavía se recuerda el papelón que hizo en el debate vicepresidencial con Joe Biden al escribir en la palma de su mano los nombres de algunos líderes mundiales y países que no conocía bien. ¿Se podía confiar en alguien que confundía Eslovenia con Eslovaquia?

Tras su derrota, Palin también decidió alejarse de la gobernación y se acercó al movimiento Tea Party, abrazando un discurso demasiado agresivo, casi fundamentalista de derecha. Hay quienes la asociaron a ataques raciales contra el presidente Obama.

Algunos aseguran que Palin postulará a la presidencia en el 2012 pero no se sabe si lo hará por el Partido Republicano o se animará a ir como independiente.

Bachmann, en cambio, a sus 55 años es una figura fresca que causa simpatía entre los votantes no solo blancos y conservadores, sino también entre las mujeres, los jóvenes y las minorías.

Hasta ahora las encuestas son auspiciosas. Según un último sondeo divulgado por la cadena CNN, Bachmann tiene una fuerte intención de voto entre los conservadores de Iowa, un 22%, solo un punto por detrás del ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, favorito hasta el momento.

Iowa, cabe destacar, es un lugar clave rumbo a la Casa Blanca, pues según la tradición política estadounidense es el Estado donde siempre empieza el proceso de primarias y marca la pauta. “Quien gana en Iowa casi siempre gana las primarias, quien las pierde nace prácticamente muerto”, señala un dicho –muy cierto– en Washington.

Que Bachmann se imponga supondría un fenómeno arrollador y una posibilidad de oro para que los republicanos puedan recuperar el liderazgo del país, pero aún debe demostrar que tiene el temple de acero, una altísima preparación en todos los aspectos de política interna y externa y, ante todo, una simpatía con el pueblo como la que generó en algún momento Obama. ¿Será que ella puede convertirse en la nueva y última esperanza?

Participa:
COMENTARIOS
1 comentarios      
se puede confiar en un reportero que primero habla de israel, luego critica a lady gaga, luego habla de ollanta, ahora de michele?? pero que cerebritos
29 de junio 2011
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |