Banner Tuvivienda
Jueves 24 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

Muñeca Baby Down causa polémica

Hay variedades de muñecas para todos los gustos: rubias, morenas, negritas, gorditas, las que lloran, las que ríen, las que toman su biberón, las que gatean... en fin, una gran cantidad que nos demoraríamos en enumerar. No obstante, existe una muñeca muy particular: la Baby Down.
(0)
Muñeca Baby Down causa polémica

 

Hace unos cuantos años se lanzó al mercado una muñeca con rasgos de trisomía 21 ó síndrome de Down: ojos almendrados, orejas pequeñas, puente nasal aplanado, manos pequeñas con dedos cortos y cabecita pequeña y aplanada en la parte posterior.

Baby Down cuenta con versión femenina y masculina. Viene con un folleto informativo que explica cómo desarrollar al máximo las capacidades de un verdadero bebé con síndrome de Down.

La empresa española creadora de Baby Down, considera que esta muñeca ayuda a fomentar la integración en la sociedad, enriqueciendo el juego y el aprendizaje de los valores en los menores.

Los niños emplean los juguetes y el juego para relacionarse con su mundo y adquirir una serie de valores. A decir de algunos expertos en el tema, esta muñeca puede enseñar a los niños a respetar a las personas diferentes a ellos y a obrar en consecuencia, a ser tolerantes, compresivos y solidarios.

No obstante, cabe mencionar que la orientación del adulto va a tener un valor fundamental en ese proceso de aprendizaje. Hay que recordar que lo que uno siembra en los primeros años será de gran valor en el futuro.

“Los niños con síndrome de Down también juegan y son capaces de reflejar sus vivencias y las de otros en sus propias actividades lúdicas. El poder hacerlo con un muñeco que se le parece, puede aumentar su interés al verse identificado con su compañero; y es posible que sus secuencias sean más espontáneas, más genuinas, y más ricas, sin que ello suponga, por supuesto, ninguna limitación o merma en sus habilidades”, destaca el psicólogo y especialista en atención temprana Isidoro Candel Gil.

Los defensores de este juguete que no solo busca entretener sino también educar, consideran que niños -y no tan niños- con síndrome de Down pueden encontrar gratificante el poder identificarse con una muñeca, contribuyendo así al incremento de su seguridad y autoestima.

“La sociedad tiene que entender que todos somos diferentes y los niños al ver juguetes distintos comprenden mejor la diversidad”, opina la madre de una adolescente con síndrome de Down.

Sin embargo, la muñeca no ha sido bien recibida por todos. La controversia no se hizo esperar y algunos padres de niños con síndrome de Down levantaron su voz de protesta porque creen que este juguete es ofensivo y discriminatorio, al promover una muñeca “diferente a un canon social establecido y entendido como normal”.

“La iniciativa de la muñeca no me molesta pero no creo que es un gran aporte para la integración de estas personas a una sociedad. Creo que se debería empezar por quitarles el estigma de personas Down y llamarlos simplemente niños, jóvenes o adultos y mostrar todas las facetas positivas de su autonomía e independencia”, sostiene la madre de una pequeña que nació con este síndrome.

Esta muñeca no llegó al mercado peruano y desconocemos si en un futuro se comercializará en Perú, tras la andanada de críticas que surgió en torno a ella. Uno puede estar a favor o en contra de la comercialización de una muñeca con determinados rasgos pero lo importante sería analizar al máximo los pros y los contras de un juguete de esta naturaleza. ¿Usted qué opina?


Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |