Banner Tuvivienda
Sábado 02 de julio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

SENDERO TIENE ARMAMENTO MODERNO DE LARGO ALCANCE

Reconoce general EP Otto Guibovich
Iniciando una serie de entrevistas a las autoridades civiles y militares que concibieron y vienen poniendo en práctica la estrategia del Plan VRAE, Gener@cción presenta el diálogo que sostuvo con el general Otto Guibovich Arteaga, ex jefe del Estado Mayor del Comando Conjunto y actual comandante general del Ejército, quien habla de los objetivos alcanzados hasta el momento y de los que faltan por lograrse.
(0)
SENDERO TIENE ARMAMENTO MODERNO DE LARGO ALCANCE

¿Por qué era tan importante para el Estado retomar Vizcatán?

Era importante porque Sendero consideraba a Vizcatán como su último bastión, su santuario. Además, no se podía seguir permitiendo que existiera dentro del territorio peruano un lugar controlado por grupos armados dedicados a actividades ilícitas. Esta es la primera vez, desde que Sendero se enquistó en la zona y se alió con los narcotraficantes, que un gobierno hace una planificación integral para enfrentar el problema del VRAE, no solo desde la perspectiva militar y policial sino además desde la social y económica, que es quizás la más importante.

 

¿En qué se basa esta alianza de Sendero con el narcotráfico?

Básicamente, en el dinero que necesitaba Sendero para sobrevivir y en la seguridad que necesitaban los narcotraficantes para continuar con su negocio. Ahora Sendero cuenta con grandes cantidades de dinero. Durante la Operación Excelencia del año pasado, hallamos, alrededor de los campamentos senderistas que tomamos, verdaderas piscinas de maceración, además de una enorme cantidad de insumos químicos. Si Sendero se ha hecho fuerte es debido a que cuenta con una buena base logística producto del dinero del narcotráfico. Son fuertes además porque poseen un gran conocimiento de la geografía del lugar. No olvidemos que Vizcatán es una zona muy agreste, de muy difícil acceso.

 

 

¿Los senderistas del VRAE son solo aliados de los narcotraficantes, o además tienen una guerra política que pelear, como los senderistas de los 80 y 90?

En los pronunciamientos y panfletos que hacen públicos cada cierto tiempo, mantienen rezagos de la ideología maoísta de los 80 y 90. Pero en la práctica son delincuentes armados aliados a los narcotraficantes y que se han convertido ellos mismos en narcotraficantes. Promueven el cultivo de hoja de coca entre los agricultores. Protegen el ingreso de insumos químicos. Cobran cupos a los narcotraficantes para permitirles la elaboración, el transporte y la venta de la droga, y para brindarles resguardo. Es decir, están involucrados en la cadena de producción y comercialización de la droga de principio a fin. Además, ellos mismos siembran su propia hoja y elaboran y venden su propia droga. De la ideología queda muy poco.

 

¿Qué habría hecho Sendero con el dinero acumulado a través de los años?

Primero, sobrevivir. Segundo, crecer, organizarse, captar gente. En algunas zonas periféricas, donde hay pequeños poblados, sobre todo por el lado sur del Vizcatán, ellos convivían con los habitantes de manera pacífica para ganar su adhesión.

Querían dejar de ser vistos como los asesinos de la primera etapa del conflicto para convertirse en los buenos de la película, como unos Robin Hood. Ese es un cambio de estrategia en el Sendero del VRAE. El antiguo Sendero entraba en los pueblos a punta de machete, robaba comida y víveres, reclutaba a la fuerza a los hijos adolescentes y en muchos casos asesinaba a decenas de pobladores inocentes. Los de ahora no. Pagan su comida y su alojamiento, e incluso dan de más. Además ayudan en las labores agrícolas. Sin embargo, la población no olvida as matanzas.

 

¿Sendero habría comprado armas con el dinero del narcotráfico?

Seguramente que sí. No olvidemos que actualmente Sendero cuenta con buen armamento, a diferencia de antes, que casi no tenía armas y basaba sus ataques en la dinamita.

 

 

¿Cuál era la situación de la zona al momento de que las Fuerzas Armadas dieran inicio al Operativo Excelencia 777, el 30 de agosto del año pasado?

En los últimos años, por razones presupuestales, algunas bases militares tuvieron que replegarse. Eso les dio a los senderistas cierta libertad de movimiento y posibilidades de expandirse. Y si no hay fuerzas del orden, la población no puede hacer nada ante grupos armados. Tienen que coexistir, obedecer. Esa era la situación. Un Sendero en franco crecimiento y una población desprotegida.

 

¿Qué avances se ha conseguido?

Se ha abierto bases en el corazón de Vizcatán. Eso nos ha permitido controlar la aduana de los senderistas, donde recibían toda clase de cupos, por el paso de la droga, por el paso de madera ilegal, etc. La pérdida de ese dinero restringe su capacidad logística. Ese es un golpe importante. El riesgo de permitirles manejar grandes sumas de dinero radica en la posibilidad de que continúen creciendo.

 

Algunos medios de comunicación y autoridades de la zona hablan de la militarización del VRAE.

Es un error. Las Fuerzas Armadas no han entrado solas. Hay una conjunción entre la parte militar, la parte policial y la parte civil. Pobladores de lugares como Canayre, Mazángaro, Pampa Aurora, han recuperado la confianza. Antes era gente huraña, desconfiada del Estado. Era lógico, pues vivían largos años cercados y penetrados por el senderismo y el narcotráfico. Cuando llegó el Estado, se sintieron recelosos. Poco a poco han entrado en confianza. El Estado les ha llevado aulas, alimentos, medicinas, útiles escolares. Se han condicionado comedores populares. Eso es importante.

 

¿Qué objetivos faltan cumplirse en el aspecto militar?

Nosotros hemos hecho un plan de campaña para varios años. Por ahora se ha avanzado un buen trecho de la primera fase. Por obvias razones, no le puedo decir de qué fases consta el plan militar, pero se está avanzando. Una buena noticia es que el gobierno ha vuelto a asignar un presupuesto para este año. Eso quiere decir que estamos en posibilidades de mejorar en equipamiento y en las tácticas mismas.

 

¿Cuál ha sido la reacción de los senderistas de la zona? ¿Se han desplazado hacia otros lugares, se han replegado?

Su reacción ha sido defender un territorio que creen suyo. Han colocado trampas, han emboscado, han hostigado a nuestros helicópteros y a nuestras patrullas. No olvidemos que ellos ostentaban el dominio del área por casi dos décadas. Eran dueños y señores de la zona. No había presencia del Estado. Entonces es obvio que no quieran abandonar el lugar.

 

¿De cuántos combatientes consta la fuerza principal de Sendero en la zona?

Es variable, porque ellos contratan gente por un mes, dos meses. Les sobra la plata. Además de la fuerza principal, tienen la fuerza local y la fuerza base, compuestas por pobladores que se les unen por los engaños de los senderistas o por el dinero que les ofrecen. Ahí las cantidades también fluctúan. Cuando se juntan para realizar una emboscada, se unen a la fuerza principal las otras dos. Luego, la fuerza base y la fuerza local retornan a sus labores habituales, como la agricultura, por ejemplo.

 

¿Con qué armas cuenta Sendero?

Armamento moderno, de largo alcance. Fusiles AKM, Galil, FAL. Armas que antes no tenían y que han ido consiguiendo a través de los años en tanto tiempo que no ha habido acciones por parte de las fuerzas del orden.

 

¿Qué tan cerca se está de capturar a los líderes senderistas Alipio, José, Gabriel?

Es difícil decirlo. No se puede afirmar que se les va a capturar mañana o el próximo mes o el próximo año. Pero hay un esfuerzo sostenido. Si continuamos con ese esfuerzo, tendremos éxito.

 

¿Cómo se hace para convencer a los pobladores de la zona de escoger cultivos alternativos como el café y el cacao, por ejemplo, si no les resultan tan rentables como la hoja de coca?

Ése es un tema complejo e implica un cambio cultural en la gente. En muchos poblados son ya dos o tres generaciones que viven de eso. Pareciera que las acciones en el VRAE fueran lentas o que no se avanzara, pero los cambios que se necesitan en la zona son lentos por naturaleza. Un cambio cultural implica tiempo. No se puede decirle al poblador de la noche a la mañana que deje de sembrar coca y que siembre cacao. Cuando haya mayor control en el ingreso de insumos químicos y el precio de la hoja de coca descienda, la gente va a entender que con otros productos puede alcanzar el mismo margen de utilidad.

 

¿Cómo se hace para impedir el ingreso de insumos químicos?

Hay una propuesta para que se constituya un puesto de control multisectorial, en el que participen Inrena (Instituto Nacional de Recursos Naturales), el Ejército, la Policía, Osinergmin, para conseguir que la regulación del ingreso de insumos químicos sea más efectiva. Ahí puede estar la clave del asunto. El control en el ingreso de insumos químicos.

 

La pobladora Lucy Pichardo denunció que el 14 de setiembre del 2008, las Fuerzas Armadas cometieron ejecuciones extrajudiciales en la localidad de Río Seco. ¿Qué sucedió en realidad?

Los mismos senderistas decían que Vizcatán era su bastión y que nadie que no fuera de su agrupación entraba sin recibir bala. Entonces quienes están ahí son de Sendero. No hay población civil. Las poblaciones están a 20 ó 30 kilómetros. En Río Seco hubo un enfrentamiento entre soldados del Ejército y subversivos que nos atacaron desde la otra orilla. Nosotros respondimos y se produjo un combate en el que cayeron abatidas cuatro personas del otro bando. Cuando intentamos levantar los cadáveres, impactaron más de 40 balazos en el helicóptero. Pero está probado que esas personas dispararon contra los efectivos militares.

 

¿Cuántos años podría durar esta ofensiva de las FF AA?

No es conveniente hablar de plazos en situaciones de guerra. Las acciones pueden acelerarse. La tecnología nos puede ayudar. Las carreteras llegan. La energía llega. El escenario cambia. Es difícil pronosticar cuánto tiempo podría durar esta ofensiva. Es mejor seguir trabajando sin pensar en el tiempo.

 

Los senderistas expulsados de Vizcatán no han sido capturados. ¿Se corre el riesgo de que se reagrupen y emprendan una contraofensiva para retomar la zona? 

Ellos están permanentemente tratando de que salgamos de la zona, porque día a día están perdiendo dinero al haberse detenido el paso de la droga. Entonces van a tener que buscar otras rutas para la salida de la droga o van a intentar una contraofensiva para hacernos salir. Nosotros estamos previendo eso. Pero no vamos a salir. Estamos preparados. Esto recién empieza. Hemos entrado para quedarnos.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan