Banner Tuvivienda
Lunes 25 de enero 2021   |   Contáctenos
REVISTA

Internet provoca nueva revolución en Irán

La "red de redes" es la nueva arma de los jóvenes
La oposición iraní utiliza a Twitter, Facebook y Youtube para organizar marchas en todo el país y revelar al mundo la sangrienta represión en la República Islámica.
(0)
Internet provoca nueva revolución en Irán

Irán está a miles de kilómetros de distancia del Perú. Es un lejano país del Medio Oriente, la antigua Persia, con una extraña legua, el farsi, y una religión de la que sólo escuche detenidamente tras los ataques del 11-S: el Islam.

 

Nada podría atarme a su realidad y las masivas protestas que hoy tienen lugar en Teherán serían una noticia más de las que veo en la televisión o leo en los periódicos. Sin embargo, lo que ocurre allá también me involucra, soy uno más de esos jóvenes que piden nuevas elecciones, y que se ha embarcado en la "utópica" lucha por la libertad y la justicia.

 

Como yo hay miles, sino millones, alrededor del mundo que han abrazado la "revolución verde" y que tenemos algo en común respecto a esta crisis que pudo haber sido local pero terminó siendo global: el uso de Internet.

 

El que es considerado como el mayor invento de la era contemporánea ha demostrado por qué es capaz de romper paradigmas de la noche a la mañana, y acercar al hombre a una nueva forma de interacción, sin importar las barreras geográficas, políticas, económicas y sociales.

 

Bastó unos días del inicio de las protestas en Irán para que la red se convierta en la mejor arma de la oposición que pide nuevas elecciones presidenciales tras el fraude del 12 de junio, en las que ganó la reelección el ultra conservador Mahmoud Ahmadineyad.

 

Al principio, como la mayoría, seguía las noticias a través de las grandes cadenas como la CNN o la BBC, o las agencias noticiosas como Efe, AP o Reuters. Pero el gobierno decidió que no iba más, que tenía que vetarlas porque propalaban "mentiras" y decidió cancelar las visas a los periodistas extranjeros.

 

PERIODISMO CIUDADANO

 

Lo que pudo suponer el inicio de un silencio informativo -y así lo creí yo-, típico de los regímenes dictatoriales, no se dio. Al contrario, fue el comienzo de un movimiento on line sin precedentes que dejó a la noticia en manos de los propios iraníes lo suficientemente valientes para colgar en la red, vídeos, fotos y textos sobre las masivas marchas opositoras.

 

Este "periodismo ciudadano", como lo denomina el diario The New York Times, se valió de la "red de redes" para hacer saber al mundo lo que pasaba en las calles de Teherán o Mashhad. Fue así como a través de Facebook, Youtube, o Twitter pude enterarme minuto a minuto lo que ocurría en las marchas que encabeza el líder opositor Mir Husein Musaví.

 

Muchas de esas protestas terminan en violencia y en la muerte de inocentes a manos de fuerzas militares y paramilitares gubernamentales. Si no que lo diga la familia de una joven llamada Neda, quien murió el fin de semana mientras marchaba en el centro de Teherán y exigía la realización de nuevas elecciones.

 

Neda fue alcanzada por una bala disparada por un miembro de las milicias Basij y sus últimos minutos de vida fueron registrados por una cámara de celular y después colgados en la página Youtube en donde han sido vistos por 10 millones de personas en cuestión horas.

 

He visto el video y debo decir que las imágenes son bastante crudas. El cuerpo de esta "mártir", como la llaman ahora, yace tirado en medio de una calle con los ojos en blanco y el pecho lleno de sangre.

 

"No tengas miedo, no tengas miedo, no tengas miedo, querida Neda, no tengas miedo", le grita un hombre de cabello blanco, mientras ayuda a contener la hemorragia que cubre el rostro de la joven. Fue en vano, pues no resistió ni dos minutos.

 

Pienso en los padres de la muchacha, o si acaso tuvo hijos o un novio con quien pensara casarse y pasar el resto de su vida juntos. Ese "felices para siempre" no se cumplirá en ella, y según lo que leo en Internet en otras 24 personas.

 

El gobierno iraní dice que fueron bándalos y terroristas los que dispararon a Neda, pero es en la misma red donde también se pueden recoger vídeos de las milicias Basij disparando contra las manifestantes.

 

Recuerdo unas imágenes tomadas por celular en las que se observa hombres encapuchados colocados en las ventanas de edificios gubernamentales sacando unos enormes rifles y acribillando a la multitud que en medio de las balas gritan "asesinos" y señalando con sus dedos a los culpables que se esconden como ratas.

 

Los videos y las fotografías también muestran a un Teherán convulsionado a merced de los cientos de miles de manifestantes que cargan en sus manos carteles en farsi y en inglés -el idioma universal- que dicen: "Where is my vote?" -¿dónde está mi voto- o Selection is not a election- -selección no es elección-.

 

Las llamas en el centro de la ciudad son comunes y el sonido de las patrullas policiales es la música de fondo de una película que puede verse en directo con tal sólo conectarse a algunas páginas de Internet que escapan del rígido control gubernamental.

 

COMUNIDAD BLOGGERA

 

Esta semi libertad no es nueva. He leído comentarios de personas sorprendidas con el hecho, incluso, de que haya o se permita Internet en Irán, país al que consideraban ajeno al avance tecnológico occidental y más cercano a las barbaries de los talibanes con sus mujeres cubiertas de pies a cabeza con las asfixiantes burkas. 

 

Lo cierto es que Irán, pese a ser gobernando por una dirigencia clerical que en muchos casos roza el fundamentalismo islámico chiíta, tiene una de las comunidades más grandes de bloggeros del mundo y su acceso a Internet aumenta año a año.

 

Cifras de Naciones Unidas revelan que en la República Islámica hay 65 mil blogs y 22 millones de usuarios de la red. Nada mal para un país de 71 millones de habitantes, la mayoría pobres y sin acceso a otros servicios básicos como agua potable o electricidad. 

 

Cosa curiosa también es que en los últimos años, haya sido el mismo gobierno el que haya promovido el uso de Internet como parte de sus programas educativos, uno de los más avanzados del Medio Oriente.

 

Pese a tener más de cinco millones de sitios bloqueados por la censura oficial, el régimen teocrático utiliza la red como herramienta de apoyo en los salones de clases de colegios y universidades y hasta para promover el Islam.

 

Esta estrategia ha dado como resultado que haya un índice de alfabetización del 94% y una comunidad estudiantil altamente preparada. Los jóvenes también pueden aprender hasta dos idiomas en Internet y acceder vía web a maestrías y doctorados en universidades del extranjero.

 

ESCAPE A OTRO MUNDO

 

Es en la red donde la juventud iraní también puede escapar de las claustrofóbicas prohibiciones políticas y sociales del régimen y tomar contacto con un mundo exterior que les fascina y que les es prohibido de manera oficial.

 

Si sabe buscar bien, en las páginas iraníes uno puede encontrar de todo: Música, arte, cine de Hollywood, deportes, y hasta lugares para encontrar parejas vía chat. Cosas inimaginables o calificadas de "satánicas" durante la revolución islámica de 1979.

 

La actual generación de jóvenes iraníes, nunca vio ni escuchó los discursos encendidos del ayatolá Jomeini que encandilaron a sus padres, y lo único que quieren es poder expresarse como lo hacen otros muchachos en Europa o Estados Unidos.

 

Esa masa, cuya edad promedio es 26 años y conforma el 75% de la población total, lucha por expresar sus ideas, sus gustos, sus vidas íntimas sin recibir la condena de los clérigos o sus propios padres que pueden verlos como traidores al Corán, o lo que es peor, a Alá.

 

Hasta ahora estas expresiones se habían manifestado muy poco en temas políticos y los pedidos de un cambio de régimen han sido escasos o casi nulos. Y resalto, hasta ahora, porque es un hecho seguro que Internet tendrá un papel fundamental en el futuro y supervivencia de la República Islámica.

 

He leído que las autoridades iraníes han disminuido el ancho de banda de Internet para impedir o dificultar el envío de fotos o vídeos al exterior y también el bloqueo de páginas como Twitter.

 

Sin embargo, este ha sido un trabajo inútil gracias a que los expertos informáticos iraníes están creando servidores proxy, que pueden ser usados por personas dentro de Irán para poder esquivar el bloqueo.

 

Twitter, esa maravillosa "red de redes", es ahora el mejor instrumento para comunicar minuto a minuto las actividades de los manifestantes y hacer parte de ellas a quienes desde el exterior vivimos on line lo que ocurre en Teherán.

 

La pregunta que surge finalmente, entonces, es: ¿podría la teocracia iraní cortar el acceso de Internet en todo el país para salvar la continuidad del régimen? Sí, pero hundiría a Irán a un estado de aislamiento insoportable para esa enorme masa joven que ven en la red su única ventana para expresarse. Una ventana por la que están dispuestos a dar su vida o matar en el intento.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |