Banner Tuvivienda
Lunes 25 de enero 2021   |   Contáctenos
REVISTA

EL ISLAM Y EL MESÍAS ESPERADO

Diálogo con Qamar Fazal
El presidente de la Comunidad Ahmadía Musulmana en Madrid, Qamar Fazal, explica a Generacción los pilares del Islam, al que injustamente se le asocia con terrorismo y muerte tras los ataques del 11-S en Estados Unidos. Por el contrario, dice que es una religión de paz y nos revela la llegada del "Mesías" esperado en todas las religiones. La promesa ya se convirtió en realidad.
(0)
EL ISLAM Y EL MESÍAS ESPERADO

-Sr. Fazal, en Occidente todavía hay mucha ignorancia acerca del Islam, ¿puede decirnos en qué cree un musulmán?

Creemos que Dios -Al-lah- es el creador de todo y que es el mismo para todas las religiones. No tiene forma ni figura. A diferencia de otras creencias, el Islam prohíbe la representación de Dios y que hagamos copartícipes con Él.

 

Creemos que en su infinita misericordia Dios siempre ha ayudado a la humanidad mediante los profetas. Dice el Corán: "No hay pueblo al que Dios no haya enviado un mensajero". También creemos que Dios ha enviado leyes básicas desde la aparición del hombre y que fue completando con el tiempo según alcanzaba una mayor capacidad de comprensión e intelecto.

 

-Tengo entendido que para el musulmán, el Islam es la culminación de las revelaciones dadas por Dios.

Correcto. Nosotros creemos que cuando Dios vio que el ser humano había alcanzado un nivel, un estatus, le alcanzó una última enseñanza que es completa, eterna y universal.

 

-¿Qué comparte el Islam con el Judaísmo y con el Cristianismo?

Creemos que, originalmente, tanto el Judaísmo como el Cristianismo fueron religiones instauradas por Dios. El santo Corán tiene un sura que se llama María de la que dice es un "ejemplo para los creyentes". También tenemos muchas citas de Jesús en el Corán que cuando uno las lee cree que está leyendo el Evangelio. Del Judaísmo creemos en todos los profetas del Antiguo Testamento, en todos.

 

-¿Cuál es el error en el que incurrieron los judíos a quienes ustedes llaman el "Pueblo del Libro"?

Cuando viene un profeta siempre hace vaticinios del futuro y da signos. Hay pueblos que han reconocido solamente hasta un punto y no han querido reconocer los signos posteriores. Los judíos erraron al no reconocer a santo Jesucristo y erraron al no reconocer al santo profeta Mahoma. Si hay profecías sobre la venida de un reformador y se cumplen los signos y no los aceptas, estás rechazando al propio fundador de tu religión.

 

-¿Y el error de los cristianos?

Los musulmanes creemos que lo que Jesús predicó en su época difiere de lo que vemos y oímos hoy. Los cristianos, además, le atribuyen mitos que no son reales, fruto de la condición mediterránea donde se desarrollaban las culturas antiguas. Por ejemplo, la fiesta de la Navidad. No hay constancia de que Jesús haya nacido un 24 de diciembre.

 

Además, los musulmanes de la Comunidad Ahmadía creemos que Jesús murió de muerte natural, idea incluso refrendada por investigadores europeos. Creemos que Dios lo salvó de la muerte en la cruz, que lo bajaron vivo en estado de síncope, se recuperó de las heridas, no hubo proceso de resurrección y que fue a predicar a las tribus perdidas de Israel -según su propia promesa- a la región de Cachemira, donde murió de muerte natural.

 

-Increíble, pero ustedes tampoco lo ven como hijo de Dios.

Nosotros creemos que es hijo en el sentido de que Jesús dijo: "Bienaventurados los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios".

 

-Pero no hijo ni Dios a la vez.

No, eso el Islam lo condena. El Corán es muy celoso guardando la unicidad de Dios. Al-lah es el uno, el inicial, el último, la fuente, el que no engendró ni fue engendrado, todas los atributos más sublimes que puedes pensar de un ser celestial, antes de la existencia de la Creación.

 

Jesús no puede ser Dios y hombre al mismo tiempo, desde el punto de la ciencia y de la matemática es imposible. Jesús-Dios sería una cosa infinita y Jesús-hombre sería una cosa finita, pero Dios no puede contradecirse, no puede ser blanco y negro a la vez.

 

SE CUMPLEN LOS SIGNOS

 

-¿Qué diferencia a la Comunidad Ahmadía de la mayoría de musulmanes?

Nosotros nos consideramos verdaderos musulmanes porque había signos del santo Profeta del Islam, Mahoma, sobre la venida de un revivificador de la fe y si los signos se han cumplido no tienes más opción que seguirlos.

 

-¿La llegada de "alguien" al final de los tiempos es común en las grandes religiones, cierto?

Sí. Todos los libros sagrados de todas las religiones, incluidos cristianos, hindúes, musulmanes hablan de la segunda venida de una persona. Los cristianos esperan al Cristo, los judíos al Mesías, los hindúes aguardan la venida de Krishna; los budistas esperan al Buda Maitreya, y los musulmanes al Imam al-Mahdi.

 

La declaración sorprendente del fundador de nuestra comunidad, Hazrat Ahmad de Qadian, quien nació en la India, es que él era esa segunda venida para todas las religiones. Él declara que las demás religiones fueron verdaderas en su momento pero que ahora el Islam es la última religión que dio Dios para toda la humanidad.

 

-Pero la mayoría de los musulmanes los rechaza.

Nos consideran heréticos al haber aceptado al Imam al-Mahdi. El resto de los musulmanes aún espera su venida. Nuestra posición es muy parecida a la que sufrieron los primeros cristianos en la época romana cuando eran objeto de escarnio y persecución solo por haber aceptado a santo Jesucristo como el Mesías prometido en su época.

 

-He leído sobre casos de torturas.

Somos perseguidos, nos matan en los países donde tenemos una presencia importante como Paquistán, Bangladesh, Indonesia. A nosotros no nos dejan ir a la peregrinación en La Meca (Arabia Saudita). Lo que más sorprende es que, en apenas 120 años de historia, nuestra comunidad se ha extendido a 189 de países. Somos casi 200 millones de personas, un fenómeno extraordinario que entrará en los anales de la historia.

 

-¿Y cuál ha sido el propósito de su visita al Perú?

Conocimiento, me gusta viajar y cada vez que lo hago me gusta tener contacto con la prensa, los medios, las universidades para dar a conocer a nuestra comunidad.

 

¿Ha tenido contacto con la comunidad musulmana en nuestro país?

No, y no tengo inconvenientes pero nuestro mensaje es más amplio. Creemos que la humanidad está en un proceso de mucha crisis, y creemos que en momentos de crisis Dios hace descender su energía sobre alguna parte de la Tierra.  Creemos que Él, A-lah, nuestro Creador, envió al reformador que va a dar esa energía y ese brío a la humanidad que tanto lo necesita en la persona del santo fundador de la comunidad Ahmadía del Islam, a quién consideramos el Mesías prometido por todas las religiones para esta época.

 

-Y ustedes son los que canalizan esa energía.

Sencillamente creemos que este renacimiento espiritual va a estar basado en las enseñanzas del santo Profeta Mahoma, revivificadas a través del Imam al-Mahdi, el Mesías prometido.

 

-¿Sabe que al Islam no se le ve como una religión de paz?

Nosotros estamos aquí para demostrar que el Islam es una religión de paz. Hadhrat Ahmad dijo: "Amor para todos, odio para nadie". La única arma con la que podemos llevar a cabo nuestra revolución es mediante la conquista del corazón y ese el objetivo de nuestra comunidad.

 

EL CORÁN, UN LIBRO CIENTÍFICO

 

-¿Por qué el Islam a pesar de que en sus inicios permitió el florecimiento de las ciencias, hoy es símbolo de atraso?

Esa misma pregunta la formuló el doctor Abdus Salam, quien fue miembro distinguido de nuestra comunidad y Premio Nobel de Física en 1979. Él dijo que el Islam sufre el mismo proceso que ha sufrido, por ejemplo, el cristianismo -durante el oscurantismo de la Edad Media-.

 

Mahoma dijo que la adquisición del conocimiento era una obligación para todo musulmán y musulmana. El Corán es un libro científico, cualquier descubrimiento científico de nuestros días está recogido allí. El Corán recoge la teoría del Bing Bang, habla del átomo, de Internet, de autopistas en el espacio, de vida en otros planetas, de un universo en expansión.

 

-Pero, ¿qué pasó?

Es con los Mulá -el erudito medieval, ortodoxo, radical, fanático- que se empieza con la persecución sistemática de los científicos. Ellos dejaron de practicar y se sumieron no en la profundidad del mensaje, sino en la letra. Se perdió ese espíritu de investigación.

 

-¿Cómo afectó al mundo musulmán los ataques del 11 de setiembre?

Fue algo muy terrible para los musulmanes que vivíamos en Occidente. De repente nos volvimos sospechosos ante la gente.

 

-Y nosotros escuchamos por primera vez el término "yihad". Podría explicarnos un poco.

El santo Profeta Mahoma definió varios tipos de yihad. Primero, la "yihad pequeña", en la que te defiendes de aquellos que vienen a matarte. El Corán permite la defensa de la espada cuando tú eres atacado. Segundo, la "yihad grande" que es la guerra contigo mismo, para controlar tu ego y superarte día a día para tratar de ser una persona mejor. Todo aquel que mal utilice estos conceptos, son personas maliciosas,  que buscan sus propios beneficios, un aspecto que el santo Profeta del Islam nunca hubiera utilizado.

 

-¿Qué hay de aquellos que creen que una de las razones por la que el Islam se propagó tan rápido en sus inicios fue gracias a la espada?

Esa teoría no es defendible. En el caso de España, que es donde vivo, los historiadores se plantean la cuestión de cómo un Ejército de 10,000 hombres fue capaz de llegar en pocos días a Toledo, frente a un ejército cristiano de varios cientos de miles. El Islam llegó hasta la China, no es posible que unos pocos misioneros que llegaron hasta allí hicieran tantos conversos con la espada. Era un asunto de fe.

 

-¿No hubo acoso a las comunidades judías ni cristianas?

Cuando los musulmanes estuvieron es España dejaron a los judíos y a los cristianos practicar su fe. Es cierto que pagaban unos impuestos pero no hubo ningún exterminio religioso en Córdoba, en Toledo. Aún hoy en Toledo, se aprecian sinagogas, catedrales y mezquitas de aquella época frente por frente.

 

-Hay denuncias de que en países musulmanes se matan a aquellos que renuncian a su fe y abrazan, por ejemplo, el cristianismo.

El Islam deja plena libertad  de conciencia y religión: "Nada de compulsión en materia de fe". Cada cual es libre de practicar su fe. Dios dice al Profeta: "Tú no eres un dictador sobre ellos. Si ellos no escuchan tu palabra y giran la cabeza hacia otro lado corresponde a Al-lah darles el castigo que les corresponde".

 

El Corán dice que si tú eres cristiano y practicas genuinamente la fe que tú piensas que es la mejor a tu criterio no tienes nada que temer. Ni el Islam ni el Corán autorizan a matar a nadie que renuncie a la fe islámica.

 

-¿Nada que temer entonces?

Ninguna persona tiene nada que temer de un buen musulmán que sigue las verdaderas enseñanzas del Islam, las enseñanzas genuinas que enseñó y practicó el santo profeta Mahoma. Como Comunidad Ahmadía del Islam, afirmamos practicar esas enseñanzas auténticas y por lo tanto, garantizamos al pueblo peruano que de nosotros "nada tienen que temer".
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |