Banner Tuvivienda
Domingo 26 de junio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

VRAE

Sangre, sudor y muerte
¿Cuándo fue la primera vez que supo que existía el Plan VRAE? Seguramente al igual que la mayoría de los peruanos a través de las noticias. Y es que esta sigla enmarca una realidad: la del Valle de los Ríos Apurimac y Ene ?en la zona norte de Ayacucho- donde a diario se producen enfrentamientos.
(0)
VRAE

El titular de Defensa, Rafael Rey, fue enérgico en confirmar que se harán modificaciones al plan con tal de terminar con las bandas subversivas que existen. Para ex ministros del sector, ahora son los narcoterroristas los que quieren controlar la zona y se está librando en estos momentos una dura batalla.

 

Por su parte, Jaime Antezana, especialista en temas de de violencia interna y narcotráfico, responsabiliza al gobierno central de no atender en forma rápida los consejos para dotar de mayor logística a nuestras Fuerzas Armadas. Mientras se pongan de acuerdo seguiremos leyendo sobre más muertos.

 

Para conocer qué viene sucediendo en la zona y qué debería hacer el gobierno, conversamos con el General PNP (r) Héctor John Caro, ex jefe de la Dirección Contra el Terrorismo (Dincote). Entre muchas ideas nos refirió que lo importante es que la administración del presidente Alan García ya asumió el problema y está buscando soluciones.

 

-¿Hasta cuándo veremos y escucharemos sobre muertos en la zona del VRAE?

Si es que el gobierno no adopta las medidas necesarias, seguiremos lamentando las muertes. No es posible que desde hace meses se venga diciendo lo mismo. A principios de año me preguntaron sobre el VRAE y vengo repitiendo lo mismo; no solo yo, sino todos los especialistas. Yo estuve en esa zona hace poco y la verdad es que no se cuenta con un verdadero plan. Armas obsoletas, malas comunicaciones, ranchos escasos, mala organización en el tema del patrullaje, no hay un verdadero y real funcionamiento de un servicio de Inteligencia. Bajo esas condiciones los narcoterroristas seguirán haciendo de las suyas. Por favor hay que preocuparse ¡ya! No esperemos que siga creciendo. ¡Cuidado con una zona liberada!

 

-Lo escucho y supongo que la mayoría se preguntará: ¿no se había controlado o aniquilado el terrorismo?

Fue un grave error no haber seguido con la estrategia de combate antisubversiva. Cuando yo era jefe nos sentábamos a planificar con los distintos sectores; es decir era un bloque y coordinábamos entre PNP y Fuerzas Armadas. Había toda una estrategia para seguir combatiendo. Digo "seguir" porque se tenía conocimiento de que había remanentes. Se sabía en qué zona circulaban los terroristas. Ahora usted me preguntará ¿qué sucedió? Es un poco complicado decir cuándo se dejó de lado la política contrasubversiva.

 

Lo que sí está claro es que nos confiamos. Digo "nos" porque todos nos dejamos de interesar por el tema. Ahí lo tiene: la verdad y reconciliación. ¿Cómo puede ser posible que se hable de eso?, cuando todavía se producía muertes en el interior del país y se escuchaba mensajes de los emerretistas y senderistas diciendo que la guerra continúa.

 

Pero en fin, esas son políticas que asumen cada gobernante. Y es precisamente al punto que quería llegar. Los culpables son los políticos que de una u otra forma dijeron: "para qué seguir invirtiendo en la lucha contra el terrorismo si ya es tema del pasado". Ahí fue el gran error. No se puede pretender combatir con pocos recursos. Me cuentan que hay veces en que salen a patrullar con un mínimo de arsenal o sin equipo de radio. Da pena saber que mientras nos preocupamos en presentar formas, proyectos, planes o crear comisiones, en Ayacucho se están matando.

 

-¿Nuestras Fuerzas Armadas cuentan con equipo sofisticado o especial para combatir?

Si usted supiera la verdad se moriría de miedo. Las pistolas son de corto alcance y las de largo alcance están defectuosas. Para el patrullaje muchas veces no hay gasolina y con respecto a los equipos de comunicación, o están en mal estado o son insuficientes. No es posible que para comunicarse entre poblaciones que están a 15 minutos de distancia se demoren una eternidad. Cuando me hicieron la consulta, yo dije que lo urgente son radios, que se instalen en cada base. Que sean nuevas o en una gran cantidad. Ahora bien, imagínese que para patrullar de noche nuestros efectivos no tengan visores nocturnos. Los helicópteros sin blindaje adecuado. En fin.

 

-Pero eso no es caro; es decir, supongo que eso le dicen.

Efectivamente eso me dicen algunos de los políticos con los que me he reunido, pero que prefieren invertir en una lucha frontal y total. La vida de las personas no tiene precio y, si tanto no les importa, entonces por qué no envían a los hijos de los ministros o congresistas. Estoy seguro que no se atreverían.

 

-¿Y que piensa de la actuación del ministro de Defensa?

Rafael Rey hace lo que puede, pero cuando uno no conoce la realidad militar no puede hacer gran cosa. Yo comparto la opinión del vicepresidente Luis Giampetri al decir que debe haber un militar en la cartera de Defensa, alguien que se faje por los suyos, que vaya al lugar de los hechos y les diga a los congresistas y ministros: necesito de tanto dinero para que podamos recuperar el orden en las zonas de conflicto.

 

-Pero algunos opinan lo contrario. Dicen que es mejor un civil para que no se apasione con el tema y no se cometan abusos.

Eso es una barbaridad. No hay apasionamientos. Tanto mencionan el tema del abuso y en verdad debo decir que una guerra es una guerra. Se cometen algunos errores pero no es algo planificado, es algo fortuito. La vez pasada me preguntaron que hubiera hecho para aniquilar a esos narcoterroristas y mi respuesta fue categórica: yo les hubiese esparcido bomba de racimos. Supongo que por esa respuesta me tratarán como inhumano o exterminador. Pero entiendan, es lo que se debe de hacer: decirle a los terroristas que no estamos dispuestos a soportar más actos de violencia.

 

-¿Hay despreocupación por parte del ministro o del propio presidente Alan García?

Hasta ahora sí. Escuché hace poco decir que se redireccionará el plan. Esperemos que lo haga en un corto tiempo, que no haya más muertos para que se vuelva a tocar el tema. Ese también es otro problema: el político. Se enfrentan entre partidos para ver quién es el que está con la población o los muertos. ¡Qué horror! Unámonos, no esperemos a que se produzca lo mismo que en los años 80 cuando el presidente Fernando Belaunde decía: "Son ovejas descarriadas" y de un momento a otro ya habían coche bombas en el interior y en la capital.

 

-Mencionó el problema de la logística ¿y el tema de los oficiales inexpertos?

Eso también es cierto. El general Chiabra dijo bien al decir que estamos mal preparados. Nuestros altos funcionarios en su afán de luchar cometen errores y hacen que algunos soldados inexpertos vayan a una zona muy peligrosa. Nuevamente el tema pasa por una voluntad política. Esto no sucedía si es que se planificara con tiempo y se siguieran los manuales de infantería. Por eso lo importante es tener un ministro de Defensa que sea militar. Zapatero a sus zapatos

 

-¿Qué se debe de hacer?

Mejor, qué es lo que no se debe de hacer. Primero: no esperar a que haya más muertes. Segundo: que exista una real y conciente política contra el terrorismo, ellos estaban casi aniquilados pero se han unido con la lacra de los narcotraficantes. Por eso es importante que las dos entidades: las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional estén en constante coordinación. Ahora lo más urgente es darle más plata al plan VRAE y repotenciar el sistema de inteligencia, actualmente carecemos de ello.

 

-¿Y con respecto al canon para las Fuerzas Armadas?

Eso ojalá que prospere. Pero nuevamente la voluntad de los políticos decidirá todo. Por último le pediría a los lectores que por favor traten de unirse y de sacarse los colores partidarios. Unámonos; no es posible que mientras se combata en el interior, acá en Lima los jueces sigan sentenciando o enjuiciando a nuestros soldados por haber luchado o estar luchando por el Perú.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan