Sábado 15 de diciembre 2018   |   Contáctenos
REVISTA

LA REBELDE YOANI SÁNCHEZ

Cubana es creadora del blog "Generación Y"
Periodista fue golpeada recientemente por sicarios del régimen castrista que ve en ella un peligro para la subsistencia de la revolución.
(0)
LA REBELDE YOANI SÁNCHEZ

Yoani Sánchez no tiene fusiles, ni bombas. Carece de una ideología que pueda considerarse de izquierda o de derecha. Y mucho menos, pertenece a algún movimiento disidente o recibe dinero o entrenamiento militar de Estados Unidos.

Sin embargo, esta mujer de 34 años, de apariencia espigada y frágil, se ha convertido en el mayor dolor de cabeza para el régimen tirano de los hermanos Castro, que gobiernan con puño de hierro desde hace 50 años la isla caribeña.

A través de su blog “Generación Y”, Yoani ha dejado al descubierto y en vergüenza las miserias de la dictadura cubana, y lo hace de una manera simple, pero aguda. Valiente y honesta. Con una dignidad y orgullo que sorprende.

Ella, que en su niñez y adolescencia amó con fe ciega la revolución, lanzaba vivas al Comandante y al Che y se creía la perorata de “patria o muerte o venceremos”, se dio cuenta al crecer que el sueño no era más que una pesadilla. Una horrible pesadilla que conocía de pobreza, represión, intimidación, letargo, y mentiras.

Hace unos días, Sánchez fue víctima de lo que es capaz el gobierno y sintió en carne propia la “lección” que dan los hermanos Castro a aquellos que no se sujetan a sus dictados y osan ponerse en contra de la revolución.

El viernes 6 de noviembre, Yoani y unos amigos fueron interceptados en un barrio de La Habana por un grupo de hombres vestidos de civil, que los metieron en un automóvil para impedir que llegasen a una manifestación pública.

Durante el arresto, que duró 25 minutos, Yoani fue golpeada e insultada por gorilas –o sicarios- del régimen que vociferaban frases como “hasta aquí llegaste”, “se acabaron las payasadas” y “no vas a seguir con tu jueguito”.

En una entrevista con la cadena británica BBC, Sánchez relató su terrible experiencia: “Me resistí todo el tiempo, no creo haberles hecho mucho daño porque son personas entrenadas pero mordí, arañé e incluso apreté los testículos a uno de ellos. Me metieron dentro del carro cabeza abajo, me golpearon la cara y me pusieron una rodilla en el pecho”.

“Tengo varias marcas, en las nalgas sobre todo, lamentablemente no puedo mostrarlas. Durante todo el fin de semana tuve inflamado el pómulo y la ceja. Y sobre todo tengo mucho dolor en la zona lumbar. Perdí mucho pelo pero en esta abundante cabellera no se nota”, relató.

No es la primera vez que se conocen los salvajes métodos de intimidación del castrismo. A lo largo de cinco décadas se ha conocido el testimonio de cientos de personas víctimas de torturas y prisión cuyos grandes delitos fueron “pensar diferente”.

Sin embargo, sí es la primera vez que se reporta un ataque directo a Yoani, que es una de las blogeras más conocidas y prestigiosas a nivel mundial, lo que hace pensar en un cambio de actitud del régimen hacia los periodistas de Internet.

Con más de 14 millones de visitas mensuales, y su traducción a 15 idiomas, “Generación Y” es todo un fenómeno en la red de alcance internacional, pero poco conocido en la isla, donde Internet ha tenido un alcance limitado.

TEMOR A INTERNET

Desde el comienzo, el castrismo vio con malos ojos a Internet, pues lo consideraba un arma de doble filo que podía ser utilizada por Estados Unidos para combatir la revolución y su control monopólico de los medios de comunicación.

En la isla, todo lo que lee, escucha y ve el pueblo debe de ceñirse a los dictados del régimen, a la promoción y defensa del socialismo, al mantenimiento de la figura de Fidel Castro como líder indiscutible de la patria.

Cualquier crítica al statu quo es sinónimo de contrarrevolución y, por lo tanto, una falta grave. En los medios locales, el régimen puede mantener el control, pero en la red su autoridad disminuye y se ve expuesto al escarnio público que tanto teme.

Pese al riesgo, este año el gobierno de Raúl Castro anunció lo que parecía imposible: La autorización del acceso a Internet de todos los cubanos. Una medida que implica un cambio de política, que hasta ahora limitaba la red a un uso social, dando acceso a instituciones, empresas y un pequeño grupo de 100,000 personas, entre ellos intelectuales y científicos.

Desde setiembre los cubanos pueden ingresar ahora a los hoteles y algunos centros de comunicación, comprar una tarjeta y conectarse a la red y navegar en los sitios que crea conveniente, incluyendo los principales periódicos de Estados Unidos.

Sin embargo, la nueva ley tiene un pequeño gran defecto, y es que no es “inclusiva”. En efecto, todos los cubanos pueden acceder a Internet, pero la mayoría no puede costearlo. En un país donde el sueldo promedio mensual es de US$ 13 dólares, la hora por conexión oscila entre los US$ 7 y US$ 12. Una de las más caras del mundo.

El gobierno ha anunciado la creación de cibercafés en todo el país, pero debido a la crisis económica internacional que ha golpeado mortalmente a la isla, y en parte a su típica y lenta burocracia, no se espera que estén listos, por lo menos, en un par de años.

INFORMALES PERO AGUERRIDOS

La situación ha dado paso a la aparición de un mercado informal de Internet, al que pueden acceder aquellos con ingresos más altos –provenientes de las remesas del exilio en Estados Unidos- y que pagan hasta US$ 50 al mes por tener acceso a Internet.

Según estimaciones no oficiales, hay alrededor de un millón de cubanos que ingresan a la red y que tienen contacto con un mundo exterior que les es extraño y fascinante. Allí pueden crear páginas donde critican abiertamente al régimen comunista de la isla.

Una de las que más éxito ha tenido es Yoani Sánchez, quien junto a una treintena de blogeros, ha denunciado la situación paupérrima de la isla y ha desmitificado los logros sociales que tanto se ha ufanado el régimen a lo largo de los años.

Yoani se ha convertido en la voz de una generación que nació después de la revolución y que está desencantada con el proceso político y económico de la isla. Una generación que no reclama igualdad sino libertad y mejores puestos de trabajo.

Una juventud que ansía una vida digna, que diga basta a las tarjetas de racionamiento y que está hastiada de esa camarilla vieja anclada en los años de la Guerra Fría, que no se enteró de la caída del Muro de Berlín y la extinción de la Unión Soviética.

Desde que nació en el 2007, “Generación Y” se ha convertido en referente de libertad política, de capacidad crítica, de verdad y de valentía. Como dice Yoani, es hora ya de levantar al pueblo cubano que se encuentra en un peligroso letargo.

“Hay mucha apatía aquí. El exceso de ideologización y de propaganda generó el efecto contrario, la apatía. Para la mayoría de la gente hablar de temas sociales y de responsabilidad ciudadana es una cosa pasada de moda. Mi blog quiere despertarlos”, ha dicho Yoani a la prensa española.

Es ese espíritu luchador el que provoca temores en la dictadura. Para los viejos líderes socialistas cubanos, Yoani Sánchez puede convertirse en la semilla de su propia destrucción y la paliza que recibió recientemente fue una forma “siciliana” de decirle que se ande con cuidado.

Ellos miran con recelo al blog “Generación Y” y al poder de Internet que demostró este año que puede mover a las masas de forma coordinada. Basta mirar nomás las masivas protestas opositoras en Irán que pusieron en jaque al régimen islamista.

Es cierto que Cuba no es Irán. El país asiático tiene una de las comunidades internautas más grandes del mundo, mientras que la isla caribeña tiene una penetración de la red de 2.1% de la población.

Sin embargo, la situación en Cuba cambiará en el largo plazo luego que Venezuela anunciara que se unirá a la isla con un cable submarino y que Estados Unidos autorizara a empresas de comunicaciones negociar con La Habana mejoras en el ancho de banda.

De ser así, el poder de la red se extenderá al dominio de los Castro y Yoani Sánchez cimentará su liderazgo en la oposición con las únicas armas que ha sabido utilizar para golpear a la revolución: sus ideas y su computadora. Ha nacido una rebelde.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |