Banner Tuvivienda
Sábado 26 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

EL PRIMER AÑO DE BARACK OBAMA

Análisis del internacionalista Juan Velit
El 20 de enero del 2010, el presidente de Estados Unidos de América, Barack Obama, cumplió un año en el poder. Generacción conversó con el analista internacional Juan Velit Granda acerca de los logros obtenidos y los desafíos que deberá enfrentar en los próximos meses.
(0)
EL PRIMER AÑO DE BARACK OBAMA

Aunque el balance de estos 12 meses no es negativo, tampoco es todo lo positivo que podían esperar Obama y sus seguidores cuando, hace exactamente un año, celebraron llenos de algarabía la subida al poder del primer presidente negro en la historia de Estados Unidos. 

Sin duda, el mayor reto que tuvo que enfrentar la nueva administración fueron los efectos de la más grave crisis financiera mundial desde 1929. Cuando Obama asumió el mando, el cierre de bancos y aseguradoras era moneda corriente, los índices de desempleo crecían todos los días y el PBI interno había descendido a niveles inimaginables.

Después de un multimillonario plan de estímulo aplicado a lo largo del 2009, la economía norteamericana ha comenzado a recuperarse lentamente, aunque en diciembre del año pasado los índices de desempleo continuaban por encima del 10%, los más altos de los últimos 30 años.

Mientras tanto, el déficit fiscal acumulado en estos 365 días como resultado de las medidas económicas que la administración de Obama debió tomar para evitar la desaparición de bancos y demás empresas, alcanza en la actualidad los 1,5 billones de dólares, cifra que también es históricamente alta.

Los analistas sostienen que la primera medida para reducir tal déficit es subiendo los impuestos y bajando los subsidios, pero es poco probable que Obama se decida a hacerlo en un año en que se llevarán a cabo las elecciones de medio término, en que demócratas y republicanos pelearán por la mayoría en el Congreso.

Este es un punto crucial en la agenda de Obama este 2010: alcanzar la mayoría en el Congreso para gobernar con cierta tranquilidad en épocas todavía turbulentas. ¿Lo conseguirá?

Por otro lado, Obama fue cuestionado en asuntos de política exterior debido a que prácticamente se limitó a seguir la línea trazada por George W. Bush. No solo no retiró las tropas estadounidenses de Afganistán (ha anunciado que lo hará en junio del 2011) sino que, en diciembre, mientras recibía el Premio Nobel de la Paz, otros 30 mil soldados desembarcaban en ese país. 

Los especialistas concuerdan en que no será fácil para Obama retirar tropas de los escenarios de conflicto en el mundo (Afganistán, Iraq, Yemen) sin generar un vacío de poder que podría terminar siendo perjudicial para sus intereses económicos y geopolíticos, pero también para la paz global.

Otros, como nuestro entrevistado, ven en el Premio Nobel un intento de manipulación por parte de la Academia Sueca con el fin de condicionar las decisiones del presidente de Estados Unidos en temas de defensa.

Quizás el mayor logro alcanzado hasta el momento por el gobierno de Barack Obama en el frente interno sea la reforma de salud con el seguro médico universal. Con este beneficio histórico, unos 45 millones de norteamericanos tendrán acceso a una atención médica integral y gratuita.

Sin embargo, todavía Obama no puede cantar victoria a ese respecto, ya que falta que el proyecto de ley aprobado por el Senado sea cotejado con el proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes antes de su promulgación. Y acá la cosa no será tan fácil.

Para empezar, los primeros opositores son los senadores republicanos, que votaron de manera unánime en contra de dicha ley en la elección en el Congreso. El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha afirmado que la batalla está lejos de haber terminado. 

Por su parte, la mayoría de analistas coincide en que la reforma de salud es una propuesta justa y necesaria, pero algunos se preguntan cómo harán los norteamericanos cuando las aseguradoras aumenten las primas y entren en vigencia los impuestos que vienen con esta ley.

Como puede verse, el panorama que se le presenta a Barack Obama al inicio de su segundo año como presidente de Estados Unidos no es tan sombrío como el del 2009, pero tampoco es diáfano. ¿Tendrá la habilidad para sortear los obstáculos que le saldrán al paso tanto en el frente interno como en el externo?

ANÁLISIS DE JUAN VELIT

-¿Qué balance hace usted del primer año de Obama en el poder?

Yo haría un balance positivo. Para empezar, Obama hereda la presidencia de George Bush, considerado el peor presidente en la historia de Estados Unidos, lo cual facilita su gestión. Bush quemó no solo las reservas económicas de Estados Unidos sino también las morales y políticas. Por otro lado, Obama viene dirigiendo un país que ha dejado de ser un imperio todopoderoso. América Latina siempre fue considerada como el patio trasero de Estados Unidos. Obama tiene -al parecer- todas las intenciones de que eso cambie. Los primeros países que visitó Obama al iniciar su gobierno fueron México y Brasil.

-¿Cree que fue correcta la manera en que Obama enfrentó la crisis financiera?

No había otra manera de enfrentarla. Esta crisis es quizás peor que la del 29. Se ha comenzado a salir, pero todavía no se puede decir que ya se salió. Hay una tesis que dice que la mentada recuperación es solo una burbuja y que se podría volver a lo peor de la crisis nuevamente. Esperemos que no sea así.

-¿Cómo cree que evolucionarán los índices de desempleo en Estados Unidos?

Tengo la impresión de que el desempleo podría empezar a bajar en los próximos meses. Esa es la tendencia. Algunos estudios dicen que se están creando en Estados Unidos 80 mil empleos al mes. Pero eso no es nada para un país que tiene 320 millones de habitantes.

-¿La elección de Obama como Premio Nobel de la Paz fue justa?

Yo creo que la Comisión del Nobel le dio el premio a Obama porque con ello comprometía de alguna manera sus acciones futuras. Lo anecdótico es que el mismo día que le entregaban el Premio Nobel, a la misma hora, Estados Unidos desembarcaba 30 mil hombres más en Iraq y Afganistán. Sin embargo, yo entiendo a Obama. Estados Unidos tiene que cuidar sus intereses. Hay un principio inglés que dice: “Los países no tienen amigos, solo intereses”.

-¿El seguro universal es el logro más significativo de Obama?

El hecho de universalizar la seguridad pública es un avance muy importante para Estados Unidos. Ese país era la única potencia en el mundo que no tenía un seguro social para todos. Eso lo hacía vulnerable. Que ahora los estadounidenses tengan seguro social universal es quizás el mayor logro hasta el momento de la administración de Obama. Si esto se llega a consolidar, Obama va a ser recordado por eso. Y esto lo ha conseguido a pesar de la oposición de las aseguradoras privadas, que le hicieron una guerra cerrada.

-¿Por qué Obama no retira las tropas norteamericanas de Afganistán e Iraq?

Estados Unidos no puede retirar las tropas de un día para otro. El retiro debe ser gradual. La misma estrategia que se emplea para un ataque se emplea para la retirada. Yo tengo la impresión de que en dos años Estados Unidos irá retirando las tropas de Iraq, aunque no estoy muy seguro de Afganistán. Creo que lo de Afganistán va a demorar más.

Hay que recalcar algo, sin embargo. Por ahí alguien decía que si en Iraq hubiera naranjas en lugar de petróleo, Estados Unidos no habría enviado a un solo soldado. Pero así es la política entre los países.

-¿Por qué Obama no se decide a impulsar medidas más contundentes que beneficien la lucha contra el calentamiento global?

No solo Estados Unidos no se decide, tampoco lo hacen Japón, China, Alemania. El argumento de los países es: “Aprovechemos ahora que están subiendo los metales, después ya vemos cómo hacemos”.

Además las grandes empresas interesadas económicamente en el tema presionan a los gobiernos. Las empresas les dicen a los presidentes: “No se olvide usted que nosotros financiamos el país, nosotros damos trabajo a millones de personas, nosotros pagamos impuestos, y si hay soldados en Iraq es porque nosotros hemos metido la mano al bolsillo. Si usted perjudica nuestras ganancias se la va a ver con nosotros”. Entonces a los presidentes no les queda otra. Ellos van a las cumbres por el cambio climático y leen grandes discursos, pero no firman nada. No firma Estados Unidos, no firma Japón, no firma Alemania. Ellos tienen compromisos con las grandes empresas de sus países. A pesar de que los efectos del cambio climático son irreversibles.

-¿Cómo avanzará el proyecto de ley de reforma migratoria en Estados Unidos?

En su campaña, Obama prometió reformas migratorias. Quizás haya tenido las mejores intenciones en ese sentido, pero la crisis económica y el problema militar en Medio Oriente lo han absorbido. La reforma migratoria fue una de las razones por las que los latinos votaron por Obama en Estados Unidos. Los latinos se sienten identificados con Obama. Yo creo que Obama está buscando concretar algunas medidas, primero para controlar la migración, y luego para facilitarles la documentación.

-¿Cuál será el final de la prisión de Guantánamo?

Se dice que Guantánamo se estaría cerrando a fines de este año. Ya se ha ido retirando a los presos. Algunos se han ido a Estados Unidos, otros a Europa, Polonia, España. Al sacarlos de Guantánamo se les está dando cierta legalidad. ¿Por qué? Porque cuando fueron a Guantánamo eran ilegales. Eso permitió que hubiera torturas en esa prisión. Pero el mundo no podía permitir que hubiese un país que torturase gente. Eso es un aspecto positivo. Lo que hizo Bush no tiene nombre.

-¿Cómo percibe el gobierno de Obama al gobierno de Hugo Chávez?

El gobierno de Hugo Chávez distorsiona las relaciones norteamericanas con América Latina. Yo no creo que Obama considere un enemigo a Hugo Chávez, ni siquiera un rival. La crisis financiera, que viene acentuándose en Venezuela, donde la moneda se ha devaluado a niveles inconcebibles, y la crisis energética, han ido debilitando el gobierno de Chávez. Hace semanas que se está cortando la energía eléctrica a las 9 de la noche en Venezuela. Ha empezado la carestía de alimentos. No es posible que un país rico en petróleo como Venezuela tenga estos problemas. Esto se debe a la incompetencia y a la corrupción dentro del gobierno.

-¿Podría ser el principio del fin de Chávez?

Podría ser. Hugo Chávez no es Fidel Castro

-¿Cómo evolucionará la relación de Estados Unidos con el Perú en un año en que todavía se va a sentir la crisis?

Obama ha declarado su interés de reunirse con el presidente Alan García. Esto es muy alentador para nuestro país porque esto indica que el Perú no está perdido en el mapa de la geopolítica norteamericana. Nosotros tenemos unas relaciones óptimas con Estados Unidos. Esto viene desde la época de Valentín Paniagua y Alejandro Toledo. Ahora tenemos un TLC con Estados Unidos a pesar de algunos ajustes que hay que realizar. Pero siempre sucede eso con los TLC. Chávez dice a través de Evo Morales que el Perú se alinea con Estados Unidos. Yo no creo eso. Yo creo que el Perú tiene la misma concepción ideológica y económica liberal que Estados Unidos. Eso es diferente.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |