Banner Tuvivienda
Jueves 24 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

CIRO ALEGRÍA

En la Casa de la Literatura
El miércoles 17 de febrero se inauguró en La Casa de la Literatura Peruana la exhibición Ciro Alegría: Obras, fotografías y literatura viva, en homenaje al célebre autor nacional con motivo de conmemorarse los 43 años de su fallecimiento.
(0)
CIRO ALEGRÍA

Ciro Alegría Bazán, el célebre autor de novelas tan importantes como La Serpiente de Oro, Los Perros Hambrientos, El Mundo es Ancho y Ajeno, entre otras, nació en el caserío de Quilca, en el departamento de La Libertad, donde su familia tenía una hacienda de casi 80 mil hectáreas.

En su niñez gozó del privilegio de tener como maestro al poeta César Vallejo, quien le enseñó a leer y escribir en el colegio San Juan, donde cursó parte de la educación primaria, pues tuvo que regresar a su lugar de origen para terminarla debido a una enfermedad.

En cuarto año de secundaria (de regreso en el San Juan) fue nombrado director del periódico del colegio, llamado Tribuna Sanjuanista. Antenor Orrego, a la sazón director del diario El Norte, de Trujillo, llegó a leer sus publicaciones y lo convocó para que trabajara en el diario. 

De esta manera, Alegría, además de editar sus primeras notas periodísticas en El Norte, se dio el gusto de publicar poemas y cuentos de corte vanguardista.

En 1930, a la edad de 21 años, abandonó la redacción de El Norte luego de una discusión con Orrego y se enroló en otro diario trujillano, La Industria. Ese mismo año ingresó a la facultad de letras de la Universidad Nacional de Trujillo, de la que sería expulsado un año después por participar en una huelga estudiantil.

Al año siguiente se afilió al Partido Aprista. Debido a sus actividades políticas, el gobierno del general Luis Sánchez Cerro lo mandó detener. Permaneció en prisión desde diciembre de 1931 hasta julio de 1932, en Trujillo, fecha en que la revolución ocurrida en esa ciudad lo liberó.

Sin embargo, luego de varios meses de vivir a salto de mata fue recapturado en Celendín y trasladado a la Penitenciaría de Trujillo, hasta que el nuevo régimen de Oscar Benavides lo amnistió en octubre de 1933. 

Ese año ingresó a la redacción del diario aprista La Tribuna, donde escribió crónicas y reportajes. En diciembre de 1934 fue desterrado a Chile, donde se casó con su tía al año siguiente. Allí escribiría La Serpiente de Oro, que ganaría el premio de novela convocado por la editorial chilena Nascimento.

Sus novelas Los Perros Hambrientos (1939) y El Mundo es Ancho y Ajeno (1941) también ganaron importantes galardones literarios, lo que acrecentó su fama y reconocimiento en el mundo de las letras hispanoamericanas, donde ya era una figura respetada.

A partir de entonces, además de dedicarse a escribir novelas, realizó una serie de trabajos periodísticos para diversos medios latinoamericanos, dictó cursos sobre técnicas de la novela y trabajó como traductor de libros.

En 1956 conoció a la poeta cubana Dora Varona Gil, con quien contrajo matrimonio al año siguiente. Ese mismo año fue invitado al Festival del Libro Peruano, que lo devolvió al Perú luego de una ausencia de 23 años.

Viajó con su esposa Dora por todo el país, dictando cursos y conferencias. Fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Trujillo que lo había expulsado hacía casi tres décadas. En 1960, la Academia Peruana de la Lengua lo eligió miembro de número. Colaboró con el diario argentino La Nación y, en el Perú, con El Comercio, Expreso y la revista Caretas.

Tras renunciar al Partido Aprista, se afilió a Acción Popular, de su amigo Fernando Belaunde Terry. En 1962, con motivo de la campaña electoral, viajó por todo el país, y en muchos de estos lugares sufrió agresiones por parte de sus antiguos correligionarios apristas. En 1963 fue elegido diputado por Lima. 

Falleció el 17 de febrero de 1967 de una hemorragia cerebral, a los 58 años. Su muerte fue sorpresiva, ya que aparentemente gozaba de buena salud y estaba en perfectas condiciones físicas e intelectuales. 

OBRAS, FOTOGRAFÍAS Y LITERATURA VIVA

En esta ocasión, la Casa de la Literatura Peruana rinde merecido homenaje al autor de La Serpiente de Oro, presentando objetos personales del escritor y fotografías inéditas seleccionadas por su viuda, la poeta cubana Dora Varona, quien lo acompañó hasta el fin de sus días.

Como se recuerda, la Casa de la Literatura fue inaugurada por el presidente de la República, Alan García Pérez, en octubre del año pasado como un lugar en el que se rendiría homenaje a autores consagrados y donde los autores noveles podrían dar a conocer sus trabajos.

Ahora, la Casa de la Literatura abre sus puertas para homenajear al gran Ciro Alegría. En la Sala 14, espacio que pertenece al Circuito de Literatura Viva, se encuentran fotografías y objetos que en vida pertenecieron al autor de Los Perros Hambrientos.

Así podemos ver su escritorio, la máquina de escribir en la que escribió casi todas sus novelas y la tablilla con el papel original con su sello. También, su cenicero de piedra, su pluma y sus libros favoritos: un ejemplar de las Tradiciones Peruanas, de Ricardo Palma, y La Revolución de Túpac Amaru, de Boleslao Lewin, entre otros.

Asimismo, se pueden ver sus lentes, sus medallas y diplomas, su reloj de cuerda, cerámicas y adornos que tenían gran valor sentimental para el escritor. Detrás de su escritorio, se muestra una fotografía en gran formato donde se aprecia al novelista leyendo un diario.

Además se presentan verdaderos tesoros editoriales, como las primeras ediciones de Los perros hambrientos (1939), Duelo de Caballeros (1963), Lázaro (1973) y ediciones de lujo y traducciones nunca antes vistas en nuestro país al chino, ruso, hebreo, polaco, alemán, inglés, italiano y portugués de sus libros más conocidos.

En las salas 15 y 16 se exhibirá la muestra fotográfica Ciro Alegría, 100 años, preparada por la Comisión Especial del Centenario del Nacimiento de Ciro Alegría del Congreso de la República, con la curaduría de Dora Varona, Presidenta de la Casa de la Cultura Ciro Alegría.

Cabe destacar que fue la misma viuda quien prestó las imágenes de su archivo personal y preparó los textos que acompañan las fotografías.

La exposición permite apreciar las vivencias del escritor durante sus primeros años de existencia en Quilca, rodeado de su familia, la gente sencilla del campo y el medio ambiente andino. También puede verse a Alegría con sus coetáneos de la bohemia de Trujillo.

Las fotos en Lima dan cuenta de su actividad periodística y política, que lo llevó a sufrir prisión y posteriormente la deportación a Chile, país en donde sus libros obtuvieron múltiples reconocimientos.

La exposición también da cuenta de diversos momentos de su vida literaria, como los encuentros con grandes figuras de la literatura mundial: Gabriela Mistral, Jorge Luis Borges, Miguel Ángel Asturias, Pablo Neruda, José María Arguedas y otros.

También podremos apreciar al autor en medio de su vida familiar, acompañado de su esposa y sus hijos.

Respecto a su militancia en Acción Popular, partido político que lo llevó al Congreso, se aprecian tomas fotográficas con el ex presidente Fernando Belaúnde Terry; el ex alcalde de Lima, Luis Bedoya Reyes, y otros destacados políticos de la época. 

¿CUÁNDO Y DÓNDE?

La muestra estará abierta al público hasta el 17 de abril, de 9:30 a.m. a 7:30 p.m. El ingreso es libre. La Casa de la Literatura Peruana está situada en el jirón Ancash 207, a espaldas del Palacio de Gobierno, antigua Estación de Desamparados.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |