Banner Tuvivienda
Sábado 26 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

ATENTADO ECOLÓGICO

Catastrófico derrame de petróleo
Se pudo evitar. El derrame de petróleo en el Golfo de México por la multinacional British Petroleum es considerado como uno de los peores de la historia.
(0)
ATENTADO ECOLÓGICO

Corría el mes de febrero y el calor era intenso en las costas de Miami; los veraneantes disfrutaban del mar cristalino sin imaginar que en ese momento, en el Congreso de su país, se estaba presentando un proyecto de ley que permitiría las perforaciones de petróleo a unas millas del litoral de Florida.

A pesar de que un buen grupo de ecologistas se agarraron de las manos y ocuparon más de tres cuadras de la playa para protestar contra esa propuesta, la gente, cada vez más indiferente, prefirió seguir disfrutando de las cálidas aguas y del incesante sol. Total, para ellos el futuro es lejano.

Pero para el Estado de Luisiana el futuro llegó y de manera trágica. El pasado 20 de abril, la plataforma Deepwater Horizon, concesionada  por la empresa petrolera British Petroleum, explotó en el Golfo de México ocasionando el derrame de aproximadamente 800 mil litros de crudo de petróleo por día al mar.

Quienes defienden las perforaciones petroleras marinas aducen que el proceso de extracción en los pozos es muy seguro y limpio gracias a los avances tecnológicos. Qué dirán ahora luego de que la mancha, con una superficie de casi 10 mil kilómetros cuadrados, ha empezado a teñir de negro el litoral de Luisiana.

El Parque Nacional Biscayne, los Everglades y el Santuario Nacional Marino de los Cayos de la Florida son tres parques con ecosistemas que corren el riesgo de contaminarse.

A raíz de este desastre, fueron declarados en estado de emergencia los Estados de Florida, Alabama y el más afectado: Luisiana. El presidente estadounidense Barack Obama reconoció que la región se enfrenta potencialmente a un desastre medioambiental sin precedentes.

Pero no hay que olvidar que justamente Obama era uno de los impulsadores de la perforación petrolífera mar adentro. El mes pasado levantó la prohibición que impedía realizar nuevas perforaciones para encontrar gas y petróleo al sostener que era crucial para la seguridad energética del país.

Ahora, con esta catástrofe nacional, la Casa Blanca ha cancelado las nuevas exploraciones hasta que se investigue las causas de la explosión y posterior hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon que se encontraba a 75 kilómetros de la costa.

El vertido amenaza con consecuencias catastróficas para la ecología y las industrias pesqueras y turísticas de los estados afectados.

Si bien la British Petroleum ha asumido los costos de la limpieza, lo cual obviamente era su obligación, resulta increíble que su director general, Tony Hayward, diga que el desastre natural ocasionado por la empresa puede afectar sus planes de abrir nuevas áreas de perforación en la costa de Estados Unidos. A este señor no le preocupa otra cosa que sus futuros negocios petrolíferos.

Y a pesar de haber trabajadores fallecidos y desaparecidos, es comprensible su inquietud. ¡Cómo no va a estar preocupado Tony Hayward si solamente en el primer trimestre la British Petroleum ha facturado más de 6 mil millones de dólares! Un dineral.

Una de las primeras acciones que tomó la empresa fue el uso de robots submarinos que lamentablemente fracasaron en su intento de cortar de raíz el vertido de petróleo bajo el mar. Por esta razón, se pretende cubrir el pozo con una capa de acero para que la catástrofe medio ambiental no siga creciendo.

Es saludable que esta empresa multimillonaria vea la forma de corregir el gravísimo dañó que le ha ocasionado al ecosistema marino de Luisiana, pero si las petroleras siguen creyendo que con la tecnología nada terrible puede pasar, es probable que se vuelvan a equivocar.

EN TODO EL MUNDO

En octubre del 2009, la British Petroleum descubrió un pozo petrolífero en Angola del cual se podrían extraer más de 500 barriles diarios. Ese mismo mes, firmó un contrato con Iraq para desarrollar su exploración en el gigantesco yacimiento de Rumalia, al noroeste de Bagdad, que según cálculos produce un millón de barriles al día. También ha obtenido activos exploratorios en un campo de Azerbaiyán.

Pero la multinacional británica también ha llegado a Sudamérica. En marzo de este año adquirió 10 bloques de exploración de aguas en Brasil, a través de un acuerdo con la empresa norteamericana Devon Energy.

¿Ustedes creen que la British Petroleum hubiera aceptado su error y atendido tan rápido el daño como lo ha hecho en Estados Unidos si el derrame de crudo de petróleo hubiera ocurrido en algún lugar del Perú por ejemplo?

Lamentablemente, todos sabemos que el negocio del petróleo es tan poderoso que lo más probable es que la empresa siga explorando por el mundo sin ningún cargo de conciencia.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |