Banner Tuvivienda
Jueves 03 de diciembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

Torta de cumpleaños

Pide un deseo...
Un símbolo más de que un año en nuestra vida pasó, se muestra con la dulzura de una torta de cumpleaños. Las velitas, el consagrado Cumpleaños feliz, los aplausos y la compañía de quienes alrededor del pastel nos cantan, es el preludio de nuestro año nuevo personal... Y lo celebramos así...
(0)
Torta de cumpleaños

Las costumbres que heredamos de padres a hijos, o aquellas un poco más arraigadas como las tradiciones y las que nacen en algún lugar del mundo para trascender hacia otras latitudes y generaciones, nos hacen conscientes de que si bien es cierto que los años no pasan en vano, es más cierto que los buenos hábitos, esos que invitan a la alegría, la unidad y la fraternidad, son inherentes en el ser humano… y si se trata de celebrar la vida de un ser querido, allí está el pastel o la torta de cumpleaños, para dar fe de ello.

Quizás se piense que la gastronomía solo debe hablarnos de cocina, de platos tradicionales o de nuevas tendencias. O que quizás solo se limite a destacar múltiples técnicas con sus autores; sin embargo, la realidad gratamente es otra: la gastronomía, además de ello, suma el contexto, el entorno, la historia y sus protagonistas y lo que es más grato, lo hace parte de una y mil tradiciones que permite a los hombres y mujeres del mundo hacerse parte de ella con sus hábitos personales, familiares y hasta regionales.

Más allá de lo que signifique celebrar un cumpleaños, con juegos, regalos, bromas, diversión, música y tradiciones -todas muy particulares dependiendo de los países y los pueblos-, la torta o pastel de cumpleaños siempre es el común denominador de cada una de estas celebraciones, junto al Cumpleaños feliz o Happy birthday, que se entona infaltable, alrededor de la mesa, en casi todos los países.  A excepción de México, que tiene una arraigada costumbre de entonar Las Mañanitas, al mismo momento de compartir alrededor de la torta.

La torta de cumpleaños ha sufrido muchas variaciones desde su primera versión. Algunas historias se tejen al respecto. Fue, sin duda, el mundo occidental el que registró por vez primera una celebración de cumpleaños con un pastel que blandía a modo de corona, pequeñas velas encendidas.  Se dice que durante el siglo XII, en las parroquias de Europa empezaron a registrarse las fechas de nacimiento de mujeres y niños y las familias empezaron a festejar los cumpleaños de todos sus miembros; fue en ese momento cuando la torta de cumpleaños hizo su reaparición triunfal, recordando antiguas costumbres griegas.

LAS VELAS

“La costumbre de rodear la torta de velas viene de la antigüedad.  El círculo de velas formaba parte de un ritual que protegía al homenajeado de los malos espíritus durante un año. Esto ocasionó que la Iglesia Católica considerase la celebración del cumpleaños como un rito pagano. Hoy es costumbre celebrar el cumpleaños de una persona viva, pero de haber prevalecido la tradición antigua, estaríamos frente a los aniversarios de la muerte de una persona, que en otro tiempo era un acontecimiento más significativo. Muchas de nuestras celebraciones han cambiado radicalmente en comparación con lo que era en otro tiempo”. (1)

La mitología griega intenta explicar algunas de estas costumbres, que hoy consideraríamos paganas; sin embargo, tiene especial validación el hecho de querer celebrar a la vida, con un alimento que endulzará a quien está de aniversario y a sus invitados, que por lo general, eran de su misma comunidad o entorno, y que hoy se podría traducir en amigos y familia.

“Los griegos adoptaron la costumbre egipcia de celebrar los cumpleaños, y a partir de los persas, reputados entre los grandes reposteros de la antigüedad, incorporaron un pastel especial. El escritor Filócoro nos explica que los adoradores de Artemisa, diosa de la Luna y de la caza, celebraban el cumpleaños de esta el sexto día de cada mes, preparando una gran tarta a base de harina y miel. Ciertos datos sugieren que el pastel de Artemisa pudo haber estado adornado con velas encendidas, puesto que las velas representaban la luz lunar, la irradiación de la diosa hacia la Tierra”.

Así se heredó esta costumbre.  Un poco de misticismo, otro tanto de buenas costumbres y mucho de buscar pretextos para endulzarse la vida, siempre al inicio del año nuevo de cada persona querida. La evolución de la torta de cumpleaños ha seguido el desarrollo de la tecnología culinaria y de la confitería.  Mientras que esta tecnología mejoraba y las decoraciones iban ganando notoriedad, el aspecto de las tortas fue fiel reflejo del gusto, el género y la edad del celebrado. En pocas palabras, adoptaba una personalidad.

En los inicios de la historia occidental relacionada con la costumbre de celebrar el aniversario del nacimiento de alguien, siempre se creyó que la tradición era exclusiva en el entorno de la aristocracia. Se le atribuyó características de riqueza al simple hecho de tener una torta, cantar los buenos deseos y soplar las velas. Hoy en día la mayoría de las celebraciones occidentales de cumpleaños son presididas por una torta y velas, sin tomar en consideración características discriminatorias en ello.

“Existen tantas tortas que a través de los siglos se han ido transformando, en réplicas más sencillas de dulces o pasteles, como existen también, celebrantes en el mundo. Según el Diccionario de la Real Academia Española, el pastel o torta es una “masa de harina y manteca, cocida al horno, en el que ordinariamente se envuelve crema o dulce, y a veces fruta”. Los pasteles son los productos más grasosos y dulces de la panificación. La producción de pasteles a gran escala se facilita cuando el panadero tiene fórmulas adecuadas y bien balanceadas, pesa los ingredientes con precisión, además de comprender bien las técnicas básicas de la mezcla y la panificación”. (2)

El nombre que cada país le asigne a la torta de cumpleaños, las formas y adornos que lleven los pasteles, los rellenos, decoraciones, ingredientes y sabores e incluso hasta la disposición y forma de las velas, depende de cada celebración.  Para ello, el mundo occidental ha dispuesto edades para estas celebraciones de cumpleaños, siendo el primer año de vida, el más importante; luego vendrán los múltiplos de diez y en el caso de las mujeres los quince años –como se celebra actualmente en el mundo entero- y para los varones, la mayoría de edad –dependiendo del país- o su ingreso en el servicio militar, es la edad más celebrada… y con pastel por supuesto.

En el Perú, las famosas y delicadas muñecas de Pompadour, cedieron a las decoraciones de personajes mediáticos que ilusionan a los niños y llenan de color las fiestas. Y aun cuando el glaseado, los finos trazos con manga, los colores pastel, el bizcocho suave y compacto hecho en casa y las velas de mis primeros años, es lo que más recuerdo; ahora celebro también la vida de cada ser querido, con un Feliz Cumpleaños, los aplausos, el soplo de las velas con sus deseos a cuestas y el consabido ¡queremos que partan la torta, si no nos vamos de aquí!

(1)  http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090601164318AAyrJju
(2) http://es.wikipedia.org/wiki/Pastel

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |