Banner Tuvivienda
Jueves 03 de diciembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

Sabores del viejo valle de Moche

Entre ajíes y encurtidos
Abelardo Garrido Quiñones, Lalo para los amigos, es un empresario a carta cabal. Emprendedor, osado, criollo y muy exquisito a la hora de sentarse a la mesa. Tuvo hace algunos años una exitosa empresa de calzado; hoy, aprovechando las bondades del valle de Moche, elabora, artesanalmente productos gourmet, excelentes acompañantes y mejores saborizantes de cualquier plato de la cocina peruana e internacional.
(0)
Sabores del viejo valle de Moche

Más allá de lo que las redes sociales propongan como nexo de almas dispersas o como ente vinculante de afectos, reencuentros y desencuentros; para muchos de nosotros también se presentan como la oportunidad de ponernos en contacto con personas, situaciones y realidades con las que coincidimos en algún aspecto de nuestras más variadas cotidianeidades.

Así fue como encontré a Lalo: coincidí con él en este espacio que la gastronomía peruana ha creado para deleite de muchos, en los diversos modos en que se presenta, sean estos en forma de negocio, conversación empática, un placer diario y natural o un motivo más para sentirse privilegiado en este sinfín de sabores universales.

Fueron dos palabras las que llamaron mi atención de manera muy particular, “el Ají Cholo” y “el Ají Kemalengua” y así, con más atrevimiento que reparo lo abordé.  No tardó mucho en contestarme… ahí me enteré que hace algunos años, tuvo una fábrica de calzado, Viva Cueros, que confeccionaba zapatos para damas.

La elegancia, finura y calidad de estos, le permitieron ingresar su marca en la televisión, en el competitivo mundo de los zapatos asignados por canje a los rostros –más bien a los pies- de distinguidas conductoras de algún programa matutino de la televisión local. Programa en el que estuvo presente cinco años. Estos zapatos de cuero con diseños exclusivos, estuvieron 16 años en el mercado, sin embargo, algunas situaciones personales, le cambiaron el rumbo a sus inquietudes.

PRODUCTOS DEL VALLE

Lalo cuenta que su actual empresa es una pequeña mype, que elabora de forma artesanal, productos gourmet con ingredientes preferentemente locales: ají escabeche (amarillo), ají mochero, cebollas, rábanos, ajos, nabo. “Hacemos también salsa de ají, a los que he llamado el Ají Cholo y el Ají kemalengua”, que son de características muy fuertes. Ideal para hacer que la comida norteña reafirme esa personalidad con la que es conocida en todo el país.

“También elaboramos una riquísima miel de chancaca -hervida por tres horas con una receta de muchas frutas-. Tenemos encurtidos de cebollas, de ajos, de ajíes, de limones, pimientos, rabanitos”.

El sabor de los productos es sabroso y muy criollo.  “Por ejemplo, tenemos un ají seco trozado ahumado, como para pizza, con un toque picante pero sobre todo, aromatizado. Los ingredientes son selectos, y nuestros procedimientos han sido guiados por profesionales en industrias alimentarias”.

“Además estamos contemplando las diferentes recetas de encurtidos para hacer que tu cuerpo, funcione mejor. Lo que se llama actualmente alimentación funcional; es decir, una dieta balanceada dentro de un frasco de encurtidos de verduras”.  Aún es un proyecto, “una alucinada” como diría Lalo, pero que lo tiene trabajando con entusiasmo. 

Algunos de estos productos que él proyecta, no han salido aún a la venta, sin embargo, gracias a su característica elocuencia, muchos de sus amigos, familiares y contactos en redes, ya le han hecho pedidos, antes de sacarlos al mercado.    

“En este negocio, la idea es hacer cosas ricas, de calidad superior, con cariño, para llegar a ser una empresa con capacidad de exportación en menor escala. Somos pequeños, funcionamos con RUS, hemos sembrado en el kilómetro 30 de la carretera a Poroto, 7 hectáreas de caña, y esa tierra es parte de todo. Lo demás lo hace su maravillosa gente y su generoso suelo”.

La cocina peruana, además de sabor, historia y fusión acumulados, es también una muestra del momento en que vivimos. Ahora es más gourmet, hay revaloración de productos olvidados o injustamente discriminados. Los platos no solo son deliciosos, también son bellos, creativos; es una mezcla de nuestra cultura, con ribetes de elegancia, necesarias para su exportación. En muchos eventos internacionales de gastronomía, estamos presentes por esta y muchas otras razones.

Esperamos que en futuro cercano, el Ají Kemalengua, el encurtido Tumbachola -“un producto equilibrado en donde ninguno de los sabores sobresale, agradable en boca dentro del concepto de encurtidos”-; los ajos picantes, los nabos escabechados, los rabanitos, salsa de rocoto con berenjenas, y todos los productos que Lalo Garrido propone, coronen las mesas de las casas, dentro y fuera de nuestras fronteras.  Que combinemos nuestros platos con estos y otros tantos sabores del valle de Moche, que nuestro amigo ya está trabajando en ello…

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |