Banner Tuvivienda
Sábado 26 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

César Zumaeta: Es mi esposa quien cocina

El último presidente del Congreso del Apra
César Zumaeta Flores, aprista de formación, integrante de una numerosa familia, un político con proyectos, tuvo a bien recibirnos en su casa en donde hablamos de elecciones, de su infancia, de cocina y de todo aquello que lo motiva en su diario quehacer.
(0)
César Zumaeta: Es mi esposa quien cocina

Presidente del Congreso para el Período Legislativo 2010-2011. Ha sido miembro de la Alta Dirección Política del Partido Aprista Peruano entre el 2004 y el 2010.  Economista de profesión; realizó una maestría en gestión y desarrollo en la Universidad Nacional de Ingeniería. Diputado en dos ocasiones y congresista de la República en cuatro.

César Zumaeta nació en Iquitos (Loreto), el 12 de diciembre de 1955. Está casado con Yari Valencia Freitas, presidenta del Comité de Damas del Congreso, con la que tiene dos hijos. Sin embargo, este hombre que forma parte de una familia conformada por 18 hermanos -donde es el número 17-, tiene cuatro hijos mayores, que suman en total seis herederos.

Estudió ingeniería forestal en Iquitos, desde 1979 hasta 1983. Posteriormente estudiaría economía en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega desde 1988 hasta 1996, institución de alta tradición aprista. Es un estudioso de la regionalización peruana, toma como referencia el libro doctrinario Gobiernos Regionales del politólogo e ideólogo Andrés Tinoco Rondán.

Zumaeta fue miembro de la Comisión Política del Apra para el periodo 1992-1994, presidente de la Célula Parlamentaria Aprista para el periodo 1994-1995, subsecretario general para el periodo 1994-1995, presidente de la Comisión Política del Apra para el periodo 1999-2001, presidente de la Célula Parlamentaria Aprista para el periodo 1999-2000 y miembro de la Dirección Nacional del Apra para el periodo 2005-2007.

EL HOMBRE DETRÁS DEL POLÍTICO

Si bien, con los antecedentes mencionados no nos cabe la menor duda de que estamos frente a un político por los cuatro costados, tenemos que rescatar que gran responsabilidad de ello, la tienen sus hermanos mayores, quienes realizaron durante su juventud actividades de esta índole, sin embargo, el único que trascendió y se tomó como reto continuar en esta senda, fue nuestro entrevistado.

Pero, esas características de luchador social, de líder entusiasta, de político entregado a la preparación académica y a la formación doctrinaria de su partido, se fueron tejiendo en el tiempo. “Recuerdo que cuando niño, era introvertido, me gustaba salir a jugar con una pelota, en bicicleta, en moto y hasta en deslizador en el río Amazonas”.

“Nuestras costumbres en la selva difieren mucho de las costumbres en Lima, los niños crecemos en un ambiente geográficamente lleno de retos. Aprendemos a movilizarnos solos desde pequeños”. De pronto sus recuerdos familiares afloran en el ambiente y recuerda que la enseñanza que tiene más presente como herencia de su padre es mantenerse unido a sus hermanos. Y a pesar del paso de los años y las circunstancias que lo obligaron a establecerse en Lima, él lo sigue haciendo.

En la selva vivió gran parte de su infancia y adolescencia, entre ciudades de San Martín, Loreto y Ucayali. “Los domingos en casa, eran las hermanas mayores quienes cocinaban; mamá solo las dirigía.  La mesa era bulliciosa, llena de vida; sin embargo, mi madre tenía también la costumbre de visitar a las tías más cercanas a donde llevaba siempre un plato para compartir. Nunca íbamos con las manos vacías”.

César Zumaeta responsabiliza –en la mejor definición de la palabra- a su madre, por el buen gusto que tiene a la hora de comer. Empero, no sabe cocinar: “Es mi esposa quien cocina”, confiesa; aunque tiene mucho interés en aprender.

“Lo que más recuerdo de la cocina familiar, es el picadillo de paiche, sabroso a más no poder. Y para asentar, un refresco de cocona, tan común en mi tierra y que en lugares regionales aquí en Lima, podemos visitar”.  Pienso inmediatamente en El Bijao de Lince, donde he probado este y otros platos de la selva, en su mejor versión; con calidad de productos, sabor y presentación de los platos, pero sobre todo variedad a la hora de escoger.

“Recuerdo que en el año 92 comencé a viajar con mayor frecuencia por el Perú, pues ya era dirigente nacional del partido. Ahí, entre encargos dirigenciales, múltiples responsabilidades y preparación para nutrirme de doctrina, también aprovechaba mi estadía en las diferentes ciudades del país, para conocer cada realidad también a través de sus sabores. Así llegué al lomo saltado de Lima, al cebiche de conchas negras en el norte, al cuy más rico de todos los rincones en Moquegua y a la infaltable pachamanca en la sierra. También disfruto de un buen vino o de una copa de pisco”, afirma, mientras hace hincapié en que le gustan los niños. Es muy querendón con los sobrinos, a quienes en su tiempo libre también visita o convoca, como lo hacía su mamá.

“Si tengo algún día libre, lo destinamos a recibir a la familia en casa o vamos a visitarla y pasamos el día allí”. Este abanderado de la regionalización tiene especial debilidad por el lomo saltado: “Mi esposa me engríe preparándolo cuando vengo a almorzar a casa. Trato de escaparme en mis pocos momentos libres justo a la hora de almuerzo, que es un tiempo insuficiente, pero lo aprovecho para compartir con mi familia”.

EL HOMBRE DE LA DESCENTRALIZACIÓN

“Proyectándonos hacia el bicentenario, estoy convencido de que el nivel de cultura y educación de los peruanos va a ser mucho más avanzado; la globalización va a llegar a los lugares más alejados de la capital, pues vamos a vivir en una etapa con otros niveles de descentralización”.

Para todos es sabido que el partido de la estrella superó con escaso margen la valla electoral y ello ha limitado su presencia en el próximo Congreso. “Tenemos que garantizar la democracia, pues es la única manera de que los peruanos podamos resolver nuestros problemas. Si seguimos en ese rumbo, vamos a crecer también en lo cultural, nuestra presencia en el mundo va a ser notoria y vamos a tener un país de emprendedores, donde podamos exportar nuestros productos en mejores condiciones”.

“En democracia vamos a garantizar la gobernabilidad del país, tiene que haber una redistribución de las ganancias, el gobierno del presidente (Alan) García lo hizo bien, solo debemos continuar en esa senda. El éxito de un país, se mide por el éxito de las familias que lo conforman”, sostiene con convicción.

Han pasado pocos días de las elecciones y decidimos cerrar con César Zumaeta, este ciclo de entrevistas a quienes postularon en esta justa como candidatos al Congreso. Nuestra conversación adquiere ahora otro matiz, pues conversamos con el postulante y ahora escribimos sobre el hombre que intentó nuevamente un espacio en el Congreso, pero que debido a la situación en la que se encuentra su partido, esta vez se le negó la posibilidad. A partir de ahora, diremos entonces, que tuvimos la oportunidad de conversar en casa con el hombre que ostenta la última Presidencia del Congreso de la República en este gobierno que está ad portas de despedirse.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |