Banner Tuvivienda
Domingo 24 de enero 2021   |   Contáctenos
REVISTA

El gen de la depresión

El SLC6A15
Si usted se siente continuamente deprimido, no tiene deseos de realizar ninguna actividad física ni mental y piensa que no hay razones para vivir, podría estar atravesando un severo cuadro de depresión. Recientes estudios, han revelado que la depresión no es necesariamente originada por un evento desafortunado, sino que viene incluida en nuestra carga genética.
(0)
El gen de la depresión

 

El SLC6A15 es el gen que ha sido recientemente descubierto en Alemania y que sería el culpable de la depresión. Científicos de este país identificaron al mencionado gen que genera cambios en el cerebro y hace más susceptibles a las personas que lo poseen.

El hipocampo es la región cerebral vinculada a la depresión y la presencia del SLC6A15 hace que este se reduzca o encoja, provocando una mayor posibilidad de sufrir esta enfermedad.

Según los investigadores del Instituto de Psiquiatría Max Planck, en Munich, Alemania, este descubrimiento abre una gran cantidad de posibilidades de encontrar nuevas y mejores formas de combatir la depresión, enfermedad que cada día aumenta y que es considerada como discapacitante.

El proceso para descubrir el SLC6A15, se basó en un estudio genético realizado a pacientes diagnosticados con depresión y a otro similar de pacientes sanos. El ADN de ambos grupos presentaba una gran diferencia en una región particular del cromosoma 12 de nuestra cadena genética.

El responsable de esta diferencia es el gen SLC6A15, que según los investigadores, contiene el manual de construcción de una proteína llamada sinapsis, que se encarga de transportar aminoácidos que regulan la producción de sustancias, clave para la correcta comunicación entre neuronas.

Es claro que si las neuronas de nuestro cerebro no pueden comunicarse correctamente, se generan infinidad de desequilibrios, entre ellos la depresión. A mayor actividad del SLC6A15 en la zona del hipocampo, mayor riesgo de sufrir esta enfermedad.

A pesar de los años de estudio sobre las causas que generan la depresión, hasta el momento no se ha encontrado un tratamiento cien por ciento efectivo para combatirla, sobre todo porque sus causan no son solo genéticas sino también ambientales, lo que dificulta que se pueda generalizar una medicación.

"Actualmente, los tratamientos disponibles contra la depresión severa son indispensables pero su eficacia clínica sigue siendo insatisfactoria" comentó a los medios el doctor Martin Kohli, uno de los autores del estudio y agregó que la ineficacia se ha reflejado en las altas tasas de resistencia a los tratamientos y sus efectos secundarios.

CRISIS MUNDIAL

Este descubrimiento se da en un momento de relevante importancia. Según recientes estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 20 años la depresión se convertirá en la enfermedad que más padecerán los humanos, superando el índice del cáncer y trastornos cardiovasculares.

Esta preocupante cifra no parece causar alarma en los países en desarrollo, que en nivel general solo gastan el dos por ciento de sus presupuestos en servicios de salud mental.

Durante la primera Cumbre Global de Salud Mental que se realizó en Atenas, en el año 2009, se advirtió que más de 450 millones de personas sufren de algún trastorno o discapacidad mental y que la mayoría vive en países en desarrollo, como el nuestro.

La depresión podría convertirse en una epidemia silenciosa, es mucho más común que cualquier otra enfermedad como el VIH - Sida, y sin embargo para muchas personas es un tema todavía tabú o que suele pasar desapercibido. La gente no suele hablar de sus sentimientos, mucho menos cuando están relacionados a su vida personal.

Otro indicador interesante del estudio de la OMS es que los países con mayores ingresos se preocupan más por la salud mental de sus habitantes jóvenes, mientras los más pobres, atacan el problema cuando ya se ha presentado y cuando usualmente ya es tarde. No olvidemos que los trastornos mentales se presentan antes que la persona cumpla 14 años.

Las cifras son alarmantes y la advertencia está hecha. El descubrimiento del gen SLC6A15 y su participación como causa de la depresión dan una luz de esperanza para encontrar nuevos fármacos que reduzcan los índices de esta enfermedad.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |