Banner Tuvivienda
Miércoles 29 de junio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

DESPUÉS DE LA CRISIS

Como en todas las ediciones de Gener@cción, nuestro Director Fundador Francisco Huanacune, nos ofrece su artículo editorial.
(0)
DESPUÉS DE LA CRISIS
El pánico cunde en el mundo. En un contexto en el que elefantiásicas inmobiliarias, luego aseguradoras, grandes bancos y también corporaciones, son sometidos a fuerte presión en esta gran tormenta financiera que amenaza con socavar no solo los cimientos de la primera potencia económica mundial, sino también los del planeta en su conjunto, por doquier la tensión aumenta, poniendo a prueba el temple de aquellos que en su espacio y en su tiempo se encargan de administrar la cosa pública.
 
Para muestra, el golpe que encaja el presidente norteamericano George W. Bush, quien en su desesperación por salvar, figurativamente hablando, los muebles en las postrimerías de su segunda administración, solicitó a la Cámara de Representantes -hasta ahora con muy poco éxito en su gestión- apoyo al paquete de 700 mil millones de dólares en aras de reflotar el sistema financiero y paliar así los efectos que esta grave crisis tendrá en las economías y los ahorros de los ciudadanos de a pie.
 
El escenario por algunos previsto desde hace algún tiempo parece próximo. El coloso norteamericano morderá sin duda el polvo de la recesión, cuyas consecuencias, ante la dimensión del descalabro financiero, no pocos se atreven a comparar ya a lo que sucedió durante la década de los treinta del siglo pasado, como consecuencia del colapso financiero de la Bolsa de Wall Street que se desencadenó el tristemente célebre jueves 24 de octubre de 1929, el jueves siniestro.
 
En este contexto, América Latina, hoy, luego de la social y políticamente ruda terapia neoliberal de los noventa y primeros años del nuevo milenio, se presentaría ante el mundo con mejores credenciales. En el escenario dantesco que se avizora, “sus superávit en cuenta corriente, su disciplina fiscal, la menor presencia de capitales de corto plazo, sus sistemas financieros más robustos y niveles de endeudamiento externo manejables, harán la diferencia frente al terrible shock externo”, se sostiene.
 
¿Será cierto esto? ¡Si!, dicen algunos, para muestra el Perú, el “Puma Andino”, que, con sus seis años de crecimiento ininterrumpido y sus relativamente bajas tasas de inflación, se apresta a soportar los duros embates del cataclismo financiero y económico desencadenado en uno de los centros del capitalismo a nivel mundial. El país de los Incas reducirá su gasto público, enfriará su economía, incrementará sus niveles de inversión… en fin, mostrará la forma de salir airoso de este impase.
 
¡No!, dicen otros. La sociedad no se reduce al mercado. Los ciudadanos no solo son productores y/o consumidores. Aunque son eso, son mucho más que eso. Y ante el hecho de que las exportaciones hacia al Gran Vecino del Norte sin duda disminuirán, imponiendo su presión hacia la baja sobre el gasto nacional, y a partir de ahí un menor dinamismo en las economías, la ciudadanía impondrá un límite político al costo social que se generará. Y esto, ni el Puma Andino podrá evitar.
 
El escenario, engendrado por la crisis desencadenada allende nuestras fronteras, se presta hoy para el debate. Nuestro país, más allá del dinamismo macroeconómico que detenta, no está exento de este. La contienda electoral hacia la que inevitablemente avanzamos impondrá tarde o temprano sus leyes, catalizando un intercambio clarificatorio en torno a la vía que nuestro país debe tomar a fin de que los sacrificios de hoy encuentren una justificación mañana. ¡Que nuestros líderes den muestras de temple y lucidez!
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan