Banner Tuvivienda
Miércoles 28 de octubre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

DE CARA A LA CRISIS

Plan de Estímulo Económico
Mientras la crisis financiera internacional continúa cobrando nuevas ?víctimas? en el resto del mundo, nuestras autoridades acaban de lanzar el mentado Plan Anticrisis, que incluye un paquete de medidas que buscan asegurar que una de las economías más sólidas de la región siga por la ruta del crecimiento, como hace más de 80 meses.
(0)
DE CARA A LA CRISIS
Cuando el 19 de enero último, Luis Carranza retomó las riendas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en los pasillos de Palacio de Gobierno corrían las apuestas por saber qué motivó la salida de Luis Valdivieso del despacho del jirón Junín, a escasos seis meses de haber asumido el cargo.
 
Y antes de finalizar el primes mes del año, quienes afirmaban que la salida de ‘El Mago’ obedecía a retrasos en la ejecución de Plan Anticrisis, parecen no haberse equivocado. Sobre todo porque el ‘relanzamiento’ se hizo casi dos meses después de que el Presidente de la República anunciara, el 8 de diciembre, que nuestro país también ejecutaría un paquete de medidas –tres al cierre de esta edición– para enfrentar la crisis financiera internacional.
 
Así las cosas, el reciente reestrenado titular del MEF parece haber iniciado con buen pie su retorno al Ejecutivo, más aún cuando desde diferentes sectores reclamaban la puesta en marcha del mentado plan que fue rebautizado como Plan de Estímulo Económico y que, en su primera etapa, inyectará S/. 4,500 millones.
 
De esta manera y para acelerar su ejecución en los sectores productivos y sociales –según reza en la nota de prensa del MEF–, el gobierno central ha aprobado una serie de medidas que buscan dar impulso a la actividad económica, a la infraestructura y a los sectores sociales, lo que también servirá para mantener el crecimiento económico en tasas mayores al cinco por ciento.
 
PRIMERAS MEDIDAS
 
El primer paquete, compuesto por 15 dispositivos, fue anunciado el 28 de enero y además de inyectar cerca de S/. 3,000 millones a diferentes sectores sociales, redujo el precio de los combustibles en 10 por ciento, medida que aún no ha encontrado eco en los grifos y estaciones de servicio, pero que ya ha empezado a generar disconformidad en los usuarios que esperan por una disminución en las tarifas.
 
Como parte de esta primera etapa, se han creado fideicomisos regionales para proyectos de inversión y, lo que es más importante, se destraban inversiones públicas y privadas en infraestructura productiva y social, con lo que se pretende disminuir la brecha en infraestructura que por años sigue siendo uno de los principales lastres de nuestro país.
 
En esa línea, se agilizará el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) y se reducirán los tiempos que demoran los proyectos de preinversión. De esta manera, se ha declarado de necesidad nacional y ejecución prioritaria diversos  proyectos de inversión pública en transporte, saneamiento, educación, salud y energía.
 
Mientras que como apoyo al sector exportador, se espera continuar fomentando las exportaciones no tradicionales. A lo que se suma una línea de crédito contingente con la CAF para Cofide por US$ 300 millones y la ampliación – incluido beneficiarios– de la cobertura del seguro al exportador a US$ 6 millones. Además de la constitución de un fondo de inversión para infraestructura por hasta US$ 500 millones, con la participación de entidades multilaterales.
 
En tanto que para los sectores sociales se está diseñando la reforma del Programa Juntos para que sea más eficiente y focalizado, fortaleciendo programas públicos de empleo temporal y de construcción de viviendas. Y, en coordinación con el BCR, la SBS, Cofide y el Banco de la Nación, se tomarán decisiones para asegurar el adecuado funcionamiento del sistema financiero.
 
Para lo que se han tomado en cuenta algunas facilidades para reprogramar pagos de deuda en el sistema financiero; además de autorizar una línea de crédito del Banco de la Nación a Cofide por S/. 1,200 millones; de los cuales S/. 300 millones se destinaran a Coficasa y Apoyo Empresarial, mientras que los S/. 900 millones restantes serán para la continuidad de líneas de créditos.
 
BUENA RECEPCIÓN
 
Seguido por dos nuevos paquetes de medidas, el Plan de Estímulo Económico ha recibido un apoyo casi unánime, sobre todo de los gremios empresariales, que desde hace algunos meses reclamaban mayor celeridad del gobierno central en ese tema.
 
Sin embargo, el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Eduardo Farah, sostiene que para que se consiga los objetivos trazados, el plan deberá ejecutarse a la brevedad posible, para tener la certeza de que el gobierno central sí quiere evitar que nuestra economía se detenga a raíz de la crisis mundial.
 
"Ahora lo más importante es la rapidez con que podamos implementar todas las medidas. Por ejemplo, en el tema del programa social para las compras a las PYME durante la campaña escolar tenemos que poner el acelerador, teniendo en cuenta que las clases comienzan en marzo", señala.
 
Para el líder gremial, otra de las medidas que merecen especial atención es la reducción de los trámites ante el SNIP, sobre todo porque muchas veces la barrera burocrática constituye el peor obstáculo para la inversión.
 
En tanto, la Asociación de Exportadores (ADEX) –que días antes había alcanzado algunas propuestas al Gobierno sobre esa materia– saludó la decisión del gobierno central no solo por incluir tres de sus sugerencias, sino porque con ello demuestran que la visión del Estado es a largo plazo y que el sector exportador es y sigue siendo el motor del crecimiento económico del país.
 
Por su parte, la Cámara de Comercio de Lima (CCL), refiere que la exitosa ejecución del Plan de Estímulo Económico le permitiría al Perú crecer como mínimo a cinco por ciento en 2009, siempre y cuando se eliminen todas las barreras burocráticas que impiden ejecutar obras de inversión pública y/o privada.
 
Respecto a las medidas adoptadas, este gremio empresarial sostiene que la reducción del precio de los combustibles tendrá un impacto considerable en la disminución de la inflación –que enero último fue de 0,11 por ciento, la menor en los últimos 13 meses, cuando en noviembre del 2007 alcanzó la misma cifra–, debido a los menores costos de transporte y energía.
 
¿Y EL EMPLEO?
 
Es más, para la CCL toda disminución en el precio del crudo se debe seguir trasladando al consumidor, para mantener la competitividad en el transporte. Mientras que los anuncios de los últimos días, impulsarían la inversión privada y pública, evitando la pérdida de puestos de trabajo, que es uno de los principales temores de empresarios y trabajadores.
 
Para calmar las dudas sobre ese punto, el titular del Ministerio de Trabajo, Jorge Villasante, sostuvo que la eficiente ejecución del Plan de Estímulo Económico permitirá un crecimiento del empleo de 4,2 por ciento en el 2009, debido a que las medidas están encaminadas a abrir mayores posibilidades de trabajo.
 
Sobre el particular, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha dicho que el impacto de la crisis externa en el sector laboral peruano será mínimo en comparación con otros países.

Así las cosas, se espera que la ejecución del remozado Plan Anticrisis alcance para contrarrestar los embates de un problema que supone un nuevo reto para nuestro país en el 2009: Crecer sostenidamente frente a una de las crisis económicas más profundas de la historia, que cerró el mes de enero con una jornada negra para el sector laboral tras el anuncio –el 26 de enero– de despido de 70 mil empleados en diferentes partes del mundo.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |