Banner Tuvivienda
Miércoles 29 de junio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

CIUDAD DE ENCANTOS INCONTRASTABLES

Huancayo
Para hablar de la sierra peruana, resulta preciso detener nuestro paso en una de las ciudades más importantes del departamento de Junín. Un lugar donde es imposible no quedar admirado por esa mezcla de tradición y modernidad que la "Capital Ferial de Perú" ofrece a sus visitantes... Lo invitamos a adentrarse y descubrir uno de los rincones más importantes de nuestro país.
(0)
CIUDAD DE ENCANTOS INCONTRASTABLES

Conocida como "Ciudad Incontrastable", Huancayo concentra un sinnúmero de atractivos que a primera vista lo harán olvidarse de los más de 3,000 metros de altura que lo recibieron con un inolvidable dolor de cabeza a su llegada. Un sinfín de atractivos arquitectónicos y naturales que se encargarán de hacer más placentera su visita.

 

Aún cuando el título de "Ciudad Incontrastable" le fuera conferido por el gobernador Torre Tagle, como reconocimiento a la valentía de su pueblo en plena guerra de la Independencia, Huancayo también es conocida como la "Capital Ferial del Perú", en mérito a su indiscutible vínculo con la artesanía y el comercio.

 

Y es que se ha hecho una  costumbre ver cómo domingo a domingo, decenas de comerciantes toman por asalto 12 cuadras de la tradicional avenida Huancavelica para mostrar lo mejor de sus expresiones artísticas. Así, no resulta extraño quedarse boquiabierto ante la belleza de su filigrana en plata, de sus mates burilados, de su tapices o de sus finos tejidos.

 

 

Pero lo encantos de Huancayo van más allá de lo que las manos creativas de sus pobladores pueden realizar, al punto que en un breve recorrido por el centro de la ciudad, resulta poco probable no rendirse ante monumentos históricos como la Capilla de la Merced, uno de los pocos vestigios de la Colonia que permanece en pie, donde se firmó la Constitución de 1839 y en cuyo interior se aprecia una gran colección de pinturas cusqueñas.

 

En tanto que el Templo Matriz, conocido hoy en día como Catedral de Huancayo, y el Cerrito de la Libertad, un mirador natural desde donde se tiene una visión panorámica de la ciudad y parte del Valle del Mantaro, se convierten en importantes atractivos de una ciudad que recibe con los brazos abiertos a quien se preste a visitarla.

 

No en vano, resulta fácil encontrarse con personas dispuestas a darle una mano y ayudar a quien la brújula le haya jugado una mala pasada. Por lo que no es nada extraño que otro de los lugares más recomendados para visitar sea la Plaza Constitución.

 

Distinguida con ese nombre porque en ella se juró la Constitución Liberal de Cádiz, años antes de nuestra independencia; hoy por hoy, esta plazoleta huancaína luce cuidadosamente decorada con plantas nativas como el quishuar y la retama, además de unas curiosas figuras ornamentales que no tardan en llamar la atención de los visitantes.

 

 

A COMER "PESCAO"

 

Pero si de buen comer se trata, nada mejor que adentrarse 28 kilómetros al noroeste de la ciudad (35 minutos en auto) para disfrutar de uno de los mejores placeres culinarios de esta parte del país, y el Centro Piscícola "El Ingenio" se convierte en lugar de obligada parada.

 

Ya en el lugar, lejos de apreciar detalladamente el ciclo de vida de las truchas (Gener@cción, Edición N° 75), y también podrá hacer que su paladar se rinda ante su exquisito sabor. Frita, a la parrilla, en ceviche o al mejor estilo del chef, no dudará en repetir o en recomendarla.

 

Pero no es el único plato por el que se animará a volver a esta ciudad. El cuy colorado (Gener@cción, Edición N° 64), el huallpa chupe, la patasca (o mondongo), la pachamanca (Gener@cción, Edición N° 70), el human caldo, el patachi, el chicharrón colorado y el yacu chupe, son solo algunos de los potajes que les darán más de una razón para darse una vuelta por el lugar.

 

 

MÁS ALLÁ DE HUANCAYO

 

Alejándonos unos minutos de la "Capital Ferial del Perú", a 22 kilómetros para ser más exactos, se encuentra Concepción, ciudad conocida como la "Tres veces heroica", gracias a su gran valor histórico.

 

Ahí, una típica construcción arquitectónica de la sierra, rodeada de hermosas campiñas, destaca ante todo lo que la rodea. El Convento de Santa Rosa de Ocopa, construido en 1725, con una fabulosa pinacoteca y una biblioteca con más de 20 mil libros, además de un Museo de Historia Natural de la Selva, que muestra el trabajo cultura y científico realizado por padres franciscanos.

 

Bastantes kilómetros más adentro, en la provincia de Jauja, se encuentra la Laguna de Paca. Conocida como la ‘Isla del amor’, luce rodeada de totorales y se convierte en refugio ideal para decenas de aves, que lo acompañarán con sus aleteos durante su recorrido por la laguna en los tradicionales botes que le dan un color particular al lugar.

 

Aquí, previo desembolso de unas monedas si lo desea, podrá disfrutar de curiosas historias acerca de la particular forma de los cerros que rodean la laguna, que además goza de la compañía de típicos restaurantes, donde podrá deleitarse con la bien llamada papa a la huancaína (Gener@cción, Edición N° 64), que al ser preparada conservando la receta tradicional se convierte en una de las principales razones para volver.

 

Con un sinnúmero de atractivos, tanto en la ciudad como unos kilómetros más adentro, Huancayo se ha convertido –por su cercanía a Lima– en un importante destino turístico tanto para los peruanos como para quienes vienen de afuera. Y si usted aún no había posado su mirada en esta provincia de la sierra peruana, no dude en incluirla como parte de su próxima salida, total, menos de nueve horas separan a tan impresionante lugar de la capital.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan