Banner Tuvivienda
Miércoles 29 de junio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

BIENVENIDO A POZUZO

De la selva su encanto
Una mezcla de tradición, cultura y bellos paisajes es lo que nos ofrece Pozuzo, distrito pasqueño al que le sobran atractivos para ser admirado. Un pueblo acogedor que recibe con los brazos abiertos a todo aquel que lo visita... Será por eso que un solo viaje basta para enamorarse de la ciudad y de su gente...
(3)
BIENVENIDO A POZUZO

Llegar a Pozuzo por tierra todavía no es tarea fácil, pero es uno de los pocos lugares que nos permite tener el privilegio de gozar del esplendor de nuestras tres regiones naturales: Costa, sierra y selva, además de deleitarnos en el camino con la belleza de ciudades como La Oroya, Tarma, San Ramón, La Merced y Oxapampa, desde donde –tras casi nueve horas de viaje– partimos rumbo a la única colonia austro-alemana que existe en el mundo.

 

Después de tres horas de camino, cruzando el Parque Nacional Yanachaga Chemillén –conocido también como ‘montaña sagrada’–, en el sector denominado Cañón de Huancabamba llegamos a Pozuzo, cuya belleza encandila desde el primer contacto y cuya historia, que comenzó hace más de 140 años con la llegada de colones austriacos y alemanes, fascina a propios y extraños.

 

Como suele suceder con muchos distritos del Perú profundo, basta el primer contacto para saber que estamos ante un pueblo acogedor, donde la amabilidad de su gente es la principal muestra de ello, amén de la indescriptible belleza natural que se disfruta al llegar a un lugar donde la madre naturaleza, al parecer, hizo un alto para dotar a Pozuzo de toda la riqueza que hoy ofrece a sus visitantes.

 

 

CULTURA Y TRADICIÓN

 

Una riqueza que se ve reflejada en esa mezcla de culturas (tirolesa, prusiana y nativa) que se observa a cada paso que damos. Desde sus casas construidas en su totalidad de madera, con sus techos a dos aguas, al mejor estilo europeo; hasta lo tradicional de su música, gastronomía y de su vestir. Es esa mezcla la que ha hecho de Pozuzo un lugar inigualable.

 

Quizá sea por eso que cuando hablan de aquel lugar como la "Tierra Prometida de Colonos Austro–Alemanes", nadie se atreve a decir lo contrario. Es que Pozuzo, reúne todos los requisitos para ser mucho más que eso.

 

Y lo que encontramos a cada paso que damos así lo demuestra. Basta por empezar a recorrer el centro de la ciudad. La Iglesia San José, una de las principales reliquias que permanecen en pie a pesar de la inclemencia del tiempo, construida hace más de un siglo, fue la primera iglesia de los colonos.

 

A ella se suman otros atractivos como el monumento al Padre José Egg, un tributo al hombre que llegó a "ese lugar llamado POZUZO", con más de 200 tiroleses y prusianos, allá por 1859, con la idea de buscar un nuevo porvenir en tierras lejanas.

 

 

TURISMO VIVENCIAL

 

Un sinfín de atractivos se suceden uno tras a otro, en cada paso que damos, donde el silencio del amanecer solo es interrumpido por el trinar de las aves, sumado a la belleza inigualable de sus noches, donde las estrellas se erigen desde lo alto para alumbrar el cielo pozuzeño.

 

Varias casas típicas como la de la familia Egg Vogt, construida al estilo tirolés con techo de tablillas hechas a mano, ubicada en el bosque y rodeada de impresionantes paisajes, se convierten en el lugar indicado si queremos saber más sobre la historia de los colonos.

 

Con una impresionante y hermosa colección de baúles, herramientas e instrumentos de los primeros colonos de la familia Egg, que guardan más de 140 años de tradición entre sus paredes, nos invita a vivir gratamente las costumbres de los colonos: El uso del trapiche, el ordeño de vacas, el descascarado de arroz, el picado de leña, la elaboración de puros o la pesca artesanal, nos permiten sentirnos parte de su tradición por unos minutos, llevándonos un recuerdo único e inolvidable.

 

A PEDIR DE BOCA

 

Pero si hay algo que engalana y distingue a Pozuzo, es su gastronomía. Y nada mejor que el Restaurante Típico Pozuzino Tiroler Adler, de propiedad de don Andrés Egg Gstir, para engreír y deleitar nuestro paladar.

 

En un ambiente natural y familiar, con inigualable música pozucina y  austro-alemana, en este lugar puede encontrar comida netamente típica como el Knödelsuppe, una exquisita sopa de albóndigas, o el Karbanatala, que son albóndigas de carne preparadas al mejor estilo pozuzino.

 

A lo que se suman platos como el Wiener Schnitzel (escalope vienesa) o el Strammer Max (pastel de carne), además del Shtrukala, un pionono de plátano y canela que se convertirá en el engreído del hasta más exquisito paladar y que corrobora una vez más la inigualable riqueza gastronómica de lugares como Pozuzo.

 

 

INIGUALABLE BIODIVERSIDAD

 

A la belleza de su gente, a su riqueza histórica y gastronómica, y a su mixtura de culturas, se suma una exquisita biodiversidad exclusiva de una zona tropical como la que ostenta Pozuzo.

 

Una gran cantidad de orquídeas destacan en medio de su vegetación caracterizada por bosques altos, exuberantes, tupidos con lianas y bejucos, así como importantes recursos madereros como cedro, caoba o nogal, a lo que se suman árboles frutales como quito quito, naranja, papaya, lima dulce, tangelo, caimito, pacae, cacao, mango, naranjito, toronja, anona, guanábana, plátano, guayaba o piña.

 

Una belleza que se completa con una variada fauna, en las que destacan mamíferos como el quirquincho, un animal cuyo caparazón tiene nueve anillos de coraza; la liebre, de color casi rojizo con pepitas blancas en la zonas dorsales de su cuerpo; el misho, parecido a una liebre; además de una gran cantidad de aves como el famoso tunqui o gallito de las rocas, que ha encontrado en los bosques de Pozuzo, el lugar ideal para protegerse de la caza ilegal.

 

ATRACTIVOS QUE ENCANTAN

 

El mirador del cañón de Huancabamba, convertido en el mirador de Pozuzo, desde donde se observa la belleza del paisaje en todo su esplendor, es otro de los principales atractivos del lugar.

 

Y qué decir del inigualable paso por el puente colgante "Emperador Guillermo I"; construido en 1877, que por mucho tiempo fue el único nexo de entrada y salida al pueblo. Hoy, desde este lugar, se tiene una mirada muy particular del pueblo y sus alrededores.

 

Como vemos, Pozuzo es un lugar que encierra un encanto inigualable, un pueblo donde historia, tradición, cultura, biodiversidad, gastronomía y calor humano se unen como por arte de magia. Un lugar donde una visita queda corta para describir las maravillas que entre sus calles se encierra. Un pueblo que se disfruta solo de cerca, viniendo a tan hermoso lugar.
Participa:
COMENTARIOS
3 comentarios      
hola , me encantaria conocer ese hermoso lugar , su gente y sus costumbres pero quisiera tener mas informacion , si algun amigo de pozuzo me podria ayudar , por q yo iria solo . mi correo BLINK182.D@hotmail.com espero sus respuestas gracias .
28 de octubre 2010
hola me encantaria conocer pozuzo pero no se como llegar pero tambien quisiera saber con cuanto de dinero puedoviajar porque como soy estudiante mis ahorros me gustaria invertirlos en conoser su tierra
04 de enero 2011
para ti duceli a kien le intereza q as sido miss celva central y ocho cuartos apla d pozuzo y no de ti
01 de junio 2011
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan