Banner Tuvivienda
Miércoles 21 de octubre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

LA DENUNCIA DE CERRO CACHITO

Grito de ¡ayuda! de los discapacitados
Vecinos de la Asociación de Discapacitados Cerro Cachito acusan al abogado José Luis Porta de apoderarse de un área de más de 3,000 metros, destinada para la construcción de su centro de rehabilitación, levantándose en su lugar un colegio particular.
(0)
LA DENUNCIA DE CERRO CACHITO

¡Ayuda, ayuda, por favor; algún sano que me ayude!, fue el desgarrador grito de Germán Congona, morador de la Asociación de Discapacitados Cerro Cachito ubicado en el asentamiento humano Pachacutec del distrito de Ventanilla. Gritaba esperanzado en que alguien lo ayudara a subir hasta el comedor de la asociación.

 

Cerro Cachito está ubicado en una enorme duna de arena, asequible para cualquier persona con un excelente estado físico, pero todo un suplicio para los discapacitados que han encontrado en este alejado y olvidado lugar un pedazo de tierra donde reposar su cansancio y angustia.

 

La historia de Cerro Cachito es la historia de los olvidados, donde la indiferencia se codea con el desprecio, el oportunismo se impone a la miseria y donde la injusticia impera en su máximo esplendor.

 

Muchos de los discapacitados están cansados del olvido, de la miseria en que les puso su incapacidad y que la indiferencia de las autoridades agudizó; cansados de que los vehículos de transporte no los quieran recoger, cansados de gritar ¡ayuda! mientras esperan hasta una hora al pie de la carretera hasta que algún generoso poblador los auxilie, pues, las silla de ruedas no se desliza en la traicionera arena del desierto.

 

LOS RECLAMOS DE CERRO CACHITO

 

Tantas son las peripecias que han pasado y otras más las que le impone la vida que los vecinos de Cerro Cachito no piensan quedarse de manos cruzadas y permitir otra injusticia más, viendo como se apoderan de un terreno destinado para construir su centro de rehabilitación y que sin embargo ahora es un colegio particular.

 

Para entender este problema debemos hacer un poco de historia. Cerro Cachito se funda casi de manera paralela a la migración masiva a Pachacutec en el año 2000. El primer dirigente que tuvo la Asociación de Discapacitados fue el señor Calixto Moore Mattos, quien legalmente continúa siendo el representante de la asociación, debido a que se ha negado a inscribir a nuevos dirigentes de la asociación en Registros Públicos.

 

El segundo presidente pasó sin pena y sin gloria renunciando al poco tiempo de su elección por motivos de trabajo. El tercero fue el señor Manuel Pastor, y finalmente el último presidente fue Jonny Torres Fajardo, quien a pesar de haber culminando su periodo comprendido entre febrero del 2005 y febrero del 2009, se niega a convocar a nuevas elecciones aduciendo que él no es el presidente, sino el señor Calixto Moore Mattos.

 

No obstante, en diferentes eventos y en reportajes, Jonny Torres nunca se negó a que se le mencionase como presidente de la Asociación de Discapacitados Cerro Cachito.

 

Corrían los primeros meses del 2007 y el entonces presidente Jonny Torres y su amigo Calixto Moore, convocaron a una asamblea de emergencia. Como era de suponerse no estaban presentes todos los interesados, asistiendo en promedio unas 20 personas.

 

En la reunión se manifestó lo siguiente: "Corremos el riesgo de que nos invadan, por eso es mejor que cedamos el terreno de manera provisional a una empresa que construirá un colegio donde podrán estudiar gratis nuestro hijos y donde los  discapacitados podamos trabajar". Eso lo recuerda perfectamente Gina Mayta, una de las asistentes a la reunión.

 

En la mencionada asamblea, los pobladores escucharon hablar maravillas a un señor ‘flaquito’, supuesto dueño de la empresa y a quien nunca más se le vio. Sin embargo, entre la población se encontraba el abogado José Luis Porta, quien hasta entonces se hacía pasar como poblador y no como lo que realmente era, el dueño de la empresa Portatec, la cual administraría el colegio particular La Casa de la Educación.

 

Este convenio fue firmado sin que los pobladores se enteraran de qué se trataba, nunca supieron de su contenido. Lo único que les dijeron es que el plazo de concesión sería de dos años. Sin embargo, Generacción habló con la señora Flor Rodríguez, esposa de José Luis Porta, quien manifestó: "Tenemos pensado hacer aquí un complejo educativo donde haya secundaria e instituto". Es decir, se piensan arraigar.

 

Los pobladores se quejan porque el colegio ocupa un lugar que les corresponde y se hace pasar como institución perteneciente a la Asociación de Discapacitados Cerro Cachito, pese a ser una entidad particular que "cobra mensualidad, a excepción de dos niños, uno con retardo mental y otro con labio leporino, a quienes usan como estandarte de su solidaridad con los desvalidos", precisa el poblador Segundo Portocarrero.

 

EL ÚLTIMO GRITO DE AYUDA

 

Los vecinos de Cerro Cachito reclaman que les devuelvan el terreno asignado para su local de rehabilitación, el cual pertenece a toda la comunidad y no debe ser para beneficio de una sola persona que "realizó la gestión de manera oscura, sin dar la cara, ni decir que él sería quien construiría el colegio", manifiesta Gina Mayta.

 

Asimismo Manuel Pastor, señala que "nadie ha visto hasta la actualidad el convenio suscrito, no se conocen los términos." Los vecinos han enviado múltiples cartas al Gobierno Regional del Callao para que determine una solución, pero hasta la fecha no ha habido respuesta, dejando en el limbo de la duda y el olvido una vez más a los pobladores de Cerro Cachito. Los discapacitados esperan que en esta oportunidad su voz sea escuchada.

 

HABLA EL ACUSADO

 

Generacción entrevistó al abogado José Luis Porta. Saque usted sus conclusiones.

Los pobladores de Cerro Cachito denuncian que usted está ocupando un terreno destinado a su centro de rehabilitación.

El proyecto Educativo La Casa de la Educación está destinado a ayudar a los que tienen, a los que menos tienen y a los que no tienen nada. El proyecto es a través de la empresa promotora Portatec, lo promovemos y la otra parte la financian las personas que pueden pagar.

 

Pero los pobladores lo acusan de apoderarse de un terreno que el gobierno regional les otorgó específicamente para labores de rehabilitación.

Bueno, es una opinión que ellos tienen.

 

Lo que se reclama es que el colegio está a nombre de usted, en el terreno otorgado a la asociación.

Quien promueve todo el proyecto educativo es la empresa Portatec; a mi nombre no hay nada, ahí te estás equivocando.

 

¿Y entonces quién es el dueño o representante de la empresa Portatec?

El representante legal es el que habla. Usted sabe que las personas jurídicas tienen un representante legal.

 

Si usted dice que el colegio pertenece a la empresa Portatec y usted es representante de Portatec, ¿el colegio no vendría a ser suyo porque usted es dueño de Portatec?

En términos legales sí, usted lo está manifestando.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |