Banner Tuvivienda
Domingo 25 de octubre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

LA GRIPE DE LA MUERTE

Periodista mexicana detalla a GENERACCIÓN el impacto de vivir la epidemia
"Al principio el gobierno nos dijo que no había que alarmarse, pero sí atentos. Que era un tipo de gripe trasmitida por los cerdos y que con el paso de los días todo mejoraría. Ya vamos cerca de una semana y esto empeora. Tengo miedo, mucho miedo".
(0)
LA GRIPE DE LA MUERTE

Con estas desgarradoras palabras, Roxana Leiva González, de 33 años, periodista y residente de la capital mexicana, muestra su temor ante el brote de ese asesino silencioso que llaman "gripe porcina" y que ha desatado una alarma mundial.

 

GENERACCION pudo contactar con Leiva y saber de mi primera mano lo que pasan y sufren más de 20 millones de personas en la capital –en realidad ya todo el país– que han visto cambiar sus vidas de la noche a la mañana.

 

"Nunca nos imaginamos estar en el medio de una amenaza como esta. ¿Ser atacados por un virus desconocido, una mutación? Era algo que veíamos solo en las películas de los "gringos". Ahora que lo vivimos, no lo queremos", dice Leiva, quien prepara un blog para narrar en la red los pormenores de la crisis sanitaria.

 

Según la prensa mexicana había informes de los primeros casos de infecciones desde principios de abril pero fue solo hasta el pasado viernes 24 que el gobierno decidió ‘tomar el toro por las astas’ y decretar el estado de alerta sanitaria en la capital mexicana.

 

"De pronto nos quedamos sin enviar a nuestros hijos a la escuela y a las universidades, pero era solo por tres días. Ahora, todas las actividades han sido suspendidas por una semana y como va la situación podemos pensar, mínimo, en un mes. Allí supe que era más grave de lo que parecía", señala Roxana en una comunicación vía Internet.

 

 

Hasta el cierre de esta edición, los hechos van sucediendo a toda velocidad y cambian con el correr de las horas. Los casos ya no se circunscriben solo a la capital sino que hay registros de infectados en los demás estados mexicanos. Hablan de 2,000 ingresados en hospitales y 152 muertos, 49 confirmados por análisis clínicos.

 

El virus, además, ha mostrado una mayor agresividad con la población mexicana a diferencia de otros países del mundo donde también se han detectado personas infectadas como EE UU, Canadá, Escocia, España, Israel, Nueva Zelanda y Costa Rica. ¿Por qué?, es una incógnita que aún no pueden responder los científicos.

 

Solo en EE UU, los enfermos por la gripe porcina llegan a 64, pero la mayoría han respondido favorablemente a los fármacos oseltamivir y zanamivir y ya se ha registrado la primera muerte, que paradójicamente corresponde a un bebe de nacionalidad mexicana. Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que todavía se deben analizar factores geográficos, alimenticios, y hasta genético-étnicos.

 

Nada puede descartarse, según la OMS. Pero mientras ello ocurre, los mexicanos han entrado en un estado de miedo colectivo que los hace pensar, a los más viejos y supersticiosos, sobretodo, que se trata de un castigo divino en estos tiempos de perdición.

 

¿Acaso estamos en el final de los días?, señalan algunos en un tono exagerado. "Mi abuela me ha dicho que nunca vio nada perecido antes y que no hay registros en el país de enfermedades misteriosas que maten a la gente de la noche a la mañana", asegura Leiva.

 

 

Sin embargo, sí hay registros del impacto mortal masivo que puede causar el virus de la gripe en una población con las defensas bajas y sin resistencias. La más asesina  de ellas es la mal llamada "gripe española".

 

Ni siquiera la peste bubónica, en la edad Media, o el VIH, que causa el Sida, ha dejado tantos muertos, 50 millones, ni ha afectado a tantos, alrededor del 40 por ciento de la población mundial. Los científicos lo califican como el "mayor holocausto médico de la historia", un récord que está lejos de repetirse… por el momento.

 

Lo que pocos saben es que esta gripe no se inició en España, sino en EE UU y que de allí saltó a Europa por los soldados norteamericanos que fueron desplegados en el viejo continente para pelear en la Primera Guerra Mundial.  Las crónicas de la época hablan de ciudades como Washington, París y Madrid desoladas en medio del hedor de la muerte.

 

La otra gran gripe fue la "asiática", que se originó en China en 1957, y que resultó de la mutación de un virus común en patos silvestres que se cruzó con una cepa que afecta a los humanos. Dos millones de personas murieron, la mayoría en Asia.

 

La última amenaza fue la "gripe aviar" en el 2003, también en Asia, pero a diferencia de la "gripe porcina", esta solo se contraía del animal enfermo –cualquier tipo de ave silvestre o de corral– al hombre, donde moría la cadena de la contaminación.

 

El movimiento migratorio de las aves de una región a otra, entre el norte y el sur, este y oste, ocasionó que animales infectados enfermaran a personas también en Europa. Más de 400 personas han sido diagnosticadas con  la "influenza aviar" hasta la fecha, de las cuales 257 han muerto.

 

La "gripe porcina", cuya cepa es la H1N1, ha mutado de tal forma que ya pasa de hombre a hombre por lo que la OMS ha aumentado el nivel de alerta pandémico al grado cinco, de un máximo de seis, y ha dicho que hay que estar preparados para lo peor.

 

 

CIUDADES FANTASMAS

 

En México, la población ha optado por recluirse en sus casas para evitar a este asesino silencioso que dibuja a la fuerza ciudades fantasmas cuando hace unas semanas bullían de movimientos y vida.

 

"El Paseo de la Reforma –la avenida más importante de la ciudad con su característico Ángel de la Independencia–  es todo desolación. Ya no hay tantos taxis, ni autobuses, ni gente que va de un lado a otro", manifiesta Roxana.

 

Y no solo eso. El temor al contagio está en todo los ámbitos de la vida cotidiana. Ya no se puede saludar al compadre con la mano, ni a la comadre con el beso. Si vas al supermercado, lo haces por pocos minutos para comprar los alimentos del día.

 

La multitud, la muchedumbre, hay que evitarla a como dé lugar. "No sabes si en una bodega, en una panadería, en el colectivo, la peluquería, donde sea, haya algún portador con el virus. Prefiero no arriesgarme", agrega.

 

El gobierno es conciente del peligro y ha ordenado también el cierre de restaurantes en la capital –más de 35,000–, clubes deportivos, billares y hasta las iglesias se han  quedado sin feligreses que les prendan velitas a los santos para que les haga el milagro de "sanar" al país.

 

La Basílica de Guadalupe, punto neurálgico de le fe católica mexicana, ha visto disminuir los fieles que antes la abarrotaban y que hoy prefieren rezarle a "la morenita" desde sus casas. "Ella entiende", aclaran.

 

CULTURA DE LA MASCARILLA

 

Pero tampoco es que el país viva paralizado totalmente, pues las pérdidas económicas serían dantescas. Millones aun van a sus trabajos, en sus coches particulares, y la televisión –esa distracción gratuita para el pueblo– todavía emite su señal.

 

Lo que sí se ha impuesto es la cultura de la mascarilla para evitar contagios. Cientos de miles, si es que no llegan a millones ya, han sido repartidas por el gobierno entre la población. No importa que se vean antiestéticos, lo que vale es la vida.

 

"No salgo de casa sin mi tenerla puesta. Es mi mejor amiga, mi protectora. Me costó acostumbrarme a tenerlo horas de horas, pero, ¿qué podía hacer? Me parece tan surrealista ver a tantos con la mascarilla puesta pero tenemos miedo de morir", dice Leiva.

 

En efecto, su uso es casi obligatorio y no debería sorprendernos si vemos en un mediano plazo, si se agrava la situación y aumentan las infecciones, a personajes de la televisión, conductores del país azteca salir al aire con el "tapabocas".

 

Imagine nomás ver a la cantante y actriz Lucero hacer sus maldades en la telellorona "Mañana es para siempre" con una mascarilla. Puede sonar gracioso pero la posibilidad  es alta. ¿Incluirán los guionistas de las novelas de Televisa o Tv Azteca la "gripe porcina" en sus fantasías mediáticas?

 

Por último, el gobierno del presidente Felipe Calderón ha dicho que descarta el cierre de las fronteras y puertos del país, y la cancelación del sistema de transporte público –entre ellos el metro que moviliza a cinco millones de personas en el distrito federal–.

 

Una posición que es compartida por Leiva y por la mayoría de los mexicanos: "Hacemos todo lo posible para evitar el contagio pero lograr que nadie expanda el virus a otras partes del mundo es una tarea imposible. Al momento de conversar, ¿cuántos miles de personas llegan o salen del aeropuerto del D.F?".

 

"Hay tanta gente que está ahora mismo en un avión con el virus dentro de su cuerpo, sin mostrar síntomas y que pasará los controles fronterizos de sus países. Ya te lo he dicho, a mi me aterra la idea", finaliza Roxana, quien vive su propia película de horror.

Una película que también podemos verla nosotros si no tomamos las medidas de prevención adecuadas.

ABC DE LA ENFERMEDAD

 

¿Qué es la gripe porcina?

Es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que afecta a los cerdos, ocasionada por uno de los virus A de la gripe porcina. El virus se contagia entre los cerdos por aerosol y mediante contacto directo e indirecto. Los virus más frecuentes son del tipo H1N1, aunque también circulan entre los cerdos otros virus, como el H1N2, H3N2 y H3N1. Los brotes entre los cerdos se producen con frecuencia, fundamentalmente en otoño e invierno.

 

¿Cuáles son los síntomas en el ser humano?

Generalmente, los síntomas clínicos son similares a la gripe común: Fiebre superior a 39 grados, dolor de cabeza intenso, tos, flujo nasal, dolores musculares y de articulaciones e irritación de los ojos

 

¿Cómo se produce el contagio?

Normalmente la gente se contagia a través de cerdos enfermos, aunque algunos casos humanos se han producido sin contacto con estos animales.

 

¿Es seguro comer cerdo y productos porcinos?

Sí. El virus es eliminado al cocinar la carne porcina a temperaturas de 70° C.

 

¿Hay una vacuna humana para proteger de la gripe porcina?

No. Los virus de la gripe cambian muy rápidamente por lo que expertos de la OMS estiman que la vacuna puede demorar, mínimo, seis meses.

 

¿Existe tratamiento para la gripe porcina?

Los fármacos antivirales para la gripe común están disponibles en algunos países y tratan la enfermedad de manera eficaz. Sin embargo, en ocasiones el virus puede mutar y hacerse resistente.

 

GRIPE LLEGÓ AL PERÚ

 

Minutos antes de cerrar la edición el ministro de Salud, Oscar Ugarte, confirmó el primer caso de "gripe porcina" en el Perú.  Luego de exhaustivos exámenes médicos, se estableció que la ciudadana argentina Alejandrina Coche padece esta terrible enfermedad y está siendo tratada en el Hospital Carrión del Callao.

 

El titular informó que la paciente está en un lugar aislado y recibiendo los medicamentos antivirales necesarios. Adicionalmente, indicó que hay nueve casos que están siendo evaluados en Cusco, Loreto y Ayacucho, y pidió a las farmacias que brinden las facilidades para proporcionar mascarillas a los usuarios.

 

Es preciso indicar que el país ha centrado sus esfuerzos preventivos en el control de los pasajeros que llegan por vía aérea (sobre todo América del Norte) y ya se ha activado un plan de respuesta para evitar una epidemia.

Se calcula que aproximadamente unos 5 mil 150 pasajeros y más de 300 tripulantes que llegaron en aviones comerciales procedentes de este lado del hemisferio, han sido sometidos a inspección médica en el aeropuerto Jorge Chávez.

En  última información oficial, se indicó que los vuelos desde y hacia México fueron suspendidos en concordancia con la declaración de la OMS, y en coordinación con el presidente de la República, Alan García Pérez, la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas; y demás autoridades competentes.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |