Miércoles 22 de octubre 2014   |   Contáctenos
REVISTA

BREVE HISTORIA DE LA TIERRA

Mirando al futuro
Recientemente, el pasado 22 de abril se celebró el Día Mundial de la Tierra, pero, ¿qué celebramos realmente? Fue acaso esta ceremonia el disfraz para ocultar nuestro descuido, o por el contrario representó una reivindicación para conmemorar un aniversario de quien resume y contiene todo lo que somos.
(0)
BREVE HISTORIA DE LA TIERRA

Podemos decir que desde que apareció el hombre sobre la Tierra, intentó figurarse la forma del planeta que habitaba, las distintas concepciones eran sencillas, y algunas perfectamente pensadas para que coincidieran con las creencias religiosas predominantes del lugar y la época.

 

De esta manera los pobladores del antiguo Egipto se imaginaban a la tierra como un enorme huevo, protegido en las noches por la Luna y en cuyo interior habitábamos.

 

Igualmente, los gnósticos cristianos de los siglos I y II, percibían el cielo y a la Tierra como un huevo en el útero del universo en cuyo exterior se encontraba enroscada una gigantesca serpiente que se alimentaba de de la energía del huevo.

 

Sin embargo, serian los griegos, quienes intentarían ver la forma de la tierra como realmente tenía que ser y no como querían que fuese, apelando para ello a la razón y descartando todo imperativo religioso o subjetivo.

 

En un principio los griegos aseguraban que la Tierra era un inmenso disco rodeado por el río y los océanos, según lo manifiesta Homero en la Iliada. Sin embargo, Herodoto, padre de la historia, ridiculizó esta idea y afirmó que era evidente que la Tierra era un disco, pero rodeada por un gran desierto.

 

 

Posteriormente, Aristóteles, uno de los más grandes pensadores que ha habitado la Tierra, acertó en la redondez de esta, pero también realizó algunas observaciones equivocadas acerca del Universo. Instituyó un sistema geocéntrico, en el cual la Tierra era el centro sobre el que giraba el Sol.

 

Asimismo el filósofo habló del mundo sublunar, en el cual existía la corrupción y la degeneración; y el mundo supralunar, perfecto. Esta teoría de la Tierra como centro del universo perduró por varios siglos.

 

Sin embargo, sería en el siglo XVI un siglo de revolución en el ámbito científico. Un libro cambiaría la historia: "Sobre las revoluciones de las esferas celestes", sería el causante del gran giro de la concepción del mundo, su autor: Nicolás Copérnico, astrónomo polaco creador de la teoría heliocéntrica, considerada uno de los descubrimientos más importantes de la humanidad.

 

La teoría heliocéntrica concibe al Sol como centro del Sistema Solar, alrededor del cual giran los planetas, asimismo reconoce la redondez de la tierra.

 

El punto final a un problema  tan antiguo como la existencia humana vendría del sabio Galileo Galilei, considerado padre de la astronomía moderna, quien daría sustento científico con sus investigaciones a la teoría heliocéntrica de Copérnico.

 

CARACTERÍSTICAS DE LA TIERRA

 

Afirmada la forma geoide de la tierra, es decir: superficie similar a una esfera, pero achatada en los polos, y comprobado su sistema de rotación y traslación alrededor del Sol, se desprendieron otros problemas que con el transcurrir del tiempo fueron encontrando respuesta.

 

Por ejemplo, se sabe que en proporción al tamaño somos el cuarto planeta más grande del sistema solar, igualmente se conoce que la Tierra es el tercer planeta más próximo al Sol.

 

La perfecta distancia en la que se ubica nuestro centro de vida, unos 150 millones de kilómetros del astro rey, nos permite ser el único planeta en el universo donde se ha comprobado la existencia de vida, de estar más lejos o más cerca del Sol, esto sería imposible.

 

 

Asimismo, se ha descubierto que la Tierra tuvo su origen al mismo tiempo que todo el Sistema Solar, hace aproximadamente 4,570 millones de años.

 

Igualmente una característica exclusiva de la Tierra es que es el único planeta en nuestro sistema solar que tiene agua en estado líquido, cubriendo un 71 por 100 de la superficie de la Tierra, formando cinco océanos y seis continentes.

 

Otro de los aspectos particulares que presenta la Tierra es su capacidad de homeostasis la cual le permite recuperarse de cataclismos a mediano y largo plazo.

 

Finalmente se ha estudiado la composición de nuestro planeta, en el que predominan elementos como hierro, oxígeno, silicio, magnesio, níquel, azufre y titanio. Asimismo, la Tierra tiene una estructura compuesta por cuatro grandes zonas o capas: la geósfera, la hidrósfera, la atmósfera y la biósfera.

 

¿QUÉ HACEMOS POR ELLA?

 

A pesar que la tierra nos ofreció unas condiciones únicas en su género, sin las cuales nos sería imposible vivir, pareciera que nosotros solo tuviésemos la intención de verla perecer.

 

Hemos sobrepasado su capacidad poblacional, abusando a diestra y siniestra de sus recursos, además de inundarla con desperdicios contaminantes, poniendo en jaque aquello que nos dio la vida.

 

En octubre del 2007, Las Naciones Unidas publicó el informe GEO-4, estudio realizado por 390 expertos y revisado por más de 1000 colaboradores de todo el planeta. En él se destaca que la deforestación del Amazonas ha disminuido, que la calidad del aire en Europa occidental ha mejorado y que ha sido positiva la iniciativa para frenar el crecimiento del agujero en la capa de ozono.

 

Sin embargo, estas conclusiones alentadoras quedan empequeñecidas al lado de las conclusiones generales del estudio: los indicadores medioambientales están a la baja y "los gobiernos no tienen la suficiente voluntad política para frenar la crisis".

 

El documento indica que "si no se abordan los principales problemas que enfrenta el planeta —el calentamiento global, la extinción de especies y el desarrollo no sostenible— se pondrá en riesgo la supervivencia misma de la humanidad".

 

Asimismo, el estudio señala que los asuntos más candentes no están siendo abordados, lo que hace mella en la salud, la riqueza y el bienestar de las personas. Entre los principales problemas se encuentran "la explotación de los recursos naturales, la disminución en las reservas de peces, el agotamiento del agua potable y la pérdida de tierras fértiles".

 

También se indica que la cantidad de agua dulce está disminuyendo y se prevé que  "el 2025 aumentará en un 50 por 100 el consumo de agua en los países en vías de desarrollo". El documento revela, además, que "miles de millones de personas en los países en vías de desarrollo están en riesgo por problemas relativamente fáciles de resolver".

 

Conocido esto no debemos esperar hasta el próximo 22 de abril  para saludar a la Tierra o para mostrarle nuestro agradecimiento por darnos el regalo más preciado: La vida.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |