Banner Tuvivienda
Miércoles 29 de junio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

LA FALTA DE TRANSPARENCIA

Como en todas las ediciones de Gener@cción, nuestro Director Fundador Francisco Huanacune, nos ofrece su artículo editorial.
(0)
LA FALTA DE TRANSPARENCIA

Una vez más la palabra transparencia se encuentra en boca de todo el mundo. La razón, algunas cuentas nada claras de la esposa de un ex candidato presidencial, quien habría recibido montos relativamente importantes de dinero provenientes del exterior y habría hecho uso injustificado de estos para beneficio estrictamente personal. "Esto no cambiará jamás", se escucha de nuevo decir por calles, medios de transporte, mercados, centros de trabajo, en grupos de amigos... en fin, por donde uno va, cuando el ciudadano de a pie se expresa sobre los montos que habrían ido a parar a las cuentas bancarias de dicha dama.

 

Así, no debe causar sorpresa escuchar decir a más de uno, palabras más palabras menos, "cómo no sentirse abrumado y expresar fatalismo a la hora de referirnos a la falta de transparencia en nuestra sociedad, si en forma recurrente aquellos que de una u otra manera forman parte de la clase dirigente de nuestro país muchas de las veces no muestran claridad no solo en sus actos sino también en lo que finalmente se traducen muchos de estos: un incremento en sus niveles de ingreso personal". Y lo que es peor aún, escuchar un furibundo "todos son cortados con la misma tijera, todos son iguales".

 

"No es para menos pensar así", sentencia más de uno, no sin antes añadir que "casi ocho años después de haber dejado atrás el largo periodo que muchos consideran de mayor corrupción en lo que va de nuestra casi bicentenaria historia republicana, nuestra sociedad continúa siendo, según la gran mayoría, el escenario donde la falta de claridad en la forma de actuar de los llamados a dirigir los destinos de nuestro país es una suerte de pan de cada día que nutre negativamente el espíritu de nuestro pueblo, al punto de sumir a nuestros ciudadanos en un estado de desesperación, al no saber en quién o quiénes creer".

 

La verdad que sí, no es para menos, los sentimientos de nuestros ciudadanos son legítimos y desde todo punto de vista, por ende, comprensibles. La falta de transparencia que campea en nuestra sociedad puede llevarnos a pensar que ningún proyecto de índole diversa - no necesariamente de envergadura- se puede iniciar o construir a no ser que tenga como punto de despegue un acto poco o nada transparente. Es decir, una acción que al lindar o encontrarse en el campo de lo oculto -aquí no valen las medias tintas- inequívocamente derivará nada más y nada menos a los dominios de lo que pertenece a la corrupción.

 

Resulta pertinente, aprovechando la ocasión que nos brinda este desafortunado acontecimiento y más allá de lo que se presuma sobre la persona que ha sido aludida en esta oportunidad, que nunca se pierda la oportunidad de exigir, tal como lo hacemos desde esta tribuna, no solo mayores niveles de transparencia en los actos de nuestros dirigentes -no solo políticos- sino también medidas por parte del Estado para combatir la corrupción que al fin y al cabo es pariente muy cercana del acto que carece de transparencia.  Pues finalmente lo que está en juego es el futuro de la democracia, es decir el de la vida en libertad.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan