Banner Tuvivienda
Sábado 28 de noviembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

EL APRA ESTÁ BIEN MOVIDA

Elecciones internas en el partido de Haya de la Torre
Acaban de realizarse las elecciones internas en el Apra y la conclusión que queda es que ninguno de los autoproclamados candidatos a la Secretaría General ha sido capaz de consolidar sus aspiraciones.
(0)
EL APRA ESTÁ BIEN MOVIDA

En Lima se van a elegir 45 comités ejecutivos distritales, de los cuales Jorge Del Castillo solo ha ganado en cuatro. En tanto que Omar Quezada, solo lo ha hecho en dos. Por el contrario, nueve de los candidatos independientes han sido elegidos. De los 17 comités que van a segunda vuelta, Del Castillo competirá en siete distritos, Quezada en cinco, en tanto que los independientes en 18. Como es obvio, son los candidatos sin respaldo de las llamadas "máquinas" los que tienen las mayores posibilidades de seguir acumulando posiciones.

 

En las regiones del interior, la situación no es muy diferente. Ahí se tendrán que elegir 30 Comités Ejecutivos. Del Castillo y Quezada han ganado en dos respectivamente, mientras que los candidatos independientes han triunfado en cinco comités. Se van a segunda vuelta 20 comités regionales, de los cuales Del Castillo tiene posibilidades en cinco y Quezada en dos, Mauricio Mulder en dos y los independientes en 18. Los datos son contundentes.

 

¿Qué ha pasado en el Partido de Haya de la Torre, al punto que ahora las viejas maquinarias ya no funcionan como lo hacían antes? Muchas cosas… en especial el hecho de que existe un gran descontento con el comportamiento de los líderes del partido. Sobre todo con aquellos que regaron expectativas personales en la militancia.

 

A Del Castillo lo ha desgastado no solamente el haber sido considerado en la investigación de los "petro audios", sino el propio hecho de haberse alejado ostensiblemente de quienes lo consideraron una alternativa real en el partido.

 

En las elecciones internas anteriores, Del Castillo prácticamente barrió en Lima y el resto del país, pero ahora, así ganase en todos los lugares que están pendientes, no pasa del tercio de las dirigencias. Su desgaste es evidente y aparentemente solo le quedaría negociar el mantenimiento de una posición expectante -ya no decisiva- en el Partido.

 

El caso de Mulder es lamentable, tal vez es la mayor decepción en los últimos tiempos. Apareció rutilante allá por 1995 como el candidato del cambio, habiendo sido legítimo vencedor del Congreso de ese año, triunfo que le fue arrebatado por el burdo asalto de dos ánforas donde ganaba largamente.

 

 

Sin embargo, su incapacidad notoria para constituir un equipo idóneo y honesto para la conducción del partido en el encargo que expresamente le diera el presidente Alan García, provocó la evaporación de su capital político. En Lima solo ha ganado un Comité y está a la expectativa en tres. En regiones ganó solamente una, en Lima provincias, aunque esa elección ha sido severamente cuestionada.

 

Viejos líderes de la talla de Meche Cabanillas y Wilbert Bendezú han visto decaer también su presencia en estas elecciones. La Cabanillas no ha ganado en ningún distrito ni región. Aunque tiene posibilidades en dos distritos donde se llevará a cabo una segunda vuelta. En provincias no tiene nada. Bendezú ha logrado que su lugarteniente gane un distrito mesocrático, con la posibilidad de que su cuñado lo haga en San Martín de Porres. Por lo demás, en provincias tampoco tiene posibilidad alguna.

 

De quien no podemos dejar de hablar es de Omar Quezada, el candidato del grupo que Alan García bautizó como "los cuarentones", aunque en su generación no sean precisamente populares. Omar cuenta con el importante respaldo de los militantes que están más cercanos al presidente de la República y que en muchos casos ocupan cargos públicos, en especial en los programas sociales. A pesar de ello, estos no han sido capaces de construir una alternativa sólida al liderazgo aún supérstite de Del Castillo, su contrincante expreso.

 

Comentario aparte merecen los candidatos independientes, aquellos que representando al aprismo puro han salido al frente y sin el apoyo de maquinaria alguna lograron dar un mensaje de cambio frente al panorama crónico de los últimos años. He sido testigo cómo estos compañeros y compañeras sufragaban sus gastos haciendo colectas entre ellos. Caminando puerta a puerta han logrado sus votos, y, lo más importante, los militantes han sabido reconocer la austeridad de sus candidaturas, frente a la soberbia del poder económico o de los organismos del Estado.

 

Siempre se ha dicho que la riqueza mayor del partido de Haya de la Torre estaba en su militancia, quien a pesar de la marginación, el olvido y hasta los maltratos, mantiene su fe incólume, convirtiéndola en acción consecuente e inquebrantable.

 

Pero, más allá de este somero análisis, permítaseme reconocer el ejemplo de los mártires apristas, nuestros maestros. Ahora es cuando están más vivos y presentes, con su ejemplo, su entrega, su sufrimiento. Son ellos los que se convierten en el real referente al cual seguir cuando debemos tomar decisiones. Son ellos los que, literalmente, iluminan el pensamiento y la acción de los militantes y permiten la corrección a los que siguen los caminos errados.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |