Banner Tuvivienda
Jueves 07 de julio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

TARAPOTO

La ciudad de las palmeras
¡Qué lindo es el Perú! Nuestro país es único en el mundo. Nuestra costa, sierra y selva, nos ofrecen una variedad indescriptible e innumerable de destinos por conocer, culturas que descubrir y sabores que degustar. Dejémonos arrastrar por este breve relato que promete transportarnos a los cálidos parajes selváticos de nuestro Tarapoto querido.
(0)
TARAPOTO

Sol, luz, calor, refrescantes ríos, comidas exóticas y amigables personas. Tarapoto es la capital de la provincia de San Martín y está en medio de la selva nororiental. Su ubicación estratégica premia a este lugar con múltiples bondades naturales que con los años, ha terminado convirtiéndola en uno de los centros turísticos y comerciales más importantes de la región.

 

Tarapoto te recibe siempre con un cielo abierto, cubierto de azul cian. Es una pintura hecha por el mejor de los artistas, que imaginó la combinación perfecta de agua y vegetación, y la posó en el valle de los ríos Shilcayo y Cumbaza, hogar de miles de especies naturales.

 

Todos pueden divertirse y aprender en Tarapoto. Es un lugar magnífico para la práctica del ecoturismo y turismo de aventura. Decenas de jóvenes y adultos aprovechan el cause agitado del río Huallaga para practicar canotaje, se dejan arrastrar por sus aguas y elevan su adrenalina al máximo.

 

Otros prefieren disfrutar de varias horas de pesca. La mejor época es entre junio y agosto, cuando los peces de la selva baja migran a la alta y el río se vuelve un festín de vida, color y sabor que se convierten luego en manjares exquisitos al paladar. Es simplemente una catarsis de sabores.

 

Tarapoto es además un punto importante de partida para conocer otros destinos igual de espectaculares. Lamas, Moyobamaba y la conocida ciudadela de Kuélap están en su sendero.

 

 

ECOTURISMO AL MÁXIMO

 

"La ciudad de las palmeras", así se le conoce a Tarapoto. Aunque al buen entendedor habría que decirle que además de la gama de diferentes especies de esta planta, Tarapoto también alberga a las más bellas lagunas, lagos, ríos y cataratas que cada día pugnan por alcanzar más belleza.

 

Entre las principales lagunas destaca la Laguna Azul, un lugar de ensueño al sur de la ciudad, que se caracteriza por sus cristalinas aguas azules y sus verdes y frondosos pastizales que le dan vida a garzas, sachapatos, águilas, aves pescadoras y al gracioso martín pescador. Alrededor de esta albufera, se erigen rústicas instalaciones que ofrecen momentos de relax y descanso; entre ellas La Cabaña, Puerto Vista Alegre, La Sirena, Puerto Patos y Las Hamacas.

 

Pero si desean algo más extremo, no hay como un refrescante baño en la caída de la catarata Ahuashiyacu, ubicada a 14 kilómetros de la ciudad. Son 14 metros de esplendorosa caída que le han creado el sobre nombre de "Agua cantarina" o "Agua que ríe", porque según los ribereños esta belleza es en realidad Ahusi, la hermosa hija de un cacique celoso quien pidió a un brujo que la convirtiera en catarata para alejarla de los hombres codiciosos. Las cristalinas aguas parecen cantar alegremente mientras recorren los pastizales. Es Ahusi, alegre y con melodiosa voz, tal y como cuenta la leyenda.

 

UN POCO DE HISTORIA

 

La historia también está tallada en Tarapoto. Los petroglifos de Polish son un místico conjunto de cinco piedras con grabaciones de plantas y animales en bajo relieve, seguido de un largo recorrido de 1.5 kilómetros con figuras de mágicas serpientes que acompañan a los caminantes.

 

 

Y las urnas funerarias de Chazuta lo dejarán boquiabierto. Son 65 tumbas halladas a 52 kilómetros de Tarapoto. Veinticinco de ellas son vasijas en cuyo interior se hallaron momias, herramientas y ofrendas, algunas de las cuales se exhiben hoy en el Centro Cultural y Artesanal Wasichay.

 

Hay miles de razones para visitar Tarapoto. En su recorrido encontrará naturaleza, historia, magia, sabor. Tarapoto es sin duda uno de los lugares más paradisíacos del Perú, es uno de esos rincones que no debe permitirse desconocer. Tómese unos días para probar el Inchicapi, la Patarashca y el Timbuche, platos divinos que solo nuestra selva nos regalada desinteresadamente. Tómese unos días y viva al máximo esta experiencia que no olvidará jamás.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan