Banner Tuvivienda
Miércoles 29 de junio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

LIBERTAD, IGUALDAD: FRATERNIDAD

Como en todas las ediciones de Gener@cción, nuestro Director Fundador Francisco Huanacune, nos ofrece su artículo editorial.
(0)
LIBERTAD, IGUALDAD: FRATERNIDAD

Hace 220 años, el 14 de julio de 1789, caía el bastión del absolutismo del Antiguo Régimen en Francia. La entonces tristemente célebre prisión de La Bastilla, donde iban a parar todos aquellos que se rebelaban contra la monarquía absolutista capetiana, era tomada por los revolucionarios. Ante el grito de Libertad, Igualdad y Fraternidad, cual Jericó de su tiempo, los muros de este ergástulo uno tras de otro se desplomarían. Y desplomándose, inaugurarían un largo periodo de la historia durante el cual dos utopías alternativas, la libertaria y la igualitarista, competirían por tener la preeminencia.

 

Para nadie es un secreto que el lugar de preeminencia, sino en el espíritu al menos en los hechos, fue ocupado durante el siglo XIX por la Libertaria. La que luego, durante gran parte del siglo XX, hasta 1989, competiría por la preeminencia con proyectos de corte igualitarista. Para nadie tampoco lo es que en su momento ambas utopías y los proyectos que en su nombre social, económica y políticamente se viabilizaron, dejaron tras su paso -no en pocas ocasiones- rotundos fracasos y lo peor: Mucho dolor y lágrimas en las sociedades donde el imperio de sus ideas prevaleció.

 

Hoy, 220 años después del inicio de aquel desembalse utópico, mucha agua ha pasado bajo el puente de la humanidad. La dialéctica entre los proyectos libertarios e igualitarios ha dejado su impronta en todas las sociedades sin excepción alguna. Pues, más allá de los niveles de bienestar alcanzados, en nombre de la libertad -fundamentalmente económica- y en nombre también de cierta idea acendrada de igualdad, la humanidad ha visto el tipo de situaciones extremas en lo económico y político a las que nos pueden llevar la traducción en los hechos de estas dos utopías.

 

Hoy resulta necesario voltear definitivamente estas páginas. Y dejar atrás, como se ha sostenido en más de una ocasión en esta columna, el supuesto básico de la naturaleza humana sobre el que se erigieron los proyectos que se inspiraron e impulsaron a partir de estas utopías. El hecho de que se considere simple y llanamente que "el hombre es el lobo del hombre": Dando así impulso a nuevos proyectos que, no soslayando tanto la búsqueda de la libertad como la de la igualdad, tengan como piedra angular de su arquitectura la promoción de la solidaridad entre los miembros de la sociedad.

 

Por lo demás, la situación se presta sobremanera. Pues encontrándonos en medio de la mayor crisis que ha golpeado a la humanidad en los últimos ochenta años, por doquier -la elección de Barack Obama y Caritas in veritate de Benedicto XVI constituyen la prueba fehaciente- surgen propuestas a fin de que a partir del espacio dejado por estas dos utopías emerja un nuevo paradigma de Democracia Social que tenga como basamento una nueva aproximación de la naturaleza humana, afirmando que más allá de todo lo que se diga sobre ella, el hombre es fundamentalmente un ser fraterno.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan