Banner Tuvivienda
Jueves 29 de octubre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

Tarata: 17 años después

Atake Cívico
El día más sangriento. El atentado en la calle Tarata es una fecha que los miraflorinos jamás olvidarán.
(0)
Tarata: 17 años después

Lima vivía momentos de tensión en 1992. En febrero, Sendero Luminoso apagaba la vida de la dirigente popular de Villa El Salvador, María Elena Moyano; el 5 de abril el ex presidente Alberto Fujimori disolvía el Congreso, y con apoyo militar, tomaba las principales instituciones del Estado; en junio, las huestes senderistas aparecían nuevamente con la detonación de una bomba en las instalaciones del canal 2 ocasionando la muerte de dos personas.

 

Pero ninguno de estos atentados se comparó con lo que sucedió el jueves 16 de julio pasadas las nueve de la noche, cuando un coche bomba cargado con 500 kilos de dinamita y anfo explotó en la segunda cuadra de la calle Tarata en pleno centro de Miraflores.

 

El saldo: 25 muertos, más de 200 heridos y la sensación de que Sendero Luminoso estaba a punto de tomar el poder. El mismo día de la explosión, este grupo subversivo había atentado contra las comisarías de San Gabriel, José Carlos Mariátegui y Nueva Esperanza ubicadas en el distrito de Villa María del Triunfo; así como contra la agencia del Banco Latino ubicada en el distrito de La Victoria. Estos incidentes de menor magnitud tenían como objetivo dispersar a las fuerzas policiales.

 

El atentado conmocionó a la población limeña. Esa noche las imágenes mostraban a gente impactada por la explosión. Con la mirada perdida, jóvenes, niños y ancianos desfilaban ante las cámaras de televisión envueltos en sangre. Parecía un escenario de guerra.

 

"Recuerdo como la gente corría de un lado para otro, ensangrentada y gritando. horrible. En eso le dije a mi mamá que me dolía la pierna. Fue entonces que ella dio un grito. Mi pierna no estaba, había volado. Mi mamá corrió en busca de mi pierna para colocarla en su sitio pero no la encontró", contaba la niña Vanesa Quiroga Carvajal que en ese entonces tenía 4 años de edad.

 

Posteriormente, la población empezó a tomar con seriedad la presencia de Sendero Luminoso en la capital. Ya no era el grupo subversivo que solamente operaba en las comunidades de la sierra; ahora, su accionar se sentía en cada paso de los limeños.

 

Los apagones y los paros armados en la ciudad remecían las entrañas de los transeúntes. Todo esto, sumado a la crisis económica, hacía temblar a una sociedad que muchas veces había actuado con indiferencia ante el fenómeno senderista.

 

Afortunadamente, el 12 de setiembre de 1992, un minucioso y paciente trabajo de inteligencia de la Dirección Nacional Contra el Terrorismo llogró capturar al líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán Reynoso, el personaje más buscado de los últimos tiempos.

 

Entonces la organización terrorista empezó a desmoronarse como un castillo de naipes y cada noche los noticieros nocturnos nos informaban de la caída de un nuevo integrante senderista vestido a rayas. Jóvenes y profesionales ilusionados, llenos de ideología, que vieron en la violencia el mejor recurso para cambiar un país, desfilaban desafiantes. Felizmente, la violencia cesó y un clima de tranquilidad volvió a reinar en el país.

 

Han pasado 17 años y el panorama ha cambiado rotundamente. Las calles de Miraflores lucen un rostro comercial, efervescente, festivo y la calle Tarata es hoy una vía peatonal que invita a la reflexión y al olvido.

 

El fenómeno subversivo no tiene la envergadura de los inicios de los años noventa pero todavía persisten algunos remanentes en la zona del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), y esporádicamente, nos sorprende con una emboscada a una patrulla policía o militar, pero felizmente, ya no vivimos esa sensación de pánico que dejaba un apagón, una pinta roja en la pared o un coche bomba.

 

Tarata constituye una parte de nuestra historia que no debemos volver a repetir. Es una lección que enlutó a 25 familias y dejó un trauma difícil de superar, sobre todo en aquellos que vivieron de cerca este oscuro episodio de julio de 1992.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |