Banner Tuvivienda
Viernes 24 de mayo 2024   |   Contáctenos
REVISTA

COMPETITIVIDAD, TAREA DE TODOS

Plan lanzado por el gobierno permitirá mejorar clima de negocios
El innegable impacto de la crisis financiera mundial en los principales indicadores económicos del país y la reducción de la inversión privada, con su consecuente golpe en la recaudación y en el empleo, se han convertido en los principales propulsores de lo que desde hace mucho tiempo se había convertido en un reclamo común desde varios sectores: un Plan de Competitividad.
(0)
COMPETITIVIDAD, TAREA DE TODOS

Luego que el año pasado el Perú se convirtiera, gracias a sus logros económicos, en el 'puma andino' de esta parte de la región, y, sobre todo, después de que en abril último, con la drástica caída de nuestro PBI (-2.01%), se rompieran más de 93 meses de crecimiento continuo, nuestras autoridades han virado su mirada hacia un tema que desde hace mucho se había convertido en tarea pendiente: la competitividad.

 

Y es que así como la falta de competitividad se puede volver un problema para cualquier economía, también se puede convertir en uno de los principales pilares si de retomar el crecimiento y las inversiones se trata. Y así parecen haberlo entendido desde el gobierno que se ha propuesto subir del puesto 62, entre 182 países, en el ranking internacional del Doing Business 2009, elaborado por el Banco Mundial (BM), al puesto 40 en el 2010 y de ahí a la ubicación 25 en su edición del 2012.

 

Un ranking en el que se mide el clima de negocios de un país, por lo que al ser concebido como el conjunto de condiciones que facilitan la actividad empresarial, el Doing Business es el indicador idóneo para medir la temperatura en ese punto a partir de 10 áreas: apertura de negocios, cumplimiento de contratos, empleo de trabajadores, permisos de construcción, pago de impuestos, acceso al crédito, protección al inversionista, registro de propiedades, comercio exterior y cierre de empresas.

 

APUNTAN CLARO

 

Para lograr escalar hacia el puesto 25 del Doing Business, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) lanzó el Plan de Mejora del Clima de Negocios con la intención de aumentar la competitividad del país y convertirnos en la economía con el mejor clima de negocios en América Latina y, de ser posible, en el mundo.

 

Según explicó el titular del MEF, Luis Carranza Ugarte, nuestra notoria mejora en el Doing Business no solo permitirá que nuestra economía crezca de manera sostenida a tasas de entre seis y siete por ciento anual, sino que también contribuirá a la continua reducción de uno de los principales problemas que aquejan al país: la pobreza.

 

Pero para lograr el objetivo trazado por el gobierno será necesario -a decir del ministro- que se elaboren diversas iniciativas legislativas con la venia del Congreso, además de otras normas, decretos y medidas que deberán implementarse de manera directa por diversas entidades e instituciones públicas, puesto que los beneficios de estas medidas tendrán impacto no solo en el actual gobierno, sino también en los siguientes.

 

COMPOSICIóN DEL PLAN

 

El amplio programa lanzado por el gobierno el último 16 de julio, contempla acciones hasta julio del 2011 -año en el que deberá ceder la posta a otra administración- en siete aspectos que además de prioritarios fueron desnudados en el último informe del Banco Mundial como las principales debilidades que impiden que el Perú sea un país competitivo.

 

Entre esas debilidades -según se desprende del informe- las facilidades para constituir o abrir empresas y negocios, los permisos de construcción, el registro de propiedades, las facilidades al comercio exterior, las dificultades en el pago de impuestos, el cumplimiento de los contratos y la protección al inversionista, se convertirán de esta manera en la principal tarea, de ahora en adelante, del gobierno aprista que tras 36 meses en Palacio, ingresa a su cuarto año de gobierno en medio de altibajos en la popularidad de quien comanda el timón del barco, el Dr. Alan García.

 

Así, entre julio de este año y julio del 2011, se tendrán que realizar un conjunto de reformas encaminadas a mejorar cada una de las debilidades mencionadas líneas arriba, con la finalidad de volver a ser un país atractivo para las inversiones, más aun cuando este año se registrará una importante caída en ese rubro, al punto que nuestro crecimiento -que por años se sostuvo en la inversión privada- recaerá en la inversión pública y el mentado Plan de Estímulo Económico (PEE).

 

A partir de los buenos resultados que esas medidas originen; es decir, a partir del  impulso al desarrollo empresarial, el Perú podrá convertirse en el país con el mejor clima de negocios de la región. Además de estar entre los mejores del mundo, puesto que las reformas que propuestas por el MEF para mejorar en el ranking apuntan a reducciones en tiempo, número y costos de los procedimientos o trámites relacionados a cada una de las áreas donde se originan los problemas.

 

BUENA NOTICIA

 

Teniendo en cuenta que el Plan de Mejora del Clima de Negocios, o simplemente, Plan de Competitividad, ha sido reclamado desde un tiempo atrás por amplios actores del sector privado, instituciones como la Cámara de Comercio de Lima (CCL) han considerado que toda vez que se necesita de la ejecución de reformas estructurales (del Estado, tributaria, simplificación administrativa, eliminación de barreras burocráticas e infraestructura) el anuncio del gobierno es importante y auspicioso.

 

Su presidente, Peter Anders Moores, reafirmó el compromiso y concurso de todo el sector privado en la  implementación del plan en mención, pero también formuló un llamado de atención para que de la mano con este anuncio se declare la mejora de la productividad como una política de Estado, pero con el compromiso de todos los sectores del país.

 

"Es un anuncio muy importante y auspicioso más aun cuando la CCL ha solicitado desde que se inició el gobierno, la ejecución de reformas estructurales", indicó tras señalar que la agenda interna para elevar la competitividad en el país contempla dotar de eficiencia, eficacia y equidad al aparato estatal, además de eliminar los sobrecostos en la oferta de servicios públicos y en la recaudación de impuestos, estimados en 911 millones de dólares anuales.

 

Por su parte, el presidente de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura (AFIN), Gonzalo Prialé, consideró que si de cumplir con la metas trazadas por el MEF se trata, el aspecto laboral no se debe dejar de lado.

 

A pesar que el titular del MEF descartó durante el lanzamiento del Plan, la adopción de alguna reforma en materia laboral, Prialé planteó la necesidad de que los beneficios de la actual Ley de Promoción de la Micro y Pequeña Empresa, en vigencia desde hace algunos meses, se generalicen para todos los nuevos puestos de trabajo de la industria manufacturera no primaria.

 

"Se necesita promover la creación de empleo formal bajando la valla. Sería excelente que el gobierno tome esta decisión porque rápidamente podríamos constatar que se produciría un boom en el empleo", añadió.

 

MáS INVERSIÓN

 

Tras el lanzamiento del Plan de Competitividad, el Banco Mundial, entidad encargada de elaborar año a año una nueva versión del Doing Business, consideró que nuestro país debe invertir 0.5% de su PBI tanto en innovación como en desarrollo para elevar su competitividad.

 

El consejero regional senior en Regulación y Competitividad del Banco Mundial, José Luis Guasch, recordó que actualmente el Perú invierte entre 0.1% y 0.2% del PBI en ese indicador, por lo que se deben establecer metas claras para lograr elevar dicho presupuesto y, de paso, la competitividad.

 

Más aun cuando -a decir  de Guasch- no existe en Perú un organismo responsable de la competitividad, ya que al no contar con los recursos que le permita liderar dicha tarea, el Consejo Nacional de la Competitividad no ha logrado avances notables.

 

En ese sentido, saludó la decisión del gobierno de retomar tareas pendientes para escalar en el ranking elaborado por la entidad financiera que representa, sobre todo porque las fortalezas mostradas por nuestro país en materia económica, son una clara muestra de las mejoras que se pueden alcanzar. "La capacidad, experiencia y crecimiento de Perú deberían permitir que tenga una mejor ubicación en el Doing Business", dijo.

 

Así, con recomendaciones que apuntan hacia un mismo objetivo: mejorar la posición del Perú en un ranking de importancia como el Doing Business, solo queda espera que el ansiado puesto 25, programada para julio del 2011, se logre y que esas mejoras repercutan en el beneficio de toda la población, sobre todo de los sectores menos favorecidos.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan