Banner Tuvivienda
Viernes 24 de mayo 2024   |   Contáctenos
REVISTA

NÚCLEOS EJECUTORES ENTRE CRÍTICAS Y DEFENSAS

¿Ejecutando lo inejecutable?
Convertido en uno de los anuncios más criticados del último mensaje a la nación del presidente Alan García, la llamada "descentralización popular" que desea emprender el actual gobierno aprista en sus dos últimos años como inquilinos de Palacio de Gobierno, no termina de gustar ni de disgustar a la mayoría. Veamos las razones y sinrazones.
(0)
NÚCLEOS EJECUTORES ENTRE CRÍTICAS Y DEFENSAS

"Si hay peligro de descentralización burocrática, entonces hacemos la descentralización popular directa. Y si esto le molesta a los que dicen "¡Caramba, qué buena idea!, ¿cómo no se me ocurrió a mí?". Bueno, ¡qué pena!". Así de tajantes han sido las respuestas del presidente Alan García Pérez a cada una de las críticas generadas tras la anunciada puesta en marcha de los llamados "núcleos ejecutores".

 

Primero, sorpresivas cartas del propio mandatario a los medios de comunicación respondiendo a quienes no tomaron con similar optimismo lo señalado en su tradicional mensaje a la nación no dejaron de sorprender, a dos días de su mensaje. A lo que se suma, un extenso artículo publicado, cinco días después, en un diario local defendiendo 'con uñas y dientes' los núcleos ejecutores.

 

Y aun cuando la cuenta regresiva de su cuarto año de gobierno haya empezado -como suele suceder en estos casos- en medio de críticas a los anuncios y promesas que formaron parte de su discurso, la polémica generada ante la creación de los núcleos ejecutores nos obliga a preguntarnos: ¿Podemos confiar en la cerrada defensa que hace García Pérez?, ¿son los núcleos ejecutores la respuesta a la ansiada descentralización?, y, ¿acaso estarán exentos de corrupción?

 

CONTRA VIENTO Y MAREA

 

Aun cuando esta modalidad de inversión pública haya sido calificada de "improvisada", "populista" y hasta de "farra electoral", firmado el Decreto de Urgencia que autoriza a las entidades públicas a ejecutar proyectos de inversión bajo la modalidad de los núcleos ejecutores, la mirada estará puesta en este nuevo "experimento" del gobierno aprista.

 

Un experimento que espera cumplir con un mayor porcentaje de la ejecución del gasto público presupuestado para este año, el mismo que al 31 de julio último ha tenido -según ha reconocido el propio Alan García- un avance de apenas 26%, puesto que de un total de S/. 26,638 millones en siete meses solo logró invertirse S/. 7,087 millones, con lo que resulta "casi imposible" (sic) que en los próximos cinco meses se invierta los S/. 19,500 millones restantes.

 

Frente a esos resultados surge la propuesta de organizar a las comunidades campesinas, asentamientos humanos, comunidades nativas, grupos juveniles y rondas campesinas, quienes deberán seleccionar una obra, formular un perfil, solicitar el financiamiento a los municipios, gobiernos regionales o ministerios y, lo que es más importante, ejecutarlas directamente.

 

A TRABAJAR Y TRABAJAR

 

De esta manera, alrededor de cinco mil obras de hasta 100 Unidades Impositivas Tributarias (UIT), S/. 355,000 cada una, significarán poco más de S/. 960 millones de gasto, monto que representará apenas el 6% de todos los recursos que tiene el Estado para gastar.

 

Aprobada la conformación y funcionamiento de los núcleos ejecutores, la titular del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes), Nidia Vílchez, ha señalado que el gobierno central ha dispuesto S/. 100 millones para que se constituyan, solo en el primer mes, 500 núcleos ejecutores en todo el país.

 

Según ha explicado la misma ministra Vilchez, los núcleos ejecutores estarán liderados por un presidente, un secretario, un tesorero y un fiscal. Y, en un primer intento por preservar el dinero destinado a la obra elegida, este último será designado por el gobierno central, regional o local que desembolse el dinero para financiar los proyectos en ejecución.

 

DEFENSA EN PARED

 

Siguiendo la línea de defensa marcada por el presidente García, el jefe del gabinete ministerial, Javier Velásquez Quesquén ha señalado, apelando al mejor estilo defensivo futbolístico, que los núcleos ejecutores permitirán, sin renunciar a los controles regulares, un mayor control social en la aplicación de los recursos del Estado, por lo que en su opinión constituyen un modelo exitoso y con un bajo nivel de irregularidades.

 

En respuesta a las críticas vertidas por el ex presidente Alejandro Toledo Manrique, el titular de la PCM ha salido al frente para aclararle al líder de la chacana que el gobierno aprista duplicó el gasto en inversión pública que se realizó en el periodo 2001 - 2006, cuando el primero era jefe de Estado.

 

Velásquez Quesquén también se ha animado a afirmar que las críticas de Toledo Manrique "son de carácter político y no tienen ningún sustento", sobre todo porque la aplicación del programa de los núcleos ejecutores seguirá procedimientos legales y contará con la supervisión de la Contraloría y de otras instituciones vigilantes.

 

Es más, para no repetir errores del pasado, el núcleo ejecutor, según señaló el presidente García en su "artículo periodístico", no solo será responsable ante la comunidad que lo controla cercanamente, sino que -a manera de vigilar y preservar los recursos- rendirá cuentas ante las entidades que proveen del dinero, por lo que sus miembros serán responsables "civil y penalmente" por el uso de esos recursos.

 

"CHORREO" SUPERVISADO PARA TODOS

 

Teniendo en cuenta que la propuesta lanzada por el gobierno constituye un nuevo comienzo para la llamada descentralización popular que han emprendido desde el Ejecutivo, la Cámara de Comercio de Lima (CCL) considera que las autoridades a cargo deben dar mayores detalles sobre una propuesta convertida en realidad desde el 8 de agosto último con la firma del Decreto de Urgencia que autorizó a las entidades públicas a desarrollar obras bajo esta modalidad.

 

En ese sentido, el presidente del gremio empresarial, Ing. Peter Anders Moores, recomendó fortalecer la capacidad de gasto de los gobiernos regionales y locales, toda vez que se requiere elevar la escasa ejecución del gasto en proyectos de bajo monto de inversión y, en el mejor de los casos, que lo invertido sea en beneficio de toda la población residente en una zona en particular.

 

"Considerando que el 70% de los recursos para obras es administrado por las regiones y los municipios, se debe trabajar en el fortalecimiento de la capacidad de gestión de las autoridades regionales y locales", afirmó.

 

Además, a sabiendas de que el gobierno considera que en el mejor de los escenarios se podrá ejecutar 80% del presupuesto para inversión de este año, alrededor de S/. 4.000 millones quedarían sin ser ejecutados, resulta imprescindible aclarar -como bien dice el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la CCL- que el éxito de estos programas dependerá fundamentalmente del tipo de obras que se ejecuten y de su correcto desempeño.

 

Más aun cuando el mismo presidente García se ha preocupado por desmentir que la puesta en marcha de los núcleos ejecutores no constituye ningún intento de manipulación del Partido Aprista y del gobierno que encabeza. "Eso es totalmente absurdo, porque de los 25 gobiernos regionales solo dos tienen filiación aprista y de los 1,900 gobiernos locales solo 250 están dirigidos por apristas", sostuvo.

 

Así las cosas, quienes están a favor y en contra esperan que los objetivos planteados con la creación de los núcleos ejecutores se avance con la ejecución del gasto público y se elimine -para tranquilidad de quienes todavía no se convencen de las bondades de esta propuesta-  el más mínimo atisbo de corrupción, uno de los principales temores esgrimidos por los detractores.
Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan