Banner Tuvivienda
Viernes 24 de mayo 2024   |   Contáctenos
REVISTA

DE TRIBUTOS Y TRIBUTOS

Sistema tributario peruano requiere medidas inmediatas
La necesidad de contar con un sistema tributario que vaya a la par con el crecimiento económico del Perú se torna más que evidente, sobre todo ante los reclamos de los contribuyentes que exigen soluciones a sus problemas desde hace años atrás.
(0)
DE TRIBUTOS Y TRIBUTOS

Desde que compra un televisor o cuando consume su plato preferido en un restaurante, pasando por los recibos por honorarios que como trabajador independiente emite, hasta el dinero que le descuentan cada vez que realiza un movimiento bancario; todas o casi todas las transacciones económicas que realizamos en nuestra vida diaria tienen que ver, de una u otra forma, con el pago de impuestos o tributos.

Un tema que no ha estado exento de quejas, por lo que según han reconocido desde el propio Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) resulta prioritario adaptar nuestro sistema tributario a la realidad económica, política y social del país, bajo los principios de eficiencia, equidad y simplicidad, además de la eliminación progresiva de las distorsiones de nuestro actual sistema.

Más aun cuando existen evidencias de serios defectos en nuestro sistema tributario, los que obstaculizan o impiden que nuestras diferentes actividades económicas se desarrollen en una realidad cada vez más globalizada y competitiva.

Frente a esa realidad, se torna evidente la necesidad de contar –como bien señalan en el MEF– con un sistema tributario de amplia base que promueva la formalización empresarial, en especial de las pequeñas empresas, pero que a su vez sea más equitativo y promotor del desarrollo.

DOING BUSINESS 2010

Y es que de acuerdo con el Doing Business 2010 del Banco Mundial, el Perú se ubica en el rubro 'pago de impuestos' en el puesto 87 en un ranking que considera 181 países.

Un resultado que lejos de representar un retroceso de dos puestos (85 en el 2009), se torna realmente preocupante debido a que una empresa peruana de tamaño medio destina 380 horas al año al pago de impuestos, tiempo que en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) se reduce a 194.1 horas (210.5 el año pasado).

Tal como ha señalado el titular del MEF, Luis Carranza, el gobierno del que forma parte ejecutará un Plan de Mejora del Clima de Negocios, con el objetivo de escalar del actual puesto 56 al 25 en el Doing Business 2012. La Cámara de Comercio de Lima (CCL) considera que resulta evidente que nuestro país tiene una gran tarea pendiente en cuanto a la mejora de la competitividad.

Y como para alcanzar la competitividad como meta, las reformas son indispensables, la tributaria termina resultado clave, por lo que el gremio empresarial sugiere centrarse, como punto de partida en cuatro puntos fundamentales: Código Tributario, Impuesto a la Renta, Impuesto General a las Ventas (IGV) e Impuesto Selectivo al Consumo, además de los impuestos temporales y del canje de impuestos por obras.

COMBATE A LA INFORMALIDAD

Aunado a ello, desde la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú) sostienen que en el contexto actual, debemos atacar la informalidad y consolidar un régimen tributario simple, estable, eficiente y predecible.

Indican que aunque resulte difícil ser objetivo cuando se discute temas tributarios -porque usualmente, surgen posiciones e intereses encontrados, dependiendo si se trata de contribuyentes, de expertos o del propio ente recaudador-, resulta imprescindible hacer un esfuerzo para procurar un debate técnico que culmine con la presentación de propuestas que corrijan las falencias del sistema.

"Ahora más que nunca, urge un sistema tributario que ataque la informalidad y consolide un régimen simple, concentrado en la aplicación de pocos impuestos para facilitar la interpretación de los mismos y evitar la evasión; un sistema que sea estable, eficiente y predecible como incentivo para generar inversión, sin exoneraciones discriminatorias y que a su vez mejore la recaudación", afirman.

CÓDIGO TRIBUTARIO

Haciendo hincapié en uno de los puntos propuestos por el gremio empresarial, la CCL sostiene que con la finalidad de que sus disposiciones guarden un mayor equilibrio entre la administración y los contribuyentes y que no se sacrifique la justicia y la equidad por la facilidad tributaria, se debe revisar el Código Tributario.

Como primer punto, se sugiere evaluar aspectos referidos a la legalidad de la facultad que actualmente tiene la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) para designar a los agentes de retención del IGV, así como trasladar la cobranza de impuestos y embargos a los contribuyentes.

Asimismo, se debe analizar la problemática que generan los pagos en exceso, situación que debería de motivar la inmediata devolución o su compensación automática por parte de la autoridad tributaria.

En esa línea también se debe evaluar un nuevo procedimiento de reclamaciones, no solo para evitar que la Sunat siga resolviendo los reclamos de sus propias resoluciones, sino para evitar la excesiva carga procesal (municipal y nacional) del Tribunal Fiscal, puesto que a pesar de haberse creado dos nuevas salas, se mantiene la demora –de hasta tres y cuatro años– para resolver las apelaciones de las resoluciones de la propia Sunat y de las municipalidades.

Sobre ese punto, el especialista en Derecho Corporativo y Tributario, César Luna-Victoria sostiene que debe haber una revolución total en la cobranza de deudas tributarias, toda vez que el 70% de ese stock figura como ‘no habidos’ debido, fundamentalmente, a los siete años que demoran los procesos tributarios (uno de reclamación, cuatro de apelación, uno de revisión judicial y uno en la casación). 

IMPUESTO A LA RENTA

Respecto al Impuesto a la Renta (IR), el abogado señala que al igual que nuestro sistema tributario peruano, la recaudación de este tributo, más allá de las cuestiones técnicas, es extremadamente volátil y depende de los términos de intercambio, por lo que se requiere una mejora de la estructura productiva de la economía peruana puesto que de lo contrario la recaudación del IR continuará siendo inestable y deficiente.

"Debido a que la economía cambia de manera acelerada, es necesario adecuar las normativas legales a la época actual porque nuestra política fiscal necesita normativas eficientes como estandarizar los costos tributarios o redefinir la ambigua norma que se refiere a los paraísos fiscales que representan una competencia desleal, además de revisar las normas que rigen los estatus de las empresas no domiciliadas en el Perú", indicó.

Cabe señalar que algunas disposiciones del Decreto Legislativo 972, que regula las ganancias de capital, entraron en vigencia en enero de este año, pero hay un grupo de disposiciones (como las operaciones en bolsa) que regirán desde enero del 2010 y requieren de urgente reglamentación para que los agentes económicos puedan orientar y planificar sus operaciones.

Sobre el particular, la CCL sugiere que se prepublique el reglamento del decreto en mención, con la finalidad de formular aportes y sugerencias puntuales y de esta manera permitir que se creen posibilidades de crecimiento en las empresas y estas a su vez generen más tributos y puestos de trabajo.

DEL IGV AL ISC

Considerada una preocupación más de los empresarios, el gremio empresarial espera que se tomen decisiones sobre el IGV y sobre el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC). Y es que como se sabe, la mayor preocupación de los contribuyentes la constituyen los excesos de pagos adelantados del IGV, los mismos que tienen tasas elevadas y no se devuelven ni compensan oportunamente.

En tanto, Hugo Santa María, gerente de Estudios Económicos de Apoyo Consultoría, considera que el ISC en nuestro país no cumple necesariamente con los principios tributarios de equidad y eficiencia, por lo que –como reza la teoría– este impuesto debería ser simple (bajos costos de cumplimiento tributario y de fiscalización), de tasas moderadas y bases amplias (para evitar incentivos a la evasión y garantizar cierto nivel de recaudación) y neutrales para minimizar la interferencia en las decisiones de productores y consumidores.

"Considerando las mejores prácticas internacionales y la teoría económica de la tributación, sería conveniente aplicar impuestos selectivos específicos y no ad-valorem a la cerveza, bebidas alcohólicas, cigarrillos y gaseosas", señala.

DE TEMPORAL A PERMANENTE

Para nadie es un secreto que el sistema tributario peruano cuenta con impuestos que en su momento se establecieron como temporales, pero que se convirtieron en permanentes.

Es el caso del Impuesto Temporal a los Activos Netos (ITAN) y del molesto Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) que le recuerda su presencia en cada transacción bancaria que realiza, motivo por el que en reiteradas ocasiones se ha dicho que su caducidad debe ser analizada debido a que afecta la seguridad jurídica que requieren los agentes económicos.

En esa línea, la CCL también apuesta por revisar y mejorar el sistema de canje de obras por impuestos, régimen que a pesar de haber sido concebido con el objetivo de impulsar las obras de infraestructura regional y local, con recursos de la empresa privada, a cambio de un certificado que servirá para el pago del IR (hasta 50% de los pagos a cuenta y/o regularización), lamentablemente no funciona a cabalidad por diversos factores.

EN NOMBRE DE LA SUNAT

Ante las quejas que ha recibido la administración tributaria, Manuel Velarde, actual jefe de la Sunat no ha dudado en afirmar que en el Perú enfrentamos un problema estructural, porque mientras la entidad que encabeza lucha contra la corrupción, existe –según diversos sondeos de opinión– una elevada tolerancia a la evasión de impuestos aun cuando se le considera un acto de corrupción.

Y, debido a que este año la crisis financiera internacional ha deteriorado los ingresos tributarios, sus efectos terminarán por sentirse hacia fines de año. Así, de una presión tributaria de 15.6% en el 2008, este año descendería a 14.1%, motivo por el que actualmente hay una mayor presión sobre la Sunat para la realización de acciones que contribuyan al incremento de la recaudación.

Así las cosas, solo queda esperar –como reclaman desde diversos sectores– que la mentada reforma tributaria, que se viene barajando desde hace muchos años, logre aterrizar para beneficios de todos los contribuyentes y del país en su conjunto. Y, como dicen en la CCL, el Congreso de la República debe ejercer su facultad constitucional de legislar en materia tributaria, con el apoyo técnico de una Comisión Multisectorial Permanente, integrada por representantes del sector público y privado.

CIFRAS

S/. 14.005 millones fue la recaudación acumulada por Impuesto a la Renta en el periodo enero – agosto.
S/. 19.318 millones
fue la recaudación del IGV Total entre enero y agosto.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan