Martes 21 de octubre 2014   |   Contáctenos
REVISTA

OCTUBRE

Mes de creencias, costumbres y tradiciones
Innumerables muestras de fe, prendas moradas impregnadas por el característico sahumerio que inunda las calles limeñas en el décimo mes del año, además del tradicional turrón de Doña Pepa, se convierten en las principales características de una ciudad que no descansa para poner de manifiesto viejas tradiciones.
(0)
OCTUBRE

No sabe a ciencia cierta cuándo empezó su fe por el Cristo Moreno, solo sabe que no hay año en el que no goce de ese “no se qué” que siente cuando ve pasar de cerca las andas de quien se ha convertido en su “refugio” cuando se siente agobiada por los problemas.

Se llama Rosa y a sus 38 años no hay año en el que no acompañe los tradicionales recorridos de quien se convierte en el principal protagonista de las creencias religiosas en nuestra capital y, por qué no, en todo el país.

La encontré en Las Nazarenas confundida entre decenas de fieles que se preparan para lo que será la primera salida del Señor de los Milagros, programada para este sábado 3 de octubre, aquella que de lejos se convertirá en la procesión más concurrida del país.

No me sabe explicar lo que siente cada vez que la imagen de Cristo crucificado se posa sobre sus ojos, pero basta con mirar directamente esos mismos ojos llenos de lágrimas para entender que su fe en él se convierte en una especie de energía que le transmite una fuerza especial que la empuja a seguir adelante a pesar de las pruebas que le pone la vida.

Una penosa enfermedad, la muerte de su padre y hasta la falta de dinero, han podido ser superadas por Rosa gracias a esa inquebrantable fe que le inyecta el Cristo de Pachamamilla cada vez que lo visita en su casa de la avenida Tacna o en las calles que forman parte de su recorrido en octubre.

DE CREENCIAS Y CREENCIAS

Como Rosa, son miles los fieles que tienen depositada su fe en el Señor de los Milagros, en aquella imagen que ha sido protagonista de centenares de milagros, de esos sucesos misteriosos que año a año han pasado de boca en boca y que con el correr de los años no termina de atraer más creyentes.

Es el caso de Gregorio, quien desde años atrás soporta más de 16 horas de viaje en ómnibus para verlo de cerca. Escuchó de los milagros del Cristo Moreno en su natal Tambogrande y cuando llegó –no sabe como– a sus manos una “estampita” del Cristo crucificado, no dudó en venir a la capital a conocerlo.

Desde ese entonces han pasado más de dos décadas y no hay octubre que su llegada a la capital no pase desapercibida para su familia, que en ocasiones se pregunta por qué teniendo al Señor Cautivo de Ayabaca tan cerca, soporta intensas horas de viaje para ver, lo más cerca que pueda, a su Cristo Morado.

Según don Goyo, como le llaman quienes lo conocen, a esta imagen le debe muchas cosas, desde la vida de uno de sus hijos cuando estuvo en peligro hasta los exitosos resultados de una de sus “peores” cosechas de mango.

A ambas cosas no le encuentra otra explicación que su fe depositada en el flamante huésped de Las Nazarenas, a quien en retribución viene a visitarlo y a presentárselos a sus hijos, que como él, confían sus problemas a esta imagen, aunque ellos prefieren hacerlo de lejos.

CUESTIÓN DE FE

Tan lejos como quienes desde fuera de nuestros confines, continúan depositando su fe en el Señor de los Milagros, como los peruanos que radican en Italia, quienes –por mencionar un ejemplo– lo sacarán en hombros y pasearán por las calles de Roma y Ciudad del Vaticano los domingos 11 y 18 de octubre, tal y como ocurre en el Perú.

Con la participación de las hermandades moradas de las ciudades de Firenze,  Perugia y Nápoli, la hermandad que promueve el culto a nuestro Cristo Moreno en la cuna de la pasta cumplirá 10 años, para lo que la manifestación de su fe católica tendrá un cariz especial.

Y es que tras una incansable labor dedicada a propagar esa inexplicable fe, la recompensa no se ha hecho esperar y tras el reconocimiento oficial como hermandad por parte del propio Vaticano, además de lograr un lugar en su diócesis ha conseguido que la iglesia Santa María de La Luce sea su sede, según ha informado recientemente Alfonso Rivero, embajador peruano en la Santa Sede.

Similar situación se vive en la lejana Croacia, pequeño país europeo, donde hace poco más de cinco años un grupo de fieles logró conformar una hermandad que se rige bajo los estatutos y reglamentos de su símil en Lima.

Pero como la fe no conoce de fronteras, hasta la tecnología se ha convertido en una buena aliada cuando de transmitir ese sentimiento especial que produce el formar parte del tradicional recorrido que tiñe de morado al décimo mes del año.

Así, en casi todos los países de América Latina, en algunos de Europa y en muchos de los estados de la aún primera potencia del mundo, Estados Unidos, el mismo fervor que apreciamos en cada una de las manifestaciones de fe que vemos en nuestro capital se produce también en estos lugares.

Una importante manifestación de fe que perdurará en el tiempo y que seguirá encontrando respuesta en la imagen del Cristo Moreno, aquella que de lejos o de cerca continuará siendo protagonistas de incontables milagros, no en vano es el Señor de los Milagros...

A PEDIR DE BOCA

¡En este mes de octubre,
mes del Señor de los Milagros,
¡los turrones! ¡Turrón de Doña Pepa,
delicado, sabroso, rico en yemas de huevo;
suave y dorado,
que "se deshacía" de ternura en las bocas golosas!...

Como en octubre no todo se centra solo en el Señor de los Milagros, aunque si se roba casi todo el protagonismo, el tradicional turrón de Doña Pepa también encuentra un lugar especial en el corazón de los peruanos, de los que vivimos en el país y de los que están lejos de él.

Convertido en el dulce por excelencia del mes morado, el turrón de Doña Pepa pese a no ser de los postres limeños más antiguos, es uno de los pocos vinculados a los ritos religiosos.

No en vano hay quienes cuentan que una tarde de octubre de 1800, Josefa Marmanillo, conocida como doña Pepa, rogó curarse de una artritis que afectaba sus manos.

El milagro se hizo realidad y en agradecimiento, según un sueño inspirado, lo elaboró, permitiendo que hasta hoy permanezca entre nosotros y continúe deleitando a propios y extraños.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |