Banner Tuvivienda
Miércoles 21 de octubre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

PURA SUERTE

Ópera Prima de César Klauer
César Klauer presentó en sociedad Pura Suerte, su primer libro, quince historias que divertidamente recorren juegos de azar, amistad y buena fortuna. Publicación que marca el inicio de una vocación a prueba de tempestades, y la tenacidad de un escritor peruano que no dejó su talento a la suerte.
(0)
PURA SUERTE

LA NOCHE DE PURA SUERTE

Conocí a César Klauer en un día muy especial, seguramente un día en el que los nervios y la adrenalina corrían como ráfagas de fuego en su interior. Lo observaba desde una distancia prudencial y seguía sus movimientos, gestos y expresiones con la intención de descubrir esa sonrisa cómplice que existe entre el escritor y su libro.

Ese misterio que guarda el autor con las páginas que desde ese instante serían públicas, comunes, propiedad de todo aquel que las recorra dejándose envolver por las historias que en ellas existen y entregándose al placer de convivir con los personajes, y discurrir con ellos voluntariamente en un viaje importante.

César Klauer escuchó, esa noche en el bar miraflorino Jazz Zone, las palabras de elogio de José Hidalgo, Harold Alva y Willy Del Pozo, novelista invitado y editores del libro que amablemente lo presentaron, dándole, como se dice en el barrio, la patadita de la suerte.

Escuchaba atento los buenos augurios a su joven carrera literaria, mientras en su fuero más interno calculaba los minutos que faltaban para que él hable, para que él mismo presente su obra. Al llegar ese momento confesó que sus nervios eran colosales... la expectativa por el libro, la emoción de ver a los amigos, las ganas de darse en los quince cuentos que forman el libro, lo superaron.

Aún no hallaba el rasgo en el personaje que me indique por donde hilar este comentario, siempre intento encontrar una pista de su naturaleza, de su personalidad, algo que me diga cómo es en realidad.

...Y al tomar el micrófono para ser escuchado por todos los asistentes, el silencio se tropezaba entre vasos y música de fondo, de pronto su voz se entrecortó... miró a sus dos pequeños hijos, sentados frente a él, y les dedicó el libro declarándolos dueños absolutos de cada latido de su corazón. No dijo más, no pudo decir más.

Como salvaje cazador disfruté encontrar el hilo que me conduciría a la madeja de sentimientos y profundidades de este autor, a ese mundo de vivencias y tropiezos que lo llevaron a quebrarse, a romperse y entregarse sin reparos ni poses, a mostrarse en esa complejidad de ser humano comprometido con la vida.

PALABRAS DE AUTOR

Pura Suerte es la suma de quince cuentos cuya estructura y formato permiten establecer un vínculo instantáneo con el libro. Ligero, ameno, cotidiano, las historias surgen a partir de los dados, las billas, las apuestas, la intensidad del azar. Personajes habituales en cada barrio o colegio son los protagonistas de las aventuras, y los escenarios más cotidianos los centros de la acción, nudo y desenlace... un baño de colegio o el billar de la esquina por ejemplo.

En palabras de César conoceremos qué hay detrás de la timba, la sorna y el vacilón del libro, un compendio azaroso y criollo de un retazo de nuestra ciudad, de una generación de muchachos de barrio, con legendarios héroes e idealistas liderazgos. “Pura Suerte” no es solo suerte, es el resumen de la acuciosa mirada de un observador.

¿Cómo empezó escribir?

Empecé a escribir hace unos 20 años. En realidad, empecé leyendo. Creo que todo escritor se inicia así y de repente le pica algo en las manos, la cabeza, el pecho, y siente que hay algo que quiere contar, inventar. Entonces escribí unos cuentos que no he publicado nunca. En esa época enseñaba en la Escuela de Oficiales de la FAP (César es profesor universitario en la UPC actualmente) y le pedí al profesor de literatura que le diera una leída a mis cuentos. Me dio varias pautas, pero principalmente me animó a seguir y, sobre todo, a estudiar y leer mucho.

¿Y allí empezó el camino que lo llevó a “Pura Suerte”?

Por cosas de la vida quedó la cosa dormida, hasta que hace cuatro años operaron a mi padre del corazón... Estando en la sala de espera del hospital decidí que para pasar el tiempo debía leer. Compré El Código da Vinci y no he parado de leer desde ese día. Y reapareció la picazón. Entré a algunos talleres, presenté un cuento a los Juegos Florales de la UPC y gané mención honrosa y me dije: ajá, puede ser que tenga algo. Publicaron mis crónicas en la Revista de Magdalena y luego algunos artículos e historias aquí en Generacción.com, las vieron los de Living in Perú, una web para hablantes de inglés, y me pidieron un par de artículos. Ahora ya no puedo estar sin leer y escribir.

¿Cómo surgió "Pura Suerte"?

El libro sufrió varias transformaciones, el título, la técnica narrativa, especialmente el uso de diálogos y algunas palabras. Los diálogos no se narran usando los tradicionales guiones; sino que introduzco las conversaciones en el texto, sin comillas, alternando el estilo directo e indirecto. Prefiero en ese sentido el famoso dicho Show don´t tell (muéstralo no lo cuentes); entonces me concentro en narrar las facciones, actitudes, acciones, pensamientos de los personajes, y así, además, crear tensión, elemento básico para un cuento.

¿Cuánto tiempo le tomó completar el libro?

No sé exactamente cuánto me tomó terminarlo. Es que no lo escribí intencionalmente, es decir, simplemente escribía... tengo más de 40 aguardando su oportunidad. Entonces los junté inspirado en el tema de la suerte y ya está, salió el tomo.

¿De dónde saca  las ideas para las historias?

Nunca puedo establecer un método unitario. A veces leo algo que da pie a querer expandir la idea, otras veces el cuento se me presenta como una aparición, otras quiero escribir algo y no sé el final, se va armando a medida que avanzo en la narración. También sucede que escribo varias páginas y decido que el cuento está atracado y lo dejo ahí, guardado en una carpeta de mi computadora que se llama "Incompletos". Lo que quiero decir es que no todo lo que yo inicio llega a un término; muchas cosas se quedan en el aire.

¿Cómo convive con su pasión de escritor y de maestro?

He enseñado por más de treinta años y creo que la literatura me está ayudando a enfrentar el aburrimiento de hacer lo mismo por tanto tiempo. A pesar de que esta actividad me trae variedad, pues enseño a diferentes personas cada semestre, de todas maneras tiene su parte de monotonía. Me gusta hacerlo, siempre hay retos que superar, cada alumno es distinto y necesita de atención especial, hay que crear materiales atractivos, usar nuevas tecnologías para apoyar la enseñanza y es eso al fin de cuentas es lo que me hace quedarme en esta profesión: la posibilidad de inventarme algo.

¿Qué viene ahora?

Pues nada, sentarme a ver lo que pasa, disfrutar del momento y esperar que el librito tenga suerte; y que pueda publicar otros. 

¡OH, JUGADOR!

César Klauer es un hombre tranquilo, reposado, alegre, sin apariencia de bohemio empedernido, pero con una intensidad que raya con la vida real, con la sensibilidad de la calle, de la ruta. Es maestro con experiencia en dar y en darse, se impone retos, como el de escribir, sin temor a no superarlos. Ama lo que hace y eso es suficiente aliciente para llegar. Si la suerte fuera el camino por donde hay que transitar, creo que César Klauer caminaría sin miedo por allí.

Sentada en ese bar el jueves pasado presentí que los caminos siempre son dispares, extraños y confusos, imaginé la dosis de energía y fe que requiere llegar a ese punto. Al punto de partida, al inicio de un sueño acariciado solo hasta ese instante por ti mismo, compartirlo y exponer el alma supone una valentía especial.

“... Jaime metió una mano en el bolsillo de la casaca, la sacudió mirándonos con falso aire distraído, la boca abierta a medias y la lengua saboreando el labio superior, luego el inferior, las comisuras, colgándose entre los dientes. Con su cascabeleo, las canicas nos rescataron de la desilusión: ¡Sí, tres ñocos ¿llamamos a Beto? Nos miramos: ya saldrá solo. ¡Primer! Jaime se me adelantó y se echó a reír”. (El invencible, Pura Suerte)

EL DATO

Pura Suerte
Editorial Altazor
Librerías EL CRISOL
Blog César Klauer:  http://cesarklauerblog.blogspot.com/

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |