Banner Tuvivienda
Domingo 29 de noviembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

ADIÓS A LOS JUEGOS PANAMERICANOS 2015

La derrota de la improvisación
Sería muy importante saber si la mayoría de los peruanos saben como entrenan los deportistas nacionales. Si no lo saben, pueden darse una vuelta por el Estadio Nacional, que más sirve como escenario de conciertos, cruzadas religiosas o circos, para darnos cuenta de la situación real del deporte nacional.
(0)
ADIÓS A LOS JUEGOS PANAMERICANOS 2015

Vayan a la Federación Peruana de Box e ingresen a sus vestidores, baños o duchas y por si fuera poco comprueben cómo los jóvenes entrenan en la calle, es decir, fuera del estadio, seguro dirán que es deporte ecológico.

No crean que porque Kina Malpartida tiene una buena posición social y económica, esta es la realidad del box. Están equivocados. La mayoría de  nuestros deportistas están mal nutridos, no tienen una adecuada preparación, la pregunta es ¿con qué nutrientes?, no tiene una buena infraestructura deportiva, no hay apoyo al deporte, sino de vez en cuando en actitud de figuretismo, hay derroche de dinero entregado a los escasos deportistas que logran algunos resultados por iniciativa propia. Demás esta mencionar a los malos “dirigentes”, quienes ostentan cargos vitalicios y viven del deporte, es decir a expensas de los deportistas del Perú.

Uno de los principales problemas de nuestra ciudad es el tema de la seguridad ciudadana, tema sin resolver  a corto plazo. Acabamos de ver el reciente y repudiable asesinato de la joven Paola Vargas, por parte de una horda de delincuentes, mal llamados barras bravas, mas bien diría yo, grupo de cobardes porque de bravos no tienen nada, quienes se escudan en el comportamiento del grupo, para aflorar sus instintos delictivos. Creo que otra cosa sería la realidad del Perú, si se restableciera el Servicio Militar Obligatorio y estos delincuentes juveniles pudieran aprender a conducirse como seres humanos,  con amor a nuestra Patria.

Nuestra ciudad, la tres veces coronada  como Lima ciudad de los Reyes, es una ciudad con indicadores de pobreza y alarmante pobreza extrema. Tenemos miles de niños condenados a la desnutrición y tuberculosis, temas que aún no han sido resueltos  y que son responsabilidad del gobierno central.

Somos una ciudad con indicadores porcentuales terribles de muertes y accidentes por culpa de las combis asesinas, en un pésimo y caótico transporte público vehicular, con aproximadamente 6,000 unidades de transporte metropolitano  que cubren servicio de manera ilegal con licencias del Callao y de Huarochirí, problema que sigue sin resolverse.

Nuestra ciudad que solo fue maquillada para cumplir con un tema internacional como fue la APEC y que ahora por otra actividad oficial, pretendía volver a hacer lo mismo, es una pena que solo se hagan las cosas por cumplir con los visitantes y no por obligación para con quienes habitan y son vecinos de nuestra querida Lima y sobre todo por quienes pagan sus tributos.

Pretendíamos acaso, que los deportistas visitantes se desplazasen “seguros” por nuestra transitada ciudad y que tomasen su combi o quizás su moto taxi o taxi cholo. Pero en fin; este tipo de situaciones solo se ven en el país de las maravillas como es el nuestro.

JUSTIFICACIONES

Quisiera saber ahora como se justifica las grandes sumas de dinero que se han utilizado en presentar esta propuesta, dinero que debió tener una mejor utilización. La justificación del Sr. Iván Dibos, es absurda desde cualquier ángulo de análisis.

Querer echarle la culpa al descuido de un funcionario (pero sin decir quién) por haber ofrecido en el tríptico los derechos gratuitos de trasmisión del evento a los países del Caribe, cuando estos derechos le pertenecen al ODEPA, no hacen más que poner de manifiesto la ignorancia y falta de preparación de quienes están conduciendo el deporte nacional, no solo muchos años sino toda una generación. Así no se hace deporte.

No entiendo por qué esta derrota deportiva tiene que relacionarse con un fracaso político, a menos que la única intención haya sido el lograr un posicionamiento mediático de bonanza y desarrollo a nivel latinoamericano, utilizando al deporte nacional.

La versión de haber quedado segundos es absurda también, ya que pareciera que estamos acostumbrados a decir que somos terceros de tres países, o algo semejante.

A nadie le interesó que en la medición de nuestro real potencial deportivo está el hecho innegable que en los últimos Juegos Panamericanos de Rio de Janeiro, el Perú quedó en el puesto 20 en el cuadro medallero, quedando delante en Sudamérica, solamente de Paraguay y Bolivia.

En más de 50 años de competencias panamericanas, solamente hemos conseguido cinco medallas de oro. Pero aun así, no escatimaron en presentar una propuesta que nos iba a hacer quedar en ridículo.

Esta derrota no quiere decir, como lo ha manifestado el Sr. Alcalde de la ciudad de Lima, que estamos en “las ligas mayores”,  porque no se está en estas ligas, sin deportistas y sin infraestructura deportiva, ya que la propuesta se basó en un sueño o una ilusión de construcciones a futuro, mas no en hechos concretos.

La parafernalia del montaje hecho en la Plaza Mayor para celebrar populistamente la supuesta sede de los Juegos Panamericanos, fue reemplazada rápida y mediáticamente por la celebración al descubrimiento de un yacimiento de gas natural en el Lote 58, brillante salida al estilo de Manolete. Pero la pregunta sigue en el aire ¿cuánto malgastaron en esto? o ¿es que acaso la plaza mayor se convertirá prontamente en un escenario musical?

Lo que me alegra es que mi querido Perú, no quedará en ridículo en el 2015, donde con seguridad hubiéramos estado en los últimos lugares y no porque sea una actitud pesimista sino por el contrario, realista y conocedora de la realidad del deporte nacional.

Se hace necesario, por no decir urgente, el planteamiento de una política deportiva y la derogatoria de la Ley 28036, ley permisiva del enquistamiento dirigencial y que no sirve para el desarrollo del deporte nacional.

Así con nuevos elementos, un buen marco jurídico,  buenos dirigentes deportivos y un cambio inmediato en la conducción del IPD, podemos desarrollar el deporte en el país, construir escenarios deportivos apoyar a nuestros deportistas y luego postular si queremos a organizar los Juegos Bolivarianos, Panamericanos, quizá hasta intergalácticos, pero seguros de resultados decentes y de respeto a nuestra nación.

Por Marcos Morón Novaro
Regidor de la Municipalidad Metropolitana de Lima  www.regidormarcosmoron.blogspot.com

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |