Banner Tuvivienda
Miércoles 23 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

LA VIRGEN DE LA CANDELARIA

Fiesta en el altiplano
Color, música, alegría, deliciosos platillos y sobre todo mucha religión son las palabras con las que podríamos describir la mundialmente conocida Fiesta de la Virgen de la Candelaria, que se celebra en la primera quincena del mes de febrero.
(0)
LA VIRGEN DE LA CANDELARIA

Esta colorida actividad dura aproximadamente dos semanas y participan cientos de personas, entre turistas, lugareños y bailarines pertenecientes a las diferentes escuelas de danzas típicas peruanas en Puno y en las regiones aledañas.

Es una ocasión donde instrumentos de bombo y viento se mezclan en hermosa armonía. Las zampoñas y los famosos sicuris se unen en una representación del bien y el mal al ritmo de las más de 200 danzas entre sayas, morenadas, diabladas, caporales y doctorcillos ofrecidos a la Virgen de la Candelaria.

La fiesta no se detiene en ningún momento de estas dos semanas. Los relevos entre los músicos y bailarines es permanente y aunque la fiesta se realiza principalmente en la Plaza de Armas, la algarabía desborda el lugar, sobre todo porque los grupos de músicos pueden llegar a más de 300 integrantes cada uno.

En los días centrales, la celebración se mezcla con actividades religiosas. Misas en el santuario de la Virgen de la Candelaria se combinan con la multitudinaria procesión de su imagen en las calles puneñas.

La fe, el fervor y agradecimiento por las bendiciones recibidas durante el año no se hacen esperar y decenas de personas ofrecen a la "mamacha Carmen" coloridos espectáculos de fuegos artificiales.

HISTORIA DE UNA TRADICIÓN

La Virgen de la Candelaria no inició su historia en el Perú. Fue exactamente en Tenerife, entre los años 1400 y 1401, lugar de su primera aparición, donde según cuenta Fray Alonso de Espinosa, iban dos pastores guanches a encerrar su ganado en unas cuevas ubicadas en el barranco de Chimisay, cuando notaron que el ganado se remolinaba y no quería entrar.

Al ver esto, miraron hacia la desembocadura del barranco y vieron sobre una peña, casi a la orilla del mar, la figura de una mujer con un niño en brazos. Los pastores le hicieron señas para que se retirase, sin embargo, salieron heridos ante sus intentos.

Asustados, huyeron y acudieron al palacio del mencey (nombre dado al monarca o rey de los guanches de Tenerife) Acaymo, quien llegó al lugar para ver la famosa figura. Ambos pastores intentaron nuevamente persuadirla y al tocarla quedaron curados. El mencey comprendió entonces que aquella imagen era algo sobrenatural.

Entonces el mismo rey quiso llevarla en sus brazos, pero después de un tramo, vencido por el peso, necesitó socorro. En lugar de la aparición hay hoy día una cruz y en el lugar donde el mencey pidió socorro, un santuario a Nuestra Señora del Socorro.

La imagen fue llevada una cueva cerca del palacio del rey, hoy convertida en capilla y más tarde trasladada a la Cueva de Achbinico (detrás de la actual Basílica de Candelaria) para veneración pública, luego que un joven llamado Antón, que había sido tomado como esclavo por los castellanos y había logrado escapar y regresar a su isla, reconoció en la imagen milagrosa a la Virgen María.

EN EL PERÚ

La Virgen de la Candelaria ha traspasado fronteras y en Perú se ha hecho de centenares de fieles. Fueron los españoles quienes trajeron su imagen a los nativos puneños, quienes muy enraizados en su religión autóctona rindiendo homenaje a la madre tierra, fingieron adoptar el nuevo culto siguiendo sus propios rituales asimilando la imagen de la Virgen María a la de la Pachamama.

Con los años estas prácticas llegaron a un verdadero sincretismo religioso, mientras a la par se fueron creando varias leyendas que intentaban hacer surgir milagrosamente a la imagen de la Virgen de las aguas del legendario Lago Titicaca, o relacionarla con la vida de los incansables mineros.

Precisamente, una de estas leyendas la cuenta Dionisio Quispe, donde "la Virgen con el rostro de una señora elegante serenísima y con un niño en los brazos" se apareció en el siglo XVII a un nativo quien por orden de su amo cuidaba un pequeño caserío ubicado a las riberas de un riachuelo en las faldas del Cerrito Huajasapata.

La Virgen le pidió permiso para lavar las ropas de su hijo en el río a cambio de cuidarle el predio hasta su regreso y cuando el nativo regresó con su amo, encontraron "el busto de la Virgen, toda vestida de blanco, con un niño en los brazos y sus ropitas aún mojadas".

Muchos fueron los milagros que se le atribuyeron desde entonces, siendo el ocurrido en el año 1781 el más importante y el que significó el reconocimiento de todos los puneños.

En la sublevación de Túpac Amaru II, la ciudad de Puno resistió a los dos primeros asaltos de los miles de indios rebeldes tupacamaristas, quienes en un tercer intento lograron avanzar hasta las primeras casas de la ciudad y se retiraron a las orillas del lago para preparar su último y definitivo ataque. Los indígenas y mestizos puneños, cansados y a punto de rendirse, sacaron en procesión a la Virgen de la Candelaria pidiéndole la salvación. Grupos de sicuris y corneteros acompañaron la procesión, seguida por todo el pueblo.

A lo lejos, al divisar el barullo, las luces y agitación, los rebeldes pensaron que era un importante ejército listo y preparado para muchas horas más de lucha y decidieron retirarse antes de combatir con tremendo grupo armado. Para los puneños fue sin duda, un milagro.

CRONOLOGÍA DE LA FIESTA

Regresando a la celebración en sí, de acuerdo a la tradición la madrugada del primer domingo, el alferado (persona a cargo de las celebraciones) sube con sus invitados y músicos a un cerro para rendirle los primeros homenajes a la patrona de Puno y descienden con el alba acompañados de estallidos, fuegos artificiales, bandas de música hasta llegar a la Iglesia de San Juan Bautista, santuario de la imagen de la Virgen de la Candelaria.

Este es el comienzo formal de la celebración, seguido de la primera procesión. De aquí en adelante, la algarabía invade todo Puno, todos los rincones vibran con fiestas, música, comida y color, esperando la “octava de la Virgen”, ocho días impresionantes de despliegue en las calles de la ciudad.

La octava se caracteriza por el sinfín de trajes, máscaras y el desfile de decenas de escuelas folclóricas que compiten por ganar el concurso de danzas en trajes de luces, uno de los más esperados en el altiplano.

Precisamente para este concurso, las escuelas mandan diseñar modelos exclusivos de trajes y máscaras que acompañan con piruetas y coordinadas coreografías que practican durante todo el año. La competencia es dura, pero la satisfacción es mucho mayor.

Este mes de febrero se avizora impresionante. La Fiesta de la Virgen de la Candelaria enciende las más profundas creencias religiosas y nos sumerge en un mundo de esperanza y buenos deseos. Vivamos el colorido, la tradición y el sabor de nuestra cultura y sintámonos orgullosos de pertenecer a un país tan rico y diverso.

LA CANDELARIA DÍA A DÍA

1 de febrero:

A partir de las 7:00 a.m. y durante todo el día, se realiza el XLV Concurso de Danzas Nativas.

2:00 p.m. Veneración a la Virgen de la Candelaria por los diversos conjuntos que se presentaron en el Concurso de Danzas Nativas, por el frontis del santuario de la Virgen de la Candelaria, prosiguiendo por las calles de la ciudad.

2 de febrero:

7:00 a.m. Misa comunitaria; 9:00 a.m. Misa de Fiesta en la Catedral de Puno.

2:00 p.m. Homenaje por las Autoridades de la ciudad a la patrona de Puno y solemne procesión por las principales arterias de la ciudad.

Del 3 al 6 de febrero:

Segunda novena a cargo de las diferentes series de conjuntos de trajes de luces en el santuario de la Virgen de la Candelaria.

5 de febrero:

Elección y coronación de la Reina del Folclore 2009

6 de febrero:

A partir de las 6:00 p.m. recepción a las bandas de músicos, que acompañarán a los diversos conjuntos.

7 de febrero:

Desde las 4:00 a.m. alba ofrecida por el Alferado de la Octava de la Fiesta de la Virgen de la Candelaria, y demás conjuntos.

6:00, 6:30 y 7:00 a.m. Misas de Alba en el santuario de la Virgen de la Candelaria.

3:00 p.m. Entrada de Ceras, Flores y Castillos, a cargo del Alferado.

7:00 p.m. Misa de víspera. Luego en el frontis del santuario de la Virgen de la Candelaria se tendrá la quema de fuegos artificiales, con participación de los conjuntos de trajes de luces, que entre otros, pondrán un ambiente de fiesta.

8 de febrero:

Día de la Octava de la Fiesta de la Virgen de la Candelaria. 7:00 a.m. Misa Dominical.
A partir de las 7:00 a.m. y durante todo el día, XLV Concurso de Danzas con Trajes de Luces.

9:00 a.m. Misa de Fiesta, con participación de Autoridades, Alferado y pueblo en general.

2:00 p.m. Procesión de la Sagrada Imagen de la Virgen de la Candelaria por las principales calles y plazas de Puno, al final de la procesión, se tendrá una celebración eucarística.

9 de febrero:

8:00 a.m. Inicio de la veneración a la Virgen de la Candelaria por todos los conjuntos de trajes de luces, quienes bailaráan por el frontis del santuario prosiguiendo por las calles de la ciudad.

10 de febrero:

8:00 a.m. VII Concierto de Bandas de Música, en el frontis de la Plaza de Armas, en la que expondrán todo su arte musical.

Días 10 y 11 de febrero, por la tarde, paradas locales con participación de los conjuntos de trajes de luces.

Del 10 al 14 de febrero:

Misas de despedida de los diversos conjuntos participantes en la festividad de la Virgen de la Candelaria, en el santuario dedicada a la misma.

11 de febrero:

1º Parada de Sicuris y Zampoñas Virgen de la Candelaria.

1 de marzo:

Ceremonia de clausura y entrega de premios por los concursos.

SEGURIDAD MÁXIMA

El general de La Décima Segunda División Territorial de la Policía en Puno, Javier Sanguineti Smit, dijo que la seguridad por la festividad de la Virgen de la Candelaria está garantizada, tanto en los principales arterias de la ciudad como en los puntos críticos del departamento de Puno.

Informó que alrededor de 250 efectivos de la Policía Nacional del Perú resguardarán la imagen de la Virgen en la procesión del próximo 2 de febrero y en la octava de esta festividad.

Un total de 750 efectivos serán desplazados para actividades de resguardo, entre personal administrativo, de sanidad y de otras divisiones.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |