Banner Tuvivienda
Sábado 02 de julio 2022   |   Contáctenos
REVISTA

EL SUBE Y BAJA DE TOLEDO Y CASTAÑEDA

A paso lento pero seguro
Los últimos sondeos de opinión de las empresas encuestadoras Datum, Apoyo y CPI coinciden en el crecimiento de la intención de voto a favor del ex presidente Alejandro Toledo con miras a las elecciones presidenciales del 2011.
(0)
EL SUBE Y BAJA DE TOLEDO Y CASTAÑEDA

Quien lideraba y aún sigue liderando la intención de voto presidencial es el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, pero ya no goza de los altos porcentajes de meses atrás.

En tanto, la aprobación a su gestión ha experimentado un evidente bajón, que se entiende por los cuestionamientos por las presuntas deficiencias técnicas y los sobrecostos en la construcción del Corredor Vial Metropolitano.

Un atribulado usuario del transporte público limeño me comentó que el subir al Metropolitano durante sus recorridos de prueba, le hizo recordar la época de los llamados “Ikarus” de Enatru, aquellos largos buses acoplados que circulaban por la Vía Expresa, conocidos como los buses “acordeón”, que en lugar de gas usaban gasolina. Sostiene que es “la misma chola con otra pollera”.

Pero lo que realmente importa es el informe de la Contraloría. Los resultados del primer examen especial de este organismo revelaron una serie de omisiones técnicas y el uso ineficiente de los recursos públicos durante la construcción de los tramos I y II del Corredor Sur del Metropolitano.

El informe de la Contraloría indica que las obras de construcción se realizaron “incumpliendo los requerimientos técnicos mínimos del diseño geométrico”, sobre todo en las curvas, deficiencia que pondría en peligro a los vehículos que transitan y “no garantiza la vida útil del pavimento”.

Esta y otras perlas de la administración de Castañeda han repercutido negativamente en la desaprobación de su gestión, con la consecuente disminución de sus posibilidades de convertirse en el próximo presidente constitucional del Perú.

Si bien es cierto que Castañeda todavía goza de una aceptable intención de voto, esta ha disminuido notoriamente y todo parece indicar que no le será nada fácil remontar en las encuestas.

Además, no hay que olvidar que no necesariamente quienes empiezan primero en una campaña, terminan ganando una elección. El mayor ejemplo: Lourdes Flores Nano, a quien se le quemó el pan en la puerta del horno en dos oportunidades.

Aunque ella figuraba como favorita para pasar a la segunda vuelta en la elección presidencial del 2001, fue Alan García Pérez quien le arrebató la posta y enfrentó a Alejandro Toledo Manrique, quien finalmente resultó ganador.

La derrota no la amilanó y volvió a tentar la Presidencia de la República en el 2006. Cuando inició su campaña electoral, su nombre ocupaba los primeros lugares en los sondeos de opinión, pero contra todo pronóstico, nuevamente Alan García le arrebató el triunfo y fue él quien pasó a segunda vuelta enfrentando a Ollanta Humala, a quien venció.

EN LA REPETICIÓN ESTÁ EL GUSTO

Pero a diferencia de Castañeda, quien sí avanza a paso lento pero seguro es Toledo. Muchos analistas políticos sostienen que el retiro de Lourdes Flores de la contienda electoral presidencial –quien ha optado por el sillón municipal limeño- ha repercutido positivamente en el ex mandatario, quien incluso ha sobrepasado en algunas encuestas a Ollanta Humala.

Y es que todo parece indicar que muchos simpatizantes de la ex candidata presidencial que apostaron por ella en las dos últimas elecciones generales, prefieren endosar sus votos a Toledo que a Castañeda, ex aliado político de Lourdes. No en vano y por puro gusto, Toledo está apoyando abiertamente la candidatura de Flores Nano a la comuna limeña.

Opté por constatar personalmente esta teoría, para lo cual apliqué mi propia encuesta a gente cercana a mí y no tan cercana también. En resumen, esto es lo que pude deducir:

- Ollanta ya fue y no pasaría a segunda vuelta.
- Keiko sí pasaría a segunda vuelta pero no ganaría.
- La hija del ex presidente Alberto Fujimori disputaría la victoria con Toledo, quien le arrebataría la segunda vuelta a Castañeda, como lo hizo Alan García con Lourdes Flores.

Los que respondieron que prefieren a Toledo que a Castañeda eran -en su gran mayoría- simpatizantes de Lourdes. Les pregunto: ¿y por qué Toledo?, ¿por qué no darle oportunidad a otra persona? La respuesta casi unánime fue que no hizo un mal gobierno.

Y es que si bien durante el gobierno de García hubo un incremento de la capacidad adquisitiva de un porcentaje de peruanos, lo cierto es que la población ha sido golpeada por el progresivo aumento de los precios de los alimentos.

Porque no se podrá negar que el aceite, el pollo, el arroz, el azúcar y el pan, alimentos de primera necesidad, cuestan más de lo que costaban en el gobierno de Toledo.

Y a una ama de casa de un pueblo joven no le importa en demasía que la crisis internacional pueda haber repercutido en el alza de los precios; simplemente le interesa que con el mismo dinero que adquiría productos durante el régimen de Toledo, ya no le alcanza durante el gobierno de García, lo cual beneficia al líder de Perú Posible.

De eso se está agarrando Toledo para subir los puntos a su favor que le dejarían expedita la vía para volver a Palacio de Gobierno. Sin embargo, todavía falta mucho por recorrer y en el camino todo puede suceder.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan