Banner Tuvivienda
Sábado 24 de octubre 2020   |   Contáctenos
REVISTA

Jimena Navarrete

Miss Universo en tiempos de guerra
Mexicana es la máxima soberana de la belleza femenina mundial y su elección trae felicidad y esperanza a sus paisanos.
(0)
Jimena Navarrete

La victoria de la mexicana Jimena Navarrete no pudo haber llegado en un mejor momento. El país azteca cumple 200 años de vida republicana y 100 años del inicio de la revolución, por lo que su elección, poco antes del 15 de setiembre, es la cereza del pastel de las celebraciones.

Así lo han confirmado los distintos medios especializados que recalcan la belleza de esta tapatía de 21 años y nutricionista que, vale decirlo, no era la favorita, pero supo imponerse por su temple en la pasarela.

Hasta el último momento, la favorita era la Miss Filipinas que decepcionó a la audiencia al contestar a una de las preguntas de los jueces sobre el mayor error que cometió en su vida. Tantito soberbia, Venus Raj dijo que consideraba que “nunca” lo había cometido gracias a los consejos de su familia. Tremenda patinada que le valió estar fuera de las tres finalistas.

Más serena, Navarrete digirió mejor la pregunta sobre el efecto que tiene el uso del Internet no supervisado en los jóvenes.

“Creo que Internet es una gran herramienta necesaria en estos tiempos, pero también es cierto que la familia debe inculcarle a los jóvenes valores para que ellos puedan hacer un buen uso de la red”, dijo Miss México. 

Fue un gol de media cancha, según algunos periodistas especializados en el concurso de belleza más importante del mundo con una audiencia de más de 20 millones de personas –seis solo en Estados Unidos–.

Los escépticos del certamen han señalado que Navarrete solo tuvo suerte y que ello no prueba la inteligencia de la concursante. En realidad, recalcan algunas feministas, el concurso nunca ha estado asociado a las neuronas, pero sí a la exhibición de sensuales trajes de baño y vestidos de noche.

CAMPAÑAS IMPORTANTES

Pero, si bien es cierto, Miss Universo está determinada por cuestiones tan frívolas y subjetivas como la belleza femenina, la ganadora del concurso está involucrada en campañas tan importantes como la lucha contra el SIDA o la eliminación de minas antipersonas.

La atención mediática que supone la reina estimula la entrega de dinero a raudales que necesitan para las distintas campañas sociales, y ello, en sí, ya hace la diferencia.

Para su año de reinado, Jimena Navarrete no la tiene fácil. Además, de sus compromisos con la fundación Trump –dueña del certamen– la Miss Universo puede elegir campañas con las que se siente identificada y este podría ser mejorar la imagen de México a nivel internacional.         

El país azteca, dueño de interminables paraísos geográficos y una cultura milenaria, está siendo golpeado por la violencia de los cárteles de la droga.

Según, informes de las autoridades, desde que el presidente Felipe Calderón le declaró la guerra a los narcos en el 2006 han muerto más de 24,000 personas, en especial en poblaciones cercanas a la frontera con Estados Unidos.

El país, que lidia con una severa crisis económica por efecto del crash financiero estadounidense y la aparición en el 2009 de la gripe AH1N1, teme perder aún más los ingresos que supone la llegada de millones de turistas extranjeros y que el año pasado superaron los US$11,000 millones. 

A menos turistas, menos dinero, menos trabajo, señala el gobierno. Así, la elección de Navarrete podría evitar –aunque sea un poco- la debacle.

En una de sus primeras palabras tras su elección, la nueva Miss Universo mandó un mensaje para aquellos que tienen una imagen negativa de su país por la narcoviolencia: “No es un problema solo de México, sino del mundo. En mi país hay más cosas buenas que malas, más gente buena queriendo luchar por superar todo eso y mejorar la situación. El presidente Calderón y su equipo de gobierno están haciendo lo que pueden por eliminar ese problema”, afirmó Navarrete a la cadena CNN.

La Miss Universo también ha dicho en qué otras cosas podría ayudar a sus paisanos, como el combate contra desórdenes alimenticios. Es un tema que le fascina, por su carrera, y por el hecho de que México ocupa el primer lugar en obesidad infantil, superando ampliamente a Estados Unidos.

“Si a los niños les enseñamos matemáticas y español, ¿por qué no enseñarles también como alimentarse? Eso prevendría muchas cosas en el futuro”, ha dicho la reina de belleza, originaria de Jalisco, la tierra del mariachi y el tequila.

Aunque todavía no se sabe a ciencia cierta cuál será la agenda final de Navarrete, el interés por los graves problemas que viven sus paisanos ya dicen mucho de Jimena Navarrete. Una reina de belleza acorde a estos tiempos de guerra y muerte. Suerte.

Participa:
COMENTARIOS
0 comentarios      
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |